domingo, 24 de abril de 2016

ELECTRIC FENCE: Motorkiller (2016- Autoeditado)


By Míchel Couz Fernández.

Tras cuatro años de espera los madrileños nos presentan su tercer larga duración donde incluyen nueve canciones en el cual, en mayor o menor medida, nos encontramos desde el rock and roll clásico, al hard rock descansando en un elegante southern rock. Los cinco componentes  hacen una magnifica labor entre la que destaca la personal voz de Gorjo, dotando cada canción de una personalidad única con sus diferentes registros de voz.

Stole the Fire es la mejor elección  para abrir el disco, la base rítmica nos ofrece un ritmo machacón y potente y unos coros muy currados, donde no faltan unos incendiaros solos de guitarra.

Motorkiller nos ofrece un riff rápido y contagioso desde su comienzo con un interesante juego de guitarras destacando una slide imponente. Aunque es la voz rabiosa de Gorjo la que inunda todo el tema como si de una riada se tratara. Una mezcla de hard rock/southern que les ha quedado de maravilla.


What I Am es la joya del disco, pausada, sosegada  puro y autentico southern del sur de Madrid. Un medio tiempo con otro magnifico doble juego de guitarras que se está convirtiendo en marca de la casa. La voz de Gorjo, con sus diferentes matices vuelven a sobresalir incluso en ciertos momentos ataca un falsete que llega a recordar a Justin Hawkins (The Darkness) aunque sin llegar a los extremos del inglés (por suerte). Maravillosa pieza llena de matices que vas apreciando con las escuchas de la misma.

Red Moon Eclipse sigue por las mismas directrices marcadas en los anteriores tres cortes. En esta ocasión lo que más destaca es la magnifica línea de bajo a cargo de Dudu que está presente durante los cinco minutos once segundos que dura el tema. Logrando que sea la canción con mayor robustez del disco, con un tema muy inspirado en el blues.

Don’t Care es el track directo, rápido va al grano con unos coros en segunda línea muy trabajados y uno de los mejores solos de todo el disco. Mantiene una base rítmica machacona y de nuevo la voz se muestra en una línea espectacular. Demostrando una facultades extraordinarias.

Black Widow mezcla unas guitarras sureñas, con un rollo stoniano muy guapo, muy logrado. Unos coros contagiosos como solo los Rolling eran capaces de lograr. Uno de esos temas que cuando te vas a dar cuenta estás moviendo los pies al son de su ritmo enérgico y contagioso.


Hold my Claw on You es el track distinto dentro del álbum. Desde el tono vocal –denso, profundo- por parte de Gorjo  hasta la estructura musical del mismo. Unas guitarras muy rocanroleras a modo de intro hasta que la base rítmica entra en acción para dotar la composición de una densidad muy pronunciada durante todo su desarrollo. El tema más complicado de digerir por su intrínseca estructura, que habla bien de la valentía del grupo a la hora de enfrentarse a este tipo de composiciones.

El ritmo de las guitarras de Turn it On hacen evocar irremediablemente a AC/DC aunque suenan mucho más aceleradas, con más vigor. Incluso la voz tiene cierto toque en varias frases a Bon Scott. Puro hard rock sin concesiones.  Da paso al tema que cierra el disco I’ll Never Turn my Back on You un medio tiempo con una carga emocional intensa. De nuevo, una vez más, la voz de Gorjo alcanza un nuevo registro vocal desconocido hasta es momento. Resulta tan desconocido que incluso se puede a llegar pensar que no canta él.  I’ll Never Turn my Back on You la podríamos considerar como un pequeño resumen de lo que escuchamos en los anteriores ocho temas del track list. Una voz con estilo personal y un amplio registro y, rock sureño, mucho rock sureño hecho con un exquisito gusto musical que debería llevarles a cuotas importantes, todo esto salpicado de R&R clásico y hard rock directo sin muchas florituras.

Edu Morales “Dudu” (bajo) Sergio Gabaldón (Hares) Manolo Vendetta (guitarras) Luis Maldonado (batería) con la nueva inclusión a cargo de Jorge Coello (Gorjo) han logrado un salto cualitativo con Motorkiller. Han sido capaces de conseguir un sonido internacional a pesar de que la producción es sensiblemente mejorable. Un disco que debería llevarles a figurar en un lugar destacado dentro del panorama rockero español si a este no le costara digerir estos sonidos.






© Diario de un Metalhead 2016.

+ CLASSIC ROCK aquí.