lunes, 25 de abril de 2016

BEETHOVEN R.: A Fuego en la Piel (2016- Rockest Records)


By Larry Runner.

La banda con los huevos más gordos del heavy metal español está de vuelta y yo lo tengo que celebrar. Tengo que reconocer que lo mío con BEETHOVEN R. puede que esté por encima de lo razonable, pero así son las cosas y uno no tiene que pedir perdón por ser fan de una banda.

BEETHOVEN R. desde aquel Ja, Ja, son uno de mis grupos favoritos. Siempre ha habido un hueco en mi corazón para esta banda, porque entre otras cosas se han volcado en la música con honestidad y con estilo. A pesar de los numerosos cambios sufridos en el line-up, que nunca le han permitido tener una carrera continua y que siempre les han hecho luchar entre altibajos, han tenido hits, temazos, que me han enganchado y han hecho que me comprase todos sus discos en cuanto salían.

Sí, reconozco ser amante de BEETHOVEN R. Además Diario de un Metalhead nació como idea viéndoles en vivo en León. Una crónica de aquel concierto publicada en su día en mi perfil de myspace fue compartida por entonces por la banda y la avalancha de lecturas me animó a montar este tinglado que hoy en día es web+radio y que ha sido nombrado como uno de los blogs musicales más influyentes del país, que tiene tela.

Vuelve el quinteto madrileño con un trabajo buenísimo, publicado en un formato digipack de auténtico lujo de la mano de Rockest Records que ocupará lugar destacado en mi estantería. Los detalles de la edición están tratados con mimo, con una gran portada que casi podemos disfrutar como si fuera la de un vinilo en la que aparece un simpático Beethoven dejando su impronta marcada A Fuego en la Piel, que es como se titula esta gran obra, en las posaderas de una joven.


Sí, gran obra. El continente del disco es una maravilla, con un extenso libreto en el que los que hayan perdido vista no tendrán que forzar para leer las buenas letras que nos ofrece la banda madrileña. De todas formas todo eso queda en nada en cuanto introduces el cd, imitación de vinilo, en tu reproductor. Y es que lo bueno, sin duda alguna, es la música que nos ofrecen.

Doce canciones para levantar la moral o quién sabe, quizás algo más. A base de rock n’ roll, diversión y por supuesto, sexo. A Fuego en la Piel es una hermosa colección de odas al buen humor, un llamamiento a pasarlo bien, que falta nos hace con los tiempos que vivimos. Si estás de bajón, ponte el disco y te cambiará el día y te darás cuenta de que en la vida también hay buenos momentos. BEETHOVEN R. siempre han sido unos artistas en contarnos como pasarlo bien, y no han cambiado para nada su actitud.

Acción se titula el sexto de los cortes -ojito al solo- de este disco, y eso es lo que te encuentras en el mejor de los álbumes que ha publicado hasta hoy la banda. Sí, porque si bien sus anteriores trabajos me encantan, tengo que decir desde ya que A Fuego en la Piel es el mejor disco que han parido nunca.

Llama la atención el aumento de la calidad en la grabación. Nunca antes habían sonado así, limpios pero sin haber perdido nada de la frescura natural del grupo, sin perder su esencia. Sí, suenan mejor que nunca, seguro que lo suyo ha costado. El que lo escuche en mp3, lo siento por él, se perderá mucho de lo bueno que aquí se ofrece.

Abren el álbum con Fuertes, el single de adelanto que ya nos había enganchado y dejado con ganas de más. Sonó ya en Diario de un Metalhead en cuanto tuvimos la ocasión de acceder a él. Temazo, con todo lo que hay que tener en una buena canción y con un estribillo para cantar y echar el mal rollo. Una declaración de principios en un texto que viene a demostrar que el grupo está de vuelta y que no va a tirar la toalla pase lo que pase. Y es que vienen A Fuego, así es como se titula el segundo de los cortes. No baja la intensidad para nada, aunque sí un poco la velocidad, con ese tempo a lo Whitesnake invitando a que nos marquemos A Fuego en la Piel.

el mejor disco de su historia

Tras dos himnos a la actitud llega el primer corte hablando sobre lo que nadie habla ya hoy en día en el rock y en el metal, o casi nadie, y que pena. Sí, por fin llega el sexo de Beethoven R., esta vez en forma de vecinita provocadora. ¿Quién no ha tenido una? Pues eso, La Tentación habla de algo que a muchos nos ha pasado y sí, la tentación no vive arriba como en la película, siempre vivió enfrente. Enorme estribillo y preciosas guitarras en una onda que me recuerda a la mejor versión de Poison. Y es que BEETHOVEN R. se mueven como pez en el agua en ese sonido made in USA en el que la melodía vence a la intensidad y donde no hacen falta absurdas demostraciones de virtuosismo aunque no le falte. Los solos están al servicio de la canción, nunca van metidos con calzador y jamás son los protagonistas principales. Más rollo sexual con Fruto Prohibido, otra historia real, sin duda, que se mueve bien en un medio tiempo resultón.

Con el quinto corte, titulado Como En Un Sueño llega un pequeño momento de relax, aunque lo que en principio parecía una balada enseguida toma marcha en lo que es una preciosa canción de amor. Al que no le guste, que no mire y el que nunca lo haya sentido, bastante tiene para él.

La citada Acción sube la velocidad del disco y a estas alturas, con medio cd consumido te vas dando cuenta de que el disco con lo disfrutado ya ha merecido la pena y tiene el aprobado, aunque evidentemente queda aún mucho más. 

Falsas Promesas es quizás la más floja y sale un poco de la línea en las letras. El solo es más heavy que en ningún otro corte. Detrás viene Siempre Quiero Más, con un comienzo muy a lo Cinderella sin duda. Temazo. Como te digo. Ahí plantado más arriba de la mitad del disco, casi escondido. La acabarás cantando y no te digo nada si te la pinchan en un bar con un par de copas encima. Y si no, ya la acabarás cantando tú en cualquier momento. Enorme estribillo: “te miro por delante, te miro por detrás, mire donde mire, siempre quiero más”. Ahí lo llevas. Detrás un solo metalero por partida doble. Lo dicho, súper tema.

El Amo del Miedo lleva ese rollo que tanto mola en vivo para cantar puño en alto antes de que llegue otra buena de amor, El Último Tren, en una onda muy Bon Jovi cuando más molaban, en la época del New Jersey y del Slippery. Vientos de Cambio llama a la lucha por los sueños y a la indiferencia hacia todo aquello que nos quiere joder la vida  a ritmo de medio tiempo.

Cierra Normandía un tema rápido que se aleja de la línea del disco en el aspecto de la letra, que no de la música, ya que evidentemente habla del más famoso desembarco de la historia que tuvo lugar en al Segunda Guerra Mundial. Personalmente creo que de haber sido omitida en el track listing final tampoco habría pasado nada.


La sección rítmica cumple, las guitarras están trabajadas con muy buen gusto, no hay estridencias absurdas, los solos siempre van en función de la canción y sobre todo ese gran trabajo instrumental, la voz de Alberto “Aorman” García que sin duda con este trabajo se consagra como uno de los mejores vocalistas del país. Enorme su labor, felicidades tío. No lo tenías nada fácil para estar a la altura de tus predecesores, pero lo has conseguido sin duda alguna. Quizás incluso lo hayas superado. Así que enhorabuena y sobre todo, gracias por hacernos disfrutar y dejarnos cantar contigo A Fuego en la Piel.

En definitiva uno de los discos del año en España. Enorme trabajo hardrockero, tocando temas que hoy en día parecen olvidados -quizás por el malentendido moderneo- y a diferencia de muchos otros, en castellano. Cantando al amor, al sexo con buen gusto y a la diversión sin ser cursis en ningún momento y haciéndote regresar a una época hardrockera que fue enorme cuando Poison, Twisted Sister, Van Halen y Bon Jovi vendían millones y millones de discos y en la que sin duda la gente era menos cateta y más abierta de mente. Gracias Beethoven R. por todas las horas de diversión que nos va a dar este álbum.







© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre BEETHOVEN R. aquí.