lunes, 7 de marzo de 2016

THIRD DIM3NSION: Conspiracy Theory (2015- Autoeditado)


By Diego Rodríguez Liébanas.

Justo un año después de la publicación en diciembre de 2014 de Where The Dragon Lies, primer LP de THIRD DIM3NSION, sale a la luz su segunda obra que lleva por título Conspiracy Theory.

Los integrantes de la banda siguen siendo Javi “Quentin” a la batería, Miguel Ángel Monzón como vocalista, José al bajo, siendo las guitarras para Sergio Vasco y Jorge Baeza a los que se ha unido Elena Alonso a los teclados. La apuesta musical de la banda sigue siendo el Power Metal europeo en su vertiente más clásica teniendo a los Helloween de los 80 como piedra angular pero incorporando diferentes elementos procedentes de las siguientes décadas como Gamma Ray, Edguy, Nightwish o Avantasia. No se nos puede olvidar Iron Maiden aunque no ha quedado tan patente la influencia de los ingleses en este trabajo como en su primer disco.

Para ir al grano y no andarme con medias tintas tengo que decir que me esperaba más de este disco ya que no he notado un salto importante con respecto a Where TheDragon Lies. Los elementos que ya destacaban en aquel trabajo son los mismos puntos fuertes que destacan en este ya que contamos con un trabajo de percusión excepcional por parte de Javi Quentin que nos hace llegar su técnica y contundencia a través de un gran sonido. El trabajo de guitarras de Vasco y Baeza sigue siendo destacado con momentos inspirados en los solos y unas rítmicas enérgicas y potentes. Por otro lado, el elemento musical más destacado por la novedad y por la calidad viene de la mano de Elena Alonso y sus teclados que, cuando son protagonistas relucen y destacan, y cuando están en segundo plano acompañan y elevan el nivel del pasaje. Un acierto, sin duda, su incorporación a la banda.



La labor de Miguel Ángel Monzón merece mención aparte ya que es el miembro de la banda que más trabajo se echa a los hombros. No es moco de pavo componer la mayoría de temas, encargarse además de toda la interpretación vocal y ser el máximo responsable de la producción del sonido del disco, uno de los puntos fuertes del mismo. Monzón ha realizado un sólido trabajo en lo que a composición se refiere pero su labor brilla con luz propia en los temas más clásicos a través de los cuales no sólo recrea con acierto sonidos del pasado sino que aporta un aire fresco muy tangible. En lo que se refiere a su trabajo vocal, el cantante muestra un nivel notable a lo largo del disco pero, en ciertos momentos, su propio trabajo de composición peca en exceso de ambición, a mi modo de ver, ya que se le nota muy forzado sobre todo cuando tiene que mantener ese punto intermedio entre los tonos altos y el falsete. Generalmente esas zonas difíciles están acompañadas de voces dobladas y coros que permiten salir del paso con cierta holgura. Se agradece la intención de ampliar el panorama sónico de la banda a través de temas “distintos” como ese Hard Rock potente llamado Nexus-6, que no desagrada pero no llega a gozar del carisma de anteriores temas; y la correcta Tears & Thorns que busca ese halo especial de ciertas canciones épicas y se queda a medio camino.

Contextualizando la obra, me parece acertada la elección del tema de la Conspiración para darle un toque conceptual al trabajo. En la intro, Project Infinity, se nos explica como seis científicos han sido ocultados a la sociedad durante décadas por el Gobierno mientras realizaban trabajos de dudosa moralidad. La desclasificación de documentos saca a la luz estas oscuras prácticas que se nos cuentan a través de las diferentes canciones así como la identidad de los científicos que son… los integrantes de la banda. Una idea efectiva y divertida que me parece muy válida para darle a la obra una idea unitaria y que casa muy bien con la imaginería tradicional que nos ofrece un estilo como el Power Metal. El álbum comienza espectacular con Last Survivors y Lanre´s Revenge. Velocidad, melodía, dobles bombos, potencia, solos de guitarra y de teclado… Tienen todos los ingredientes para el disfrute y, a través de ellos, Miguel Ángel Monzón muestra su mejor cara en la difícil labor compositiva y deja claro que se mueve como pez en el agua en esas coordenadas Power Metal tradicional a la europea. Levantamos un poco el pie del acelerador y seguimos en buena línea con Sacrifice en el que destaca el trabajo de teclados y de guitarras rítmicas. Conspiracy Theory, elegida para dar nombre al álbum, tiene un sonido más moderno propiciado principalmente por la rudeza de las rítmicas, protagonistas, y los teclados, encargados de la melodía. Los diferentes pasajes se van desarrollando hasta llegar a un estribillo muy gustoso. Mola mucho el cambio a doble bombo del final donde el tema despega y es imposible no poner el cuello a funcionar.


Después de  referidas anteriormente Nexus-6 y Tears and Thorns, que suponen un pequeño traspiés en el devenir del disco, volvemos a la senda de la diversión con Gate To The Stars con Javi Quentin llevándonos en volandas y un trabajo de teclados discreto y sencillo pero que da al tema una atmósfera y personalidad muy interesantes. Temazo. Nos metemos en la máquina del tiempo y nos movemos hacia épocas más cercanas con The Price For One Rose un buen tema en el que las guitarras rítmicas se recrudecen luchando mano a mano con la melodía del riff principal a veces a cargo de la guitarra solista a veces a cargo de los teclados. Seguimos en plan moderno con The Warrior Is Back, un tema muy conseguido en lo instrumental pero que, en el lado negativo, me sirve como ejemplo de lo ajustado de la voz en M.A. Monzón en el estribillo al que llega muy forzado y desluce el resultado final del tema algo que también sucede en la siguiente Where The Dragon Lies. Acabamos en buena línea con una de mis preferidas del disco que no es otra que From Ashes en el que podemos disfrutar del máximo rendimiento de todos los integrantes con un Monzón solvente a la cabeza y una melodía que discurre por esa zona que dominan a la perfección y que les permite sacar temazos tan cojonudos como este.


Now When All Begins, compuesta al igual que la intro, Project Infinity, por Elena Alonso nos sirve para devolvernos a la calma de forma relajada mientras reflexionamos acerca de un disco que comienza como un tiro y que luego, posteriormente entra en terreno irregular combinando buenas temas con otros no tan acertados dando la sensación de que el disco va de más a menos. El pasado 25 de enero la banda publicaba una nota informativa dando a conocer su fichaje por Rock Artist Management pasando a formar parte de la nómina de artistas que trabajan con David Collados al que ya le habíamos leído en alguna entrevista que, tras la disolución de Sixx Ways, le apetecía trabajar en la gestión de los directos de alguna banda en concreto de todas las que se habían puesto en contacto con él. THIRD DIM3NSION han sido los afortunados.                           





© Diario de un Metalhead 2016.

+ POWER METAL aquí.
- Entrevista a Javi "Quentin" aquí.