sábado, 9 de abril de 2016

THE OVIEDO SESSIONS. 01.04.2016. Oviedo. CICONIA. Crónica y fotos.


By Larry Runner.

Era un viernes, pero no uno más. Por vez primera iba a acudir a un concierto de metal instrumental. He visto a miles de grupos en vivo, pero no recuerdo haber acudido nunca a disfrutar de un espectáculo igual. Y es que hay más bandas circulando por el mundo haciendo shows instrumentales, pero de metal, de auténtico metal como lo son CICONIA, muy pocas.

Escribir esta crónica es un auténtico reto, y es que escuché en su día bastante The Moon Sessions y me empapé más de Winterize, pero son discos que uso conduciendo (son geniales para ello), nunca con los títulos delante y a medida que iba transcurriendo el concierto iba tomando notas en mi iphone, pero por miedo a meter la pata, acabé pidiendo el set-list. La verdad que de los once temas que interpretó la banda tenía siete bien apuntados y cuatro en blanco, así que ni tan mal. El no tener una letra que cantar, tampoco ayuda, evidentemente, no puedes saberte los estribillos para ponerte en las notas "la de tal" o "la de cual". Aquí trampas pocas.


El pasado fin de semana en La Calleja el fantástico trío me dejó boquiabierto y mereció muy mucho la pena el esfuerzo de tirarse hora y pico de pie a pesar de que llegué al viernes muy justo de fuerzas y en un estado físico bastante lamentable por culpa del paso por el dentista. Que vivan la química y los calmantes que me permitieron estar presente. Dejad de faltar a las farmacéuticas! jaja.

CICONIA se lo montan muy bien. A día de hoy, tras lanzarse al profesionalismo se han quedado en formato trío, pero se valen y se sobran siendo sólo tres. Sin duda alguna mucho de ese mérito está en la forma de tocar el bajo de Jorge Fraguas. Con sus cinco cuerdas es una guitarra más y no queda un solo hueco sin cubrir. Vale por dos. Es por ello que cuando Javier Altonaga se pone a puntear no se notan vacíos y el vasco se puede recrear sin problemas y sin perjudicar la canción. A la batería Aleix Zoreda le pega duro, más de lo que a veces debiera. Quizás tener a esos dos monstruos delante le motive en exceso. Y es que el tío es un fenómeno pero había momentos en los que creía que si le pegara más suave sería mejor. Raro, ¿verdad? Lo lógico es que suceda todo lo contrario, pues hay mucho aporreador que en vivo no lo es tanto. Pues aquí, al revés, menudo bruto. Quizás también influyera el volumen al que tocaron, un poco alto para mi gusto y para lo que es La Calleja, pero por lo visto y hablando con Pablo Viña, el técnico, que estuvo sobresaliente, el trío lo quería así.

El grupo va soltando una andanada tras otra, dirigiéndose Jorge Fraguas a la audiencia en muy contadas ocasiones. Dividiría el show casi en tres fases. Una primera dura que abrieron con Eloina's Inn y Scarsman. Una segunda más melódica en la que caen los temas más pegadizos y "comerciales" y una final más sesuda donde se acercan más al progresivo y a la enredadera sonora. Evidentemente fue en la parte central del concierto donde más se movió la gente, donde se agitaron cabezas y hubo conatos de pogos, aunque bien es verdad que Jorge y Javier no dudaron en bajarse del tablado para meterse a liarla en el pit y recorrerse toda la sala hasta el fondo. Así que hubo amagos de muñeira también y se organizó guapa con Reel of Trevinca. Es en esa parte central del show donde como digo mejor nos lo pasamos. Fiadeiro, Limbus y la citada Reel of Trevinca sonaron seguidas y las tres son espectaculares.


Todos sabemos de la frialdad del público de Oviedo, diría del asturiano en general y lo que cuesta arrancarle a veces. CICONIA tampoco pudo dar del todo con la tecla, pero bastante hicieron con multiplicar su audiencia por quince con respecto a la visita del pasado año. Supongo que en 2015 vinieron a sembrar y este año han regado la planta. Ojalá pronto comiencen a recoger fruto por aquí, porque no creo que haya nadie que haya estado el viernes en La Calleja al que no le gustasen. Público en el que por cierto había muy pocos heavies, no entiendo por qué. Ellos se lo perdieron. A cambio había caras poco habituales en nuestros conciertos, mucho look de moño en la cabeza y camisas y barbas. Ellos son los que dieron color a la sala y los que hicieron que la visita de CICONIA, una banda de METAL, no fuera un desastre. ¿Tengo que pincharlos más en la radio para que os enganchéis? No provoquéis. Porque si hay una banda que merezca apoyo y respeto en España, quizás sean ellos. Dioses en el escenario y todo lo contrario en el cara a cara. Ya podían aprender otros que van de amigos y ... mejor no decir más.

Sensacionales. La próxima, de verdad, no os los perdáis. Yo ahora me voy a poner Fiadeiro otra vez. Maravillas. Profesionalidad.

Set-list:
1-Eloina´s Inn.2-Scarsman.3-Tentenublo.4-Honey on Thorns.5-The forgotten(2ª parte).6-Fiadeiro.7-Limbus.8-Reel of trevinca.9-Jack O´Lantern.10-A Wolf never comes alone.11-Towards the Valley.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre CICONIA aquí.