miércoles, 27 de abril de 2016

BLASTED TO STATIC: Blasted To Static (2016- Metalapolis)


By Larry Runner.

BLASTED TO STATIC es una nueva banda americana cuyo nombre probablemente no te diga nada de nada, pero si te cito a Racer X, MSG, Badlands, Steelheart o Leslie West, seguro que te suenan y consigo atraer tu atención. Si lo he conseguido, sigue leyendo, porque lo que te voy a contar merece la pena.

Jeff Martin, el vocalista de aquella enorme banda ochentena llamada Racer X es el vocalista de esta nueva formación. Racer X, la leyenda de la que salieron Paul Gilbert y Scott Travis, batería de Judas Priest, casi nada. Jeff Martin era el frontman de aquel fenomenal cuarteto y tras muchos años vagando como batería de Badlands, UFO o MSG por citar algunos, ahora vuelve a tomar el micro. Aquel mozalbete que hizo coros en un tema del Turbo de Judas Priest, tiene ahora 58 años, pero exactamente el mismo tono de voz que cuando en los 80 pilotaba a los Racer X.

Sí, BLASTED TO STATIC suena a aquello que tanto nos gustaba. Jeff Martin evidentemente tiene la culpa, pero recuperar aquella magia no sería posible sin un buen guitarrista, algo que por supuesto tiene esta banda en la figura de Stu Marshall, guitarrista australiano que lleva toda la vida cambiando de banda y que ha estado entre otras muchas en Lord y Death Dealer.


El bajo suena contundente, como todo un muro de sonido de fondo. Lo pone otro veterano, Rev Jones, bajista en el pasado de Steelheart, MSG y Leslie West entre otros. Completa la base rítmica el batería Clay T.

Juntos han logrado devolver la imagen de los originales Racex X, a eso suena este disco de debut titulado como ellos mismos. Si aquella banda te gustaba, a puro huevo que te tiene que gustar BLASTED TO STATIC, pues parecen continuar con el legado dejado por entonces y desaparecido en 2002.


Sí, es increíble la forma en que han recogido la esencia de lo que fue aquello y lo han traído al presente pero sonando bien, de forma más actual y moderna pero conservando todos aquellos detalles de la antigua banda de Jeff Martin.

Fiereza, melodía y virtuosismo todo en uno manteniendo el espíritu de algo que quedó marcado para siempre por lo bueno que era. Muchos son los recuerdos y las sensaciones que han aparecido escuchando este disco con unas guitarras afiladas, agresivas, unos solos desparramantes y sobre todo ello ese tono de voz inconfundible. Sin duda alguna, muy recomendable, aunque tendrás que esperar a finales de mayo para poder adquirirlo. 







© Diario de un Metalhead 2016.

+ Discos de GERMUSICA aquí.