domingo, 13 de marzo de 2016

DOMINGO ATÍPICO. 06.03.2016 Valladolid. MASTERPLAN + LEYENDA. Crónica y fotos.


Texto: Antonio Valseca.
Fotos: Ricardo Otazo.

Atípico concierto, un domingo (no estamos acostumbrados en Pucela); un bolo que en principio se iba a hacer en Palencia y que se trasladó a a la Sala Porta Caeli de Valladolid congregando a casi la mitad del aforo de la sala (cerca de 200 personas) para ver cuánto daba de sí MASTERPLAN.

Antes que ellos actuaron LEYENDA, banda madrileña que ya lleva unos cuantos años intentándose hacer un hueco en esto de la música y de la que me gustaría reseñar más que su actuación, que fue correcta, el esfuerzo que hacen los grupos invitados a los que les toca poner todo su backline para los extranjeros en este tipo de giras en el que todo el esfuerzo y el curro recae en ellos ¿O no sabías que en los tours nacionales en los que vienen bandas guiris de segunda plana es el telonero español quien pone el equipo, los instrumentos, la furgo, quien monta, quien desmonta, quien carga…. solo por tener la oportunidad de poder tocar con ellos cada noche? Chapó por LEYENDA como por todas las support bands.


A MASTERPLAN les conocí como todos nosotros cuando Roland Grapow salió por la puerta de atrás de Helloween junto a Uli Kusch para formar una banda con la que pretendía alcanzar el status de los anteriores y para ello se juntó con los mejores músicos a su alcance para fraguar un más que correcto disco debut del que aún siguen interpretando la mitad de los temas a sabiendas de que es su gran baza, pero la cosa no acabó de cuajar del todo con las idas y venidas de sus músicos y progresivamente les fui perdiendo la pista como muchos otros a la vez que su calidad iba de más a menos.


Siendo sincero no iba a perder la oportunidad de perderme a la banda pero sólo porque venían a casa, tal como hizo la gran mayoría de los asistentes, es decir, no es MASTERPLAN un grupo de culto por el que te cruces el país entero para ir a verles, pero si caen en casa o en la ciudad de al lado… pues sí.
De la formación original sólo quedan el guitarrista y líder Roland Grapow y el teclista Axel Mackenrott que junto a Rick Altzi (ex At Vance) a las voces, Jari Kainulainen (ex Stratovarius) al bajo y Martin “Marthus” Skaroupka (Cradle of Filth) a la batería salen a defender a capa y espada los discos en los que han participado y en los que no pero desde la inicial Enlighted Me la voz de Rick Altzi estaba completamente jodida no llegando bien a ninguno de los temas del bolo siendo superado en potencia por los coros del propio Roland. Y sin duda aquello hizo desmerecer una actuación en la que aunque los músicos intentaban darlo todo y el público quería seguir apoyándoles casi se acabó pidiendo la hora y ni temas como The Chance de Helloween levantaron aquello. Y es que las sombras de Jorn Lande y Mike Dimeo son muy largas


Es curioso, por la banda han pasado y hay músicos de primera línea, tienen temas cojonudos como o Heroes o Time to be Kings, suenan bien y su propuesta de mezclar Hard Rock Melódico, Power Metal y Metal Progresivo es muy buena pero visto lo visto y más esta noche jamás conseguirán ser unos de los grandes. Es uno de esos casos en los que podía haber sido peeero no fue ni parece que vaya a ser y por lo que sea no pasarán de ser una banda de segunda fila dentro del Metal europeo con la que puedes gozarla en el festival de turno junto a miles de personas pero que en gira propia vas a poder hacerte un hueco sin problemas en la primera fila en las 200-300 personas que pueden reunir al menos aquí en España. Una pena.

Ni muy mal ni muy bien, dejémoslo en un 5.


© Diario de un Metalhead 2016.

+ CRÓNICAS de conciertos aquí.