viernes, 22 de abril de 2016

PSYCHO THRASH! 08.04.2016 Madrid. CRISIX + DR. LIVING DEAD! + BELLAKO. Crónica y fotos.


Texto y fotos:  Diego Rodríguez Liébanas.

Llegamos antes de que abrieran las puertas a la entrada de la Sala Copérnico donde había bastante gente esperando. Eso sólo puede significar una cosa: la banda que abre interesa. Después de una serie de movimientos fuimos de los primeros en entrar y, para nuestra sorpresa, fue pisar el foso de la sala y dar comienzo BELLAKO su descarga.


BELLAKO
"¡Venga, vamos, los que estamos, a darlo todo, cojones!" nos espetaba Rober micrófono en mano mientras empezaba la interpretación de A Fallo y se movía por el escenario como una fiera enjaulada. Jaula de lujo, por otro lado, debido a las amplias dimensiones del tablao, aspecto que aprovecharon al máximo también los guitarristas Roy y Paltrut pero sobre todo el Negro al bajo, que no paró en ningún momento.



Poco a poco la sala se iba llenando mientras seguían cayendo temas de su EP Infection como Pollos Radioactivos o El precio de existir. El sonido fue bueno desde el principio y la actuación no tuvo altibajos. La banda se sentía cómoda y disfrutando por la sencilla razón de que todo estaba saliendo bien. El empuje tremendo que imprimía Carlos desde la batería con canciones como La muerte, la propia Infection o Mil Recuerdos, además  del buen hacer de Rober calentando a la peña, durante y entre canciones, provocaron los primeros pogos y circle pits. Gran parte del público, además de corear los temas, venía con ganas de montarla y la banda de Mataró se dedicó muy seriamente a darles lo que requerían. Muy buena actuación de BELLAKO aprovechando al máximo su tiempo de actuación.



DR. LIVING DEAD!
Desde Estocolmo llegan directamente con sus máscaras puestas los practicantes de DR. LIVING DEAD! para administrarnos la dosis de Crossover Metal recetada. A través de las iniciales Crush The Sublime Gods y Another Life podemos comprobar que el volumen del sonido se ha reducido un poco pero no la calidad del mismo.

Los doctores, Rad al bajo, Toxic a la guitarra y Slam a la batería, acompañan las arengas de Dr. Mania con determinación e intensidad. El cuerpo del set list lo acapara su último LP Crush The SublimeGods pero también hay espacio para su primera entrega a través de Gremlins Night y Dead End Life. La sala, una de mis preferidas de Madrid, rezumaba energía mostrando un aspecto estupendo.



Creo que ponerse máscaras es interesante desde el punto de vista del misterio y del espectáculo pero puede traer también consigo una merma importante en la interacción con el público al no ver su cara ni sus gestos. Pero… ¿Qué más da lo que piense yo?  La gente, que tenía ganas de acción, no necesitaba mucho para buscar el contacto humano y arriesgarse a pegarse una buena hostia en los circle pits o lanzándose desde el escenario de forma temeraria. Gustaron mucho TEAMxDEADx y Civilized To Death antes de Suffering, la única canción elegida de su segunda entrega Radioactive Intervention, y terminar de petarlo con la habitual Dr. Living Dead! Siguiendo la línea trazada por la banda anterior, la actuación de los suecos estuvo a la altura de su creciente fama.



CRISIX

Siempre me hace gracia, cuando ha habido un par de actuaciones de nivel, que se puede llegar a pensar que el cabeza de cartel va a tener problemas para hacer olvidar a sus teloneros y luego eso no sucede ni de cerca en el 95% de los casos. Y, cómo hemos relatado, en este caso no ha sido porque en las actuaciones previas las bandas no hayan tenido buen sonido. Todo lo contrario. Ya a lo largo de la espera la expectación se podía palpar en el ambiente y los de las fotos éramos conscientes de que nuestra espalda iba a sufrir si queríamos obtener unas buenas instantáneas.



Magnífica idea la de colocar tres plataformas en la parte delantera del escenario con las palabras PSYCHO, CRISIX y WORLD que se iluminaban. Fueron muy utilizadas por los músicos y contribuyeron a darle un aspecto novedoso al escenario.



Al igual que en su reciente From Blue To Black la actuación de Crisix comienza con Conspiranoia y Journey Through The Fire con las que se muestran arrolladores ya de inicio y con un sonido muy bueno. Julián Baz, tranquilo y confiado en sus labores de frontman, ejerce correctamente de maestro de ceremonias anunciando dos antiguas como Rise… Then Rest y Dead By Fistful Of Violence. Además del vocalista, destacan sobre el escenario los guitarristas Albert Requena y Marc Busqué, con dos estilos muy diferentes de vivir el concierto, mostrando el primero mayor preocupación y nerviosismo porque todo salga bien, mientras que el segundo proyecta una sensación de seguridad y tranquilidad. Ni que decir tiene que esas características se trasladan a su forma de interpretar complementándose de forma apropiada.



El listado de canciones elegido para este concierto se basa, como ya estamos viendo, en su última obra de la que sólo se quedaron fuera dos temas. Interpretan Strange y GMM para posteriormente presentar con honores Frieza The Tyrant, homenaje al gran hijo de puta de Freezer de la serie de dibujos Dragon Ball. La siguiente es mi preferida del From Blue To Black y no es otra que la destrozacuellos T-Terror Era… ¡Qué manera de apretar las tuercas!



La actuación empieza a llegar a su parte final con unas contundentes Psycho Crisix World y Fallen que no hacen más que echar más carne en el asador. Con Bring´Em To The Pit, Julián Baz organiza un Wall Of Death espectacular bajándose al foso él mismo a cerciorarse de que todo estaba OK y la cosa se va de madre definitivamente con la última Ultra Thrash.



La comunión entre público y banda fue un hecho durante todo el concierto, y los asistentes, agradecidos después de recibir con creces la tunda que venían a buscar, hubieran ido a destrozar la ciudad si desde el escenario se les hubiera azuzado para ello. Gran éxito de CRISIX en su paso por Madrid. Es un verdadero placer ver su crecimiento desde la anterior vez en el Pounding Metal Fest donde ya me demostraron que tenían mimbres para conseguir algo grande. Van por el buen camino.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre CRISIX aquí.