domingo, 12 de junio de 2016

FIN DE CICLO. 21.05.2016. SIX BURNING KNIVES + STADO KRÍTICO + UNEXPECTANCE. Crónica y fotos.


By Larry Runner.

Noche de metal en La Calleja. SIX BURNING KNIVES llegaban desde Villarreal con su arriesgada propuesta, un poco a la aventura. Sabían que era arriesgado, pero no se vinieron atrás. Otros muchos deberían aprender y ser un poco más serios en ese sentido. 


Acompañando en el cartel, dos bandas locales, una de las cuales STADO KRITICO se movió bastante en los días previos al concierto para intentar que la gente acudiese. UNEXPECTANCE en ese sentido, suspendieron. Hay que promocionarse más y mejor. No vale solo con tocar. Tocar y luego no anunciarse no sirve de nada. De poco sirve ser el puto amo si nadie se entera de ello. Acabarás chamuscándote en el local. Luego nos quejamos.

Unexpectance

Tras la reprimenda a UNEXPECTANCE, y espero que no se me enfaden porque me encanta su música y los quiero un huevo, voy a intentar contar un poco como lo viví. Adelantando que precisamente UNEXPECTANCE están trabajando en su disco de debut y que vendrán a Diario de un Metalhead a presentarlo en radio en cuanto nos sea posible. 

Abrieron precisamente ellos, creo que con muy buen criterio. Eso sí, con retraso, demasiado para mi gusto. Como es habitual en Oviedo, se les recibió con frialdad. Quizás les faltó público más cercano, que fuese a verles a ellos. No hubo forma de calentar al respetable, y mira que lo hacen bien.

Unexpectance

Duros a morir, no pierden la melodía en ningún momento. Ya les había visto antes, pero era la primera vez con Dani Larriet a la voz, al que conoceréis por ser el vocalista de Teksuo en los comienzos del grupo. Desde que le vi en Gijón hace años con su exbanda presentando Threnos que soy fan suyo, y lo sabe. Me encanta como cambia de voz, la facilidad y habilidad que tiene para ello pasando de gutural a lo que él quiera. El desparpajo, la sencillez, el que parece que ha nacido para ser vocalista. Le falta un poco más de caradura, de frontman, de mala hostia a la hora de presentar los temas y de intentar calentar al público. Me dedicaron Quiasma, bueno, me la dedicó él, y la verdad que de lo que sonó -tengo ganas de poder escuchar su ep- fue lo mejor de la noche. Son muy intensos, pero la melodía no la pierden nunca. Pronto los podréis escuchar en condiciones, aunque para que os hagáis una idea, creo que pueden gustar mucho a los amantes de sonidos tipo Black Daliah Murder. Tienen un par de cortes en el Soundcloud .El ep os gustará. Stamper al bajo luce como un guitarrista más y junto con Fran y Nacho montan una barrera de sonido muy contundente, pero, lo dicho, sin perder la melodía nunca. A día de hoy, sinceramente, creo que es la banda nueva con más futuro por delante en Asturias. A ver en qué se queda. Stamper, mueve el culo, queremos el disco ¡ya! ¡ Lo necesitamos!

Six Burning Knives

SIX BURNING KNIVES fueron los siguientes en actuar. Acertaron de pleno en no ser los últimos. Son muchos los grupos de fuera que vienen y no lo ven. Ellos sí lo hicieron. Es mejor que cierre uno de los grupos de casa, si no, corres el peligro de que vean a los locales y se piren. El público a veces es así, van a un concierto a ver lo que ya conocen y luego se va. Nunca entenderé esa actitud. Coño, si viene una banda de a tomar por culo, que quizás no tengas otra oportunidad de ver de cerca nunca más, aprovecha ahora que ya estás. Total, para tomarte una birra, te la tomas viendo música en vivo.

SIX BURNING KNIVES me encantaron. Me enamoraron con su aptitud, pero sobre todo con su actitud. Dio igual que no llegáramos al medio centenar, actuaron de una forma profesional a tope, y en ese sentido dieron una pequeña lección a las dos bandas acompañantes. Llegaron con el show cuidado hasta el más ínfimo detalle, algo que se trabaja muy bien por tierras levantinas. Fíjate si no en cómo cuidan su imagen Noctem, Blood, Killus, [In Mute] con Steffi al frente, etc. Por aquí arriba parece que da vergüenza todo eso, cuando sabemos que la imagen, en todos los sentidos de la vida, es importantísima, y en un grupo de metal no lo es menos. A ver si alguien se piensa que Kiss, Slipknot, Dr. Living Dead o Ghost serían lo mismo saliendo a cara descubierta con unos vaqueros y una camiseta ...

Six Burning Knives

Vestimenta trabajada, con tirantes, camisas blancas y hasta el polvo de las botas estaba preparado. Me sonaron muy industriales y Noel, el vocalista de la banda, hasta se dirige al público en inglés en muchos de los momentos. Tocan sobre una base sampleada y no hay fallo, aunque sí sufren un percance con un pequeño megáfono que iban a utilizar en Steinner. Me dedicaron el hit The Truth y como decimos por aquí, bien que me “prestó”.

Tras la actuación pude charlar un poco con ellos y me encantó ver a gente tan joven con tantas ganas de comerse el mundo y con las cosas tan claras. Ojalá no desfallezcan y sigan luchando por su sueño, son realmente buenos. Os aconsejo su debut Knife Therapy, merece la pena cada segundo de lo que ofrecen en él.

Stado Krítico

Cerraron STADO KRITICO, que pudieron tocar algo más gracias a que SIX BURNING KNIVES redujeron su set-list. Y es que el retraso acumulado entre el comienzo y los cambios, fue muchísimo y se hacía muy tarde, tanto como para tener problemas con vecinos y municipales. 

Se les ve a gusto sobre las tablas, con Adrián aportando la seriedad en la guitarra y Mikel jugando con sus dos voces, algo que hace cada día mejor. Es estupendo verles crecer sobre el escenario, lo asentados y panchos que salen, o al menos esa imagen dan. Es difícil aburrirse con ellos si eres un poco abierto de orejas, y es que su música es de lo más variado en estilos incluso en idiomas, pasando del castellano al inglés sin ningún problema.

Manu, batería, el que es también voz en Get in Tribal, ayuda en todo momento con los coros. Cuando entra en acción al micro -siempre admiré a los baterías capaces de cantar mientras no pierden el ritmo- el sonido se endurece por sus guturales. Me dedicaron Fría Tempestad porque por lo visto en una crónica de otro concierto suyo escribí que “no me cansaba de pincharla en la radio”, y es verdad, aunque tengo que confesar que me emocionaron las palabras de agradecimiento de Mikel, pues yo no recordaba haber escrito similar. Recortaron su repertorio por lo tarde que era y terminaron con No Quiero Respirar. Por el medio se quedaron buenos momentos como el de Inferno, quizás lo mejor de su actuación. Gran tema.

Stado Krítico

Concluyó así una noche de poco público pero de muy buenas bandas. Cinco euros, tres grupos y un sábado. No entiendo que hubiese cosas “mejores” que hacer ... Muchos se lo perdieron.

Por grupos así merece la pena el esfuerzo de un trabajo como el nuestro. Cuando vivo noches así, tengo pena de no ser millonario para meterlos en un bus y salirme de gira con ellos.

Gracias a Nadher POR TODO, a las bandas y al genio de la mesa Pablo Viña, toda la noche gozamos de un excelente sonido.

Pero gracias sobre todo a Pachi, gerente de una Calleja que en el último año nos ha dado más horas de fiesta de las que pudiéramos imaginar nunca. Fin de ciclo para un local al que le cogimos un inmenso cariño tras la infinita tristeza que significó el absurdo cierre de Whippoorwill. No volveré por La Calleja, tras el verano, cierra sus puertas y Pachi regentará nuevo local justo al lado. El otoño gracias a él, será inolvidable.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ CRÓNICAS DE CONCIERTOS aquí.