domingo, 19 de febrero de 2017

Una introducción histórica al Death Metal.


Por Simón García López.

INTRODUCCIÓN

Antes de nada me gustaría aclarar que este artículo, que nace por mi pasión por el metal y el Death en concreto, y por intentar transmitir y acercar conocimientos, información, etc., a quienes les resulte de interés el tema, no pretende sentar cátedra sobre nada ni mucho menos, ni ser terriblemente exhaustivo. Son notas generales e introductorias a un estilo rico y complejo, lleno de variantes interesantes y diversas, que sí trata de ser lo más riguroso posible con el dato. 


En lo que a Death metal se refiere, en los últimos años ha habido muchas iniciativas y muy interesantes por plasmar negro sobre blanco lo que es este estilo, por contar sus orígenes, historia y desarrollo, y mediante la pequeña bibliografía seleccionada que aporto al final, creo que si realmente a alguien le apasiona este movimiento, o si por este artículo consigue despertar esa pasión que muchos tenemos, debería profundizar a través de las lecturas que recomiendo. 

Si existe alguna errata o imprecisión espero la sepáis perdonar. Por último, seguro que habrá personas que tengan una visión o punto de vista diferente respecto a ciertos aspectos susceptibles de interpretación o discusión. Si esto sirve para abrir un debate y hacer que todos podamos aprender con respeto y tolerancia, bienvenido sea. 



DEATH METAL

Ir atrás en el tiempo es un viaje infinito, tedioso y arduo. Por este motivo no voy a empezar hablando de dónde nace el metal, cosa que todos más o menos sabemos. 

Comenzaré sin entretenerme mucho en la primer lustro de los 80 del pasado siglo, con el Thrash en plena efervescencia, con el metal en plena fase de radicalización, con la clara aspiración de ir cada vez más rápido, de ser cada vez más extremo, pesado y oscuro, con un grupo de jóvenes imbuidos en la aspiración de ir más allá, de no seguir los cánones establecidos. De hacer algo que nadie había hecho hasta ese momento. Gracias a ese afán de superación el Death metal, asumiese ese nombre como etiqueta u otro diferente, era el paso lógico e inevitable de la evolución. La necesidad de tocar cada vez más brutal y veloz. En resumen, no era más que el paso lógico en la evolución del metal hacia derroteros cada vez más potentes y oscuros.

El Death metal nació en la época en la que los cassettes y las cartas eran la forma de comunicación y expansión del underground. Volaban de un lado a otro del Atlántico, cruzaban países y fronteras poniendo en contacto a jóvenes de todo el mundo, jóvenes que en ese momento no eran más que reductos invisibles de un movimiento, que contra todo pronóstico, llegaría a tener un protagonismo máximo en el desarrollo del metal mundial. 

Los comienzos suelen establecerse con los primeros trabajos de dos bandas que marcarán un punto de partida indudable como son Possessed y Mantas, las dos bandas americanas, la primera de San Francisco y la segunda de Florida. Mantas cambiarían al poco de formarse su nombre para pasar a la historia del metal universal como Death,  la ciudad de Florida como una de las mecas mundiales del estilo gracias a la gran cantidad de grupos que de allí han surgido, y los Morrisound Studios de los hermanos Jim y Tom Morris, como centro casi mundial del sonido del estilo, donde el gurú Scott Burns ayudaría con su trabajo a crearlo y definirlo. La inmediata leyenda que se generó alrededor de ese foco musical y cultural hizo que bandas de todo el mundo deseasen grabar allí sus discos en busca de ese sonido. Por allí pasaron por ejemplo Gorguts desde Canada, Sepultura desde Brasil, Cancer o Napalm death desde Ruino Unido o nuestros Legion en 1992 quienes allí grabaron su último disco titulado “Laberinth of problems”. Como anécdota, se dice que allí coincidieron con Deicide, que estaban en pleno proceso de grabación de su nuevo disco y a Glen Benton le gustó tanto el nombre del grupo español que lo utilizó para titular su segundo disco. 

Sepultura

Volviendo al tema, el término Death metal proviene de la primera demo de Possessed de 1984 titulada Death Metal y también, aunque en menor medida, de la primera demo de Mantas Death by metal regrabada más adelante ya con el nombre de Death. 

Se considera que Possessed son los creadores del primer disco de Death metal de la historia en el año 1985 titulado Seven Churches. Los caminos de Possessed con el tiempo se decantaron más por el Thrash, estilo que se iba radicalizando cada vez más, igualándose la propuesta musical de los americanos a la de los primeros trabajos de los thrashers alemanes Sodom, Kreator o Destruction y la aparición del “Reing in blood” de Slayer o el Thrash extremo de Dark angel. Por eso con el tiempo a Possessed se los ha terminado considerando Thrash/Death. 

Otros grupos precursores del estilo fueron Necrophagia, gran influencia para el desarrollo del Death primigenio, los canadienses Slaughter, y los brasileños Sepultura y Sarcófago. En los primeros trabajos de estos últimos se deja entrever el aura del estilo, aunque en el caso de los brasileños, como le había ocurrido a Possessed, terminaron evolucionando hacia el Thrash a medida que fueron definiendo su sonido y estilo. 

La gran diferencia entre todos estos grupos y Death, exceptuando Necrophagia, quienes nunca tuvieron la calidad suficiente para mantenerse como referencias en el tiempo, siempre fue que Death navegó dentro del Death metal a lo largo de toda su carrera. Cada disco era una evolución en su estilo y sonido. Cada disco una pieza única e innovadora que influía a toda la escena inevitablemente. Nadie ha influido más en este estilo que Death. La constante evolución llevó al grupo de Schuldiner hacia el Death técnico puliendo y afilando el sonido a cada entrega, siempre con la voz característica de Chuck que se afiló en la misma medida que su música. Sin duda, su último “The sound of perseverance”, sea al más alejado del estilo, pero es una obra grandiosa donde el propio título del disco es una declaración de intenciones. 

El Death metal más clásico introducía ritmos de batería a la misma velocidad que el Thrash y profundizaba en los cambios de ritmos lentos, pesados y tenebrosos, acompañados de punteos cargados de virtuosismo y teclados tétricos. Además se diferenciaba de los demás estilos en el uso de voces rasgadas en tonos más graves y extremos, utilizando efectos que enfatizasen el aura terrorífica y agresiva que se pretendía transmitir, una temática mucho más oscura y lúgubre, casi siempre relacionada con temas relativos a la muerte, que cualquiera de los estilos existentes hasta la fecha. Con “Scream bloody gore” y quizás en mayor medida con el “Leprosy” de 1988, Death sentaron las bases musicales y características perfectas de un estilo que nunca dejó de evolucionar.

Death

Evoluciones y ramificaciones

Un paso importante en la evolución y diversificación del Death metal fue la introducción de una técnica de batería llamada blast beat, una evolución necesaria en el ritmo Thrash de toda la vida para poder tocar cada vez más rápido que consistía en golpear simultáneamente el bombo y un plato, intercalando un golpe de caja y hacerlo a la mayor velocidad posible. Esta técnica se exportó del Reino unido, de un estilo emergente también que se denominó Grindcore y que era una ramificación extrema del punk, Discharge a toda velocidad, creada por los ingleses Napalm death en su “Scum” de 1987. Aquellos Napalm death estaban formados en sus formaciones iniciales por un elenco extraordinario de músicos que con el tiempo desarrollaron y fundaron sus propios proyectos musicales, crearon estilos e influenciaron a medio mundo con su música. Músicos como Lee Dorrian de Cathedral precursores del Doom y porteriormente del Stoner sabatero; Bill Steer de Carcass, creadores del Goregrind y más adelante influencia del Death melódico de Goteborg y al final del Death and roll con su controvertido “Swansong”; Justin Broadrick fundador de los industriales y enfermizos Godflesh, o Nicholas Bullen y Mick Harris fundadores de los también industriales Scorn. Este último como batería fue el primero que desarrolló el blast beat.

Morbid Angel fueron el primer grupo de Death metal en incluir la velocidad extrema a través del blast beat en sus discos y Pete Sandoval el batería encargado de ejecutarlo. Un auténtico adelantado a su tiempo en cuestión de baterías extremas. “Altars of madness” supuso un hito a la altura de “Seven churches” o “Scream bloody gore” en el Death y diversificó el estilo creando dos maneras de entenderrlo: la rápida de Morbid y la más lenta y pesada de Death, Autopsy u Obituary. Grupos como Bolt thrower en su segundo disco “Realm of chaos”, Deicide, Napalm death, que habían evolucionado del Grind al Death tras numerosos cambios de formación en su “Harmony corruption”, o los alemanes Atrocity con “Hallucinations” y su locura Death técnica fueron seguidores de esta evolución implantada por el grupo de Florida, que en 1991 editaría “Abominations of desolation” disco de 1986 descartado en aquella época donde ya se apreciaba la inclusión de pequeñas partes de blast beat, aunque en ningún caso tan bien ejecutadas como lo hacía Mick Harris en aquella época o lo haría Sandoval poco después. 

La segunda gran diversificación del Death fue la motivada por la inclusión de guturales profundos. Con Possessed y Death el estilo vocal estaba marcado por el uso de voces rasgadas agresivas y violentas, pero Kam lee con Massacre, que había estado con Schuldiner en Mantas y Death entre los años 1984/85, fue un paso más allá, convirtiéndose en precursor e influencia de una manera de cantar que se denominó Death growl y que poco tardó en penetrar en el Death, sobre todo a través de la vertiente inglesa con Bolt thrower, Benediction o Napalm death ya con Barney Greenway como vocalista. 

Como había ocurrido en el caso de la introducción del blast beat, la influencia que Lee Dorrian de Napalm death en “Scum” y Bill Steer, sobre todo como segunda voz de Carcass en “Reek of putrefaction” ejercieron desde el Reino Unido, ayudaron a desarrollar ese marcado estilo de cantar gutural. Bill Steer y Jeff Walker le pusieron voz a todo el Goregrind posterior con su mezcla de voces rasgadas y guturales llenos de efectos. 

La última gran evolución del “Death Growl” fue la que cantantes como Frank Mullen de Suffocation y sobre todo Chris Barnes de Cannibal corpse desarrollaron en discos como “Effigy of the forgotten” el primero o “Butchered at birth” o “Tomb of mutilated” el último, llevando ese registro a un nivel de guturalidad superior, nunca antes escuchado y que influenció enormemente al siguiente paso evolutivo del Death en busca de caminos más extremos. El Brutal death.

Cannibal Corpse en Wacken 2010

El Death sueco

Suecia supo crear un estilo de Death metal propio con unas características muy claras. Sonido sucio y potente. Las claves para sonar así son simples, en palabras de músico y escritor Daniel Ekeroth (Insision, Dellamorte, Usurpress) autor de la biblia del Death metal sueco “Swedish death metal”: una guitarra Gibson a ser posible y lo más importante, un pedal Heavy metal de Boss con todos los niveles al máximo. En este punto es muy claro a la hora de excluir al Metal zone como pedal útil para conseguir “el sonido”. No hay más. El resultado es extremadamente brutal. Sonido podrido, potente y roto.

Como había ocurrido en Florida, la explosión del Death metal sueco se lanzó para el mundo desde en una ciudad concreta, unos estudios concretos y de manos de un productor concreto: Estocolmo, los Sunlight Studios y Tomas Skogsberg. De ahí salieron todos los grandes grupos suecos de Death metal. Las primeras bandas en grabar en los míticos estudios por orden fueron Tiamat con “Sumerian cry”, Entombed con “Left hand path”, y Carnage con su “Dark recollections”, aunque curiosamente por fechas de edición fueron inversas en este sentido a las de grabación. 

Entombed A. D. en el Mutant Fest (Asturias)

El Death sueco se caracterizaba por el uso de la distorsión de guitarra ya comentada, por el uso de ecos en las voces dando esa marcada sensación de ultratumba, por ser mucho más “punk” en general, menos técnico que el americano, un Death que parte de un concepto más primitivo y directo invadido de pasaje oscuros y atmosféricos creados con efectos de guitarra o teclados, y en general por la nula inclusión de blast beats, característica que en gran medida acabó invadiendo el Death metal mundial.

En el resto de Escandinavia, Finlandia fue otro país donde el Death se desarrolló en gran medida y con las características del sueco, creándose una gran cantidad bandas que editaron sus primeros trabajos a principios de los 90, posteriormente a la explosión sueca. De Finlandia destacaron bandas como Convulse quienes fueron los primeros en editar un disco de Death metal en su país con el clásico “World without god” de julio de 1991. Posteriormente destacaron trabajos de bandas como Funebre con su “Children of the scorn”, Sentenced con “Shadows of the past”, Purtenance con “Member of inmortal damnation” y la obra culmen desde mi punto de vista del Death metal finlandés “Slumber of sullen eyes” de Demigod.

En Noruega el Death metal fue absorbido por la irrupción del Black metal, a pesar de que Dark throne, primeros en editar un disco de lo que se conoce a día de hoy como Black metal noruego, habían comenzado por los senderos del Death con su “Soulside Journey” con el año 1991 recién nacido, también producido por Skogsberg. 

En Dinamarca el estilo se desarrolló más tarde, con un sonido evolucionado y propio más brutal, pesado y cortante lleno de riffs aplastantes de la mano de grupos como Konkhra (su primer disco también es de Skogsberg), Illdisposed, o Iniquity.

Otras escenas importantes y emergentes a principios de los 90 eran la inglesa con grupos ya mencionados que evolucionaron al Death como Napalm death o Carcass, sumados a Bolt thrower, Benediction o Cancer entre otros, la holandesa representada con grupos como Sinister, Gorefest, Asphyx o los americanizados Pestilence, y la austríaca encabezados por Pungent Stench y Disarmonich orchestra. 

En nuestro país el estilo tuvo cierto impacto a principios de los 90 apareciendo bandas como Necrophiliac, Absorbed, Avulsed, Unnatural, Obscure, Fermento o Haemorrhage (estos últimos volcados en el Goregrind y que siguen en activo), bandas en general, excepto Avulsed o Fermento, que por desgracia no tuvieron continuidad, editando algunas un primer y único disco, y la mayoría no pudiendo llegar a hacerlo. 

Illdisposed en el Milwookis Metal Fest de Santader en 2007

Discografía básica desde los orígenes a 1992

(No incluye demos, minis o EP´S. Entre corchetes al lado de los títulos es el número de disco del grupo y entre corchetes al lado de los títulos aparece la fecha concreta de edición siempre que se haya encontrado el dato exacto.)


1985:

Possessed – Seven Churches (16 de octubre) 

1986:

Possessed (II) – Beyond the gates (31 de octubre)
Sepultura – Morbid visions (10 de noviembre)

1987:

Necrophagia – Season of the dead (febrero)
Death – Scream bloody Gore (25 mayo)
Sarcófago – I.N.R.I (agosto)
Slaughter  - Strappado

1988:

Bolt thrower – In battle there is no law (12 junio)
Pestilente – Malleus Maleficarum (septiembre)
Death (II)– Leprosy (16 de noviembre)

1989:

Autopsy- Severed survival (24 de abril)
Morbid Angel – Altars of madness (12 de mayo)
Obituary- Slowly we rot (14 de junio)
Bolt thrower (II) – Realm of chaos (28 de octubre)
Pestilence (II) – Consuming impulse (25 diciembre)
Defecation – Purity dilution

1990:

Carnage - Dark recollections (febrero)
Merciless – The awakening (febrero)
Death (III) – Spiritual healing (16 de febrero)
Pungent Stench - For god your soul... for me your flesh (9 de abril)
Cancer – To the gory end (15 mayo)
Atheist – Piece of time (mayo)
Entombed – Left hand path (4 de junio)
Tiamat – Sumerian cry (7 de junio)
Deicide – Deicide (24 de junio)
Napalm death (II)– Harmony corruption (1 de julio)
Cannibal Corpse - Eaten back to life (16 de agosto)
Nocturnus – The key (agosto)
Benediction – Subconcious terror (2 de septiembre)
Obituary (II) – Cause of death (19 de septiembre)
Atrocity – Hallucinations (15 de octubre)
Master – Master 
Necrophagia (II) – Ready for death 

1991:

Dark throne – Soulside journey (13 de enero)
Desecrator – Subconscious release (28 de enero)
Bolt thrower – War master (febrero)
Therion – Of darkness… (febrero)
Asphyx – The rack (13 de abril)
Autopsy (II) – Mental funeral (22 de abril)
Morgoth – Cursed (24 de abril)
Malevolent creation – The ten commandments (24 de abril)
Unleashed – Where no life dwells (1 de mayo)
Cancer (II) – Dead shall rise (24 de mayo)
Dismember – Like an ever flowing stream (29 de mayo)
Cannibal corpse (II) – Butchered at birth (30 de junio)
Massacre – From beyond (1 de julio)
Morbid angel (II) – Blessed are the sick (5 de julio)
Edge of sanity – Nothing but death remains (9 de julio)
Immolation – Dawn of possession (19 de julio)
Convulse – World Withoul god (julio)
Grave – Into the grave (1 de agosto) 
Gorefest – Mindloss (11 de agosto)
Sorcery – Bloodchilling tales (agosto)
Tiamat (II) – The astral sleep (1 septiembre)
Morbid angel (III) – Abominations of desolation (2 de septiembre. Grabado en 1986)
Pestilence (III)– Testimony of the ancients (6 de septiembre)
Gorguts – Considered dead (8 de octubre)
Suffocation – Effigy of the forgotten (8 de octubre)
Pungent stech (II) – Been caught buttering (10 de octubre)
Benediction (II) – The grand leveller (10 de octubre)
Death (IV) – Human (22 de octubre)
Carcass (III) – Necroticism (30 de octubre)
Entombed (II) – Clandestine (12 de noviembre)
Broken hope – Swamped in gore (20 noviembre)
Deceased – Luck of the corpse (diciembre)
Carbonized – For the security (diciembre)
Jumpin jesus – The art of crucifying
Master (II) - On the seventh day god created... Master
Funebre – Chidren of the scorn
Revenant - "Prophecies of a Dying World" 
Authorize  - "The Source of Dominion" 
Viogression - "Expound and Exhort" 
Mega Slaughter - "Calls From The Beyond" 
Blasphereion - "Rest in peace" 

1992:

Sinister – Cross the styx (1 de enero)
Therion (II) – Beyond sanctorum (enero)
Deicide (II) – Legion (1 de marzo)
Malevolent creation (II) – Retribution (1 de abril)
Obituary (III) – The end complete (21 de abril)
Grave (II) – You´ll never see (1 de mayo)
Incantation – Onward to golgotha (5 de mayo)
Monstrosity – Imperial doom (26 mayo)
Fleshcrawl – Descend into the absurd (8 junio)
Napalm death (IV) – Utopia banished (23 de junio)
Cemetary – An evil shade of grey (junio)
Merciless (II) – The treasures within (1 de julio)
Vital remains – Let us pray (21de agosto)
Comecon -  Megatrends in brutality (agosto)
Fear Factory – Soul of a new machine (8 de septiembre)
Cannibal corpse (III) – Tomb of the mutilated (22 de septiembre)
Atrocity (II) – Todessehnsucht (22 de septiembre)
Hypocrisy – Penetralia (5 de octubre)
Autopsy (III) – Acts of the unspeakable (12 de octubre)
Gorefest (II) – False (15 octubre)
Asphyx (II) – Last one on earth (octubre)
Bolt thrower (IV) – The forth crusade (octubre)
Amorphis – The karelian isthmus (1 de noviembre)
Vader – The ultimate incantation (16 de noviembre)
Nocturnus (II) – Thresholds (18 diciembre)
Demigod – Slumber of sullen eyes (diciembre)
Sentenced – Shadows of the past
Purtenance – Member of immortal damnation
Cenotaph (Mex.) - The Gloomy Reflection of Our Hidden Sorrows 
Disastrous murmur – Rhapsodies murmur 
Baphomet – The dead shall inherit
Vermin - "Plunge into Oblivion" 
Solstice – “Solstice”
Morpheus Descends - "Ritual Of Infinity" (diciembre)
Paralysis - "Patrons Of The Dark" 
Epitaph - "Seeming Salvation" 
Afterlife - "Surreality"
Necrophiliac – “Chaopula - Citadel of Mirrors”

Discos de interés relacionados con el Death de otros estilos 

Grindcore/Goregrind:

Napalm Death – Scum (1 de julio de 1987)
Carcass – Reek of putrefaction (julio de 1988)
Napalm Death (II) – From enslavement to obliteration (16 de septiembre 1988)
Repulsion – Horrified (29 de mayo 1989)
Carcass (II) – Symphonies of sickness (4 de noviembre 1989)
Terrorizer – World Downfall (13 de noviembre 1989)
Macabre  - Gloom (1989)
Impetigo – Ultimo mondo canivale (febrero de 1990)
Brutal Truth – Extreme conditions demand extreme responses (6 de octubre 1992)
Impetigo (II) – Horror of the zombies (1992)
Brujería – Matando güeros (1993)


Death/Doom/Gothic

Paradise lost – Lost paradise (5 de febrero de 1990)
Paradise lost (II) – Gothic (19 de marzo de 1991)
Cathedral – Forest of equilibrium (6 de diciembre de 1991)
My Dying Bride – As the flowers withers (22 de mayo de 1992)
Tiamat (III) – Clouds (1 de septiembre 1992)
Anathema – Serenades (febrero de 1993)
Therion (III) - Symphony masses ho drakon ho megas (abril 1993)
Katatonia – Dance of december souls (14 de diciembre de 1993)
Amorphis (II) – Tales from the thousand lakes (1 de septiembre de 1994)


Death melódico (Goteborg)

At the Gates – The red in the sky is ours (27 de julio de 1992)
Dark Tranquility – Skydancer (30 agosto de 1993)
In Flames – Lunar Strain (1 abril de 1994)


Bibliografía recomendada

Ekeroth, Daniel, Swedish Death Metal, Bazilion Points Books, 2006
Mudrian, Albert, Choosing death: The improbable history of Death Metal
        and Grindcore, Feral House, 2004.
Rubio, Salva, Metal extremo: 30 años de oscuridad (1981-2011), Editorial Milenio, 2011. 
Rubio, Salva, Metal extremo 2: Crónicas del abismo (2011-2016), Editorial Milenio, 2016.


© Diario de un Metalhead 2017.

Más DEATH METAL aquí.