miércoles, 9 de marzo de 2016

RUMBO AL WET STAGE II. 04 y 05.03.2016. Madrid. W:O:A MB SEMIFINAL CENTRO. Crónica y fotos.


Texto y fotos: Diego Rodríguez Liébanas. 

Una semana después de la semifinal norteña, nos dimos cita en la céntrica y madrileña Sala Republik para disfrutar en primera persona de la semifinal de la Wacken Metal Battle del centro y sur del país. 


Traer un poco de The Holy Land of Wacken a tierras españolas no es cualquier cosa y más teniendo en cuenta que este es el primer peldaño que debe superar la banda que represente a nuestro país en el festival alemán. Por lo tanto, no era de extrañar que se palpara en el ambiente la ilusión, la expectación y el nerviosismo propios de un evento de estas características. Veinte son los minutos con los que cuenta cada banda para demostrar su valía y el orden de salida viene predeterminado por un sorteo al que asisten los miembros de cada grupo.


Synchronical

VIERNES

SYNCHRONICAL
Los primeros en subirse al escenario fueron los madrileños SYNCHRONICAL. Finalistas de la Wacken Metal Battle en 2013 y 2014, probaban suerte de nuevo con su Metal progresivo. El vocalista, Jesús Mateos, que logró conectar con el público pese a lo breve de la actuación gracias a su carisma, nos fue presentando temas de su nuevo disco, aun por publicarse, como la emotiva You´ll Never Die a través de la cual muestran su vena solidaria apoyando a las víctimas del cáncer. Ambos guitarras, Álvaro García y Daniel Sánchez, no gozaron del mejor sonido pero eso no les hizo venirse abajo interpretando una intensa y contundente Insomnia para finalizar, que gustó al público pero no evitó que se bajaran del escenario con una sensación agridulce en sus caras.


Quassar

QUASSAR
Desde Ciudad Real llegan QUASSAR, los siguientes de la noche. Su Death Metal contundente y sin contemplaciones disfrutó de una mejora de sonido considerable aun sin llegar a ser espectacular. Guti deleitó al respetable con todo el repertorio de texturas que su voz es capaz de producir a través de canciones de su último disco AlienNation como Internal State Experience o Silence 12. Mención especial se merece el reputado Erik Raya que tomó los mandos de la batería de forma interina para este concierto. ¡Qué manera de castigar los parches! Terminaron con la interpretación de un auténtico temazo como es Dragon´s Triangle en el que brilló el solo espectacular de Jose Javier Aranda. Descarga de nivel la realizada por los manchegos.

Kill Them With A Toaster

KILL THEM WITH A TOASTER
¿KILL THEM WITH A TOASTER…? Sí, no preguntéis por el nombre. Es una historia muy larga y hoy no tenemos tiempo. Así presentó Rubén, el vocalista, a estos madrileños cuyos gustos musicales se decantan por un Metalcore Melódico en el que destacaron las continuas líneas de bajo y guitarra entrecruzadas que hubieran deslumbrado más si se hubieran escuchado con más volumen y de forma más nítida. Muy intensa y lograda quedó la ejecución del tema Stop It en el que invitan a la reflexión sobre la violencia de género justo antes de tocar That Lie You Told Me con la que finalizaron una actuación en la que se lo pasaron bien aunque no parecían muy convencidos de sus posibilidades.

La experiencia “Wacken Metal Battle” no se limita a intentar tocar tu repertorio de veinte minutos lo mejor posible. Aparecen las prisas, los nervios afloran pero los tiempos deben cumplirse. Cambios de cables, de instrumentos, de batería, de pedaleras, de ordenadores... Locura máxima entre banda y banda.


Onomasy

ONOMASY
Una vez lograron tener todo en su sitio comienzó la descarga de los almerienses ONOMASY. Capitaneados por Álvaro Valdeavero a la voz, su estilo, esquizoide y plagado de recursos, es totalmente coherente con la manera díscola de entender el Death Metal que tiene la banda. La concatenación de riffs a cada cual más loco deja poco espacio para la melodía. Mientras el bajo de Mario Gómez sonó glorioso, al igual que los bajistas del resto de la noche, las guitarras de Armando Rubio y Pablo Acien sonaron algo embarulladas. A pesar de estas circunstancias, es innegable la energía que desprendieron ONOMASY demostrando que no viajaron a Madrid desde El Ejido únicamente a pasearse.


Cannibal Grandpa

CANNIBAL GRANDPA
El cambio de turno entre ONOMASY y CANNIBAL GRANDPA fue un espectáculo digno de ver. Desconcierto y nerviosismo a raudales que acabó con la banda madrileña tocando menos tiempo del debido por pasarse del intervalo horario establecido por la organización. Dos carteles del Abuelo Canibal flanqueaban a los miembros de una banda que, a pesar de los diferentes problemas técnicos que padecieron durante el cuarto de hora de su actuación, logró superar la adversidad gracias al apoyo masivo de su gente. Ventajas de jugar en casa. Su Deathcore combina pasajes oscuros y atmósferas evocadoras con riffs contundentes lo cual logra un efecto muy interesante. A estos ingredientes debemos unir el buen hacer de Fernando del Villar en la interpretación vocal que, aunque realizó un trabajo destacable, bajó del escenario visiblemente contrariado.


Intemperia

INTEMPERIA
Y llegamos al final de la primera jornada. Es increíble las vueltas que puede dar la vida para que un grupo como INTEMPERIA, formado en Caracas en 2007, acabe casi diez años después presentándose en Madrid a la Wacken Metal Battle Spain. La también actriz Juls Sosa, se lleva todas las miradas, no sólo por su belleza sino por la combinación entre dulzura y carácter que posee su interpretación. Escoltada por el guitarra Carlos Robles y el baterista Francisco Carella, su música, menos agresiva y compleja, supuso un contraste muy disfrutable que gustó entre la concurrencia, un poco menos nutrida que en otros momentos de la noche. Interpretaron canciones de su disco The Mothman Prophecies como Vulture o Chains Of Gold, temazo que dejaron para el final y que supuso el punto álgido de su actuación. Con los venezolanos INTEMPERIA llegamos al final del primer día de esta dura batalla metalera.


Rainover

SÁBADO

El sábado a la misma hora nos volvimos a plantar en la Sala Republik para disfrutar de la segunda jornada de la semifinal centro y sur de la Wacken Metal Battle Spain. A las 20:00 se abrieron las puertas y a las 20:10 dio comienzo la primera actuación.

RAINOVER
RAINOVER, posiblemente la banda con mayor andadura a sus espaldas de las doce participantes en esta semifinal, dan el pistoletazo de salida a este segundo día. La notable mejora del sonido con respecto a la jornada anterior fue aprovechada por los murcianos para realizar una descarga muy intensa de principio a fin. La voz dulce y limpia de Andrea Casanova se combina a las mil maravillas con la gutural del también bajista Antonio Perea como se pudo comprobar en la inicial Oh, My Cross!! Antonio Hernández a los mandos del teclado realizaba una labor esencial mientras seguían cayendo temas de su LP Transcending The Blue And Drifting Into Rebirth como Cyrcles y Dust And Down con las que acabaron una actuación que gustó mucho al público presente.


Grapeshot

GRAPESHOT
Se suben a las tablas GRAPESHOT y las primeras palabras de Esteban Muñoz fueron: Os vamos a ofrecer un bukkake de Metal. Empuñando su pie de micro en forma de rifle el cantante marcó como quiso los tiempos haciendo suyo el escenario por el que campó a sus anchas dando un recital de carisma e interpretación vocal. No le fueron a la zaga en intensidad y entrega los guitarristas José Alberto Poveda y Javier Pina, quienes destrozaban cuellos a base de riffs asesinos a lo Southern Metal. Marcos de la Calle y Borja Cabello, batería y bajista respectivamente, mantenían un nivel altísimo de energía y potencia como se pudo comprobar en ese temazo que es No Flowers. La banda no se dejó nada en el tintero ya que cumplió además con su tradición de regar el paladar de la concurrencia compartiendo una botella de whisky de la que no quedó ni una gota.


Thybreath

THYBREATH
Los siguientes eran THYBREATH. La banda del guitarrista Iván Arroyo comenzó con The Bogeyman de su segundo álbum Where The Gods Fall publicado el pasado otoño, canción que no llegó a carburar como es debido. Era la primera vez que interpretaban en directo los cuatro temas elegidos y quizá esa fuera la razón de que su sonido fuera de menos a más. A base de cañonazos lograron ir poco a poco remontando el vuelo con Where The Gods Fall y Until My Last Breath. El cantante Víctor Camargo sonriente y tranquilo, ofreció una interpretación notable que contribuyó a calentar a tope a un público que se desmelenó definitivamente dando lugar a los primeros pogos y circle pits de la noche. No empezaron sonando bien pero acabaron apoteósicos con un Broken Lives que puso a la sala patas arriba.


Kritter

KRITTER
El ambiente venía caldeado de la descarga anterior y siguió en ascenso con la entrada en escena de los salmantinos KRITTER  que con su Crossover Metal personal e intransferible y su fogosa puesta en escena pusieron toda la carne en el asador ya desde la inicial Blood Work. La banda sonó como una apisonadora desde el principio y supo estirar el tiempo de manera muy efectiva no dando respiro entre temas. Gabe, el cantante, desprende un carisma muy especial y agresivo mientras Marco Romero y Javier Hernández acometen riff tras riff sin compasión. Destaca también la pegada de David Yagüe a la batería y el buen hacer de Javier Domínguez al bajo. Siguieron con canciones de su LP This is Our War acabando con un tremendo We Die que arrancó del público una de las mayores ovaciones de toda la semifinal.


Docka Pussel

DOCKA PUSSEL
Sorprendente actuación la llevada a cabo por los sevillanos DOCKA PUSSEL. Ya nos advirtió Zark, cantante y alma de la banda, que para bien o para mal no vais a escuchar nada igual. Y esa advertencia se hizo realidad. Su estilo se puede encuadrar bajo la etiqueta Schizo Metal y en esos parámetros se movió la interpretación de Zark de la cual no se puede apartar la mirada debido al carisma que desprende y al impresionante abanico de registros que acomete con enorme calidad. El resto de integrantes, Ojka a la guitarra, Floho al bajo y Gorospe a la batería, llevan a cabo una ejecución instrumental menos arriesgada pero contundente y variada que da soporte al torrente escénico y estilístico ofrecido por Ojka. Destaca por encima de todos el tema Voltage a través del cual la banda dio un auténtico recital de energía y originalidad.


Scape Land

SCAPE LAND
Y así, casi sin darnos cuenta, llegamos a la sexta y última banda de la noche. Procedentes de Chiclana de la Frontera, los gaditanos SCAPE LAND gozaron de buen sonido a lo largo de sus veinte minutos. Dieron rienda suelta a ese Metal agresivo con tintes progresivos que han dejado impreso en su disco Scape Land que vio la luz el pasado verano. Combinan pasajes modernos con otros más clásicos ajustándose la interpretación de Iván a cada una de las exigencias aunque domina con mayor solvencia las partes guturales que las de voz natural. Riffs sencillos, potentes y elegantes ejecutados por Diego a la guitarra y Josema al bajo daban paso a momentos instrumentales más tranquilos y pausados. Cabe destacar la pegada a las baquetas y al doble bombo de Adrián, ingrediente indispensable para que la banda consiguiera provocar los últimos pogos de la noche y se llevara una calurosa ovación de los asistentes.


A las 23:30 se da cita sobre el escenario el jurado cuyo portavoz es Óscar Sancho, cantante de Lujuria. El segoviano hace referencia al nivelazo de las doce bandas que se han presentado a esta semifinal y a la dificultad que han tenido a la hora de realizar un veredicto. Comenta también que para el segundo puesto ha habido triple empate que se ha tenido que deshacer tras tres votaciones. Así, sin más dilación invita a subirse al escenario a GRAPESHOT, como ganadores de esta semifinal, y a CANNIBAL GRANDPA, que se hicieron finalmente con esa segunda plaza que da derecho a ir a Barcelona el 7 de mayo a disputar la gran final para la que ya tienen billete LEGACY OF BRUTALITY y THE DESCENT, ambos procedentes de la semifinal norte.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre la W:O:A MB 2016 aquí.