lunes, 14 de marzo de 2016

WURDALAK: Como si no Hubiese Mañana (2016- Maldito Records).


By Larry Runner.

Quinto trabajo de estudio de los valencianos WURDALAK. Power Metal con edulcorantes y con buena voz femenina que puede que entusiasme a los más fanáticos del estilo y nada recomendable para los amantes de estilos desquiciados, extremos y similares.

Es complicado hoy en día sorprender con un disco de un género que está más que quemado. Difícil en esta etiqueta llamar la atención y que tu disco se pueda colar entre los de los grandes, más aún cuando algunos de los nombres referencia tampoco pasan por un buen momento (Stratovarius, Sonata Arctica) y van a menos.


Sí, mal momento para el Power Metal, aunque WURDALAK son lo suficientemente listos como para incluir detalles ajenos al estilo para no sonar a típico patatero. Su toque de hard rock, algunos riffs más duros de lo normal y el punto a heavy clasicorro, hacen que no sean tan predecibles como los citados, y su música sea más variada y menos cansina que el típico Power de toda la vida, lo cual se agradece.

Quizás a este Como si no Hubiese Mañana le falte algún hit que golpee en la cara, que tararees cuando acabes la audición para ser un disco realmente pudiera destacar y enganchar un poco más, sin falta de escucharlo varias veces. Toda una Vida casi lo consigue, pero no llega del todo. Los temas son correctos, no están nada mal, pero ninguno me llega a cautivar.

Colaboran Elisa, conocida por haber sido en su día vocalista de Dark Moor y Lufti de Piel de Serpiente. Cierran con un buen cover del I Surrender de Rainbow.


El álbum fue grabado en los Fireworks de Enrique Mompó y Fernando Asensi, sinónimo de sonar bien, y la masterización es de Mika Jussila en los famosos Finnvox, raro para él que suene el teclado tan alto. Resta bastante protagonismo a las guitarras.

Un buen disco, que lo tendrá difícil en las estanterías al lado del de Gamma Ray, del de Doro o del millón de referencias de SPV. Pero que nadie les robe la ilusión en estos tiempos en los que, de momento, aún nos permiten soñar.





© Diario de un Metalhead 2016.

+ HEAVY ESPAÑOL aquí.