domingo, 27 de marzo de 2016

ALHANDAL: Donde Empieza el Tiempo (2016- Mox Records)


By Larry Runner.

Nunca sabes por dónde te van a salir. Alternan joyas progresivas con discos de rock andaluz que nada tienen que ver. Ahora se presentan con este nuevo álbum y hacen mitad y mitad. Analizamos la primera parte en profundidad y la segunda ...


ALHANDAL Tienen una sensibilidad especial para esto de la música. Son enormes y no le hacen ascos a nada. Escuchar un disco suyo siempre te va a sorprender, nunca sabes por dónde te van a salir, qué se van a inventar para que acabes enganchándote a un disco suyo. Porque si te gusta la música, si forma parte de tu ser y te pinchas uno de sus álbumes, a buen seguro que acabarás enganchado.

Doce nuevos cortes son los que nos presentan en este Donde Empieza el Tiempo de esta a veces inetiquetable formación andaluza, aunque si decimos que hacen prog, probablemente estemos más cerca de acertar que ante cualquier otro adjetivo para su música.

El enigmático artwork de la obra puede hacer indicar que por ahí van a ir los tiros y en este álbum más aún que en anteriores ocasiones. Aunque el ADN de sus raíces está presente en la música, en esta ocasión no se presentan como rock andaluz al uso, sí que está ahí, a veces de forma evidente, pero aquí hay mucho más. Hablaré de lo que más me ha cautivado.


Tras la Conjura de su corta intro, abren tranquilos con Perder el Norte, donde ya observas lo cristalino de la producción que hace que todo esté en su sitio. Que puedas distinguir el bajo de forma nítida, que la batería sea lo suficientemente contundente sin ser estridente y que sobre todo ello la fantástica voz de Yiyi Vega que se enfrenta a una contundente guitarra.

Azul y Sal es un temazo que transpira lo más elegante de la música andaluza. No importa que no te guste el flamenco o que lo ignores. Sinceramente, no me veo yo nunca escuchando un álbum de ese estilo, pero ALHANDAL son capaces de introducir muchos de los ingredientes esenciales en su música y uniéndolos al rock darles un color especial, montar una textura que haga que le des al rewind en un tema como este. En cuanto la guitarra española entra en juego te das cuenta de que esto es mucho más grande de lo que te podías imaginar.

el mestizaje musical no tiene límite

Llegas a Jardín del Sur y entiendes que el mestizaje musical no tiene límite. Una guitarra dura acompaña a toda una amalgama de sonidos que dan qué pensar si una banda así comenzase a sonar fuertemente en las emisoras comerciales. Estoy seguro de que pegaría muy fuerte. Me los imagino en la tele y ver a los famosillos de turno del jurado flipando con la enorme calidad de la banda. Sí, ya sabéis como se ponen los famosetes en los realitis, que empiezan a dar palmas y les da la neura porque el personaje de turno ha cantado medio bien. Si escuchan esto se mueren. Tomen nota de este nombre: D. Juan Zagalaz. Menudo guitarrista. Sublime.

Ecos de un Tiempo es un caramelo popi con aires de jazz. Y es que en la música de ALHANDAL está claro que cabe todo. ¿Qué es eso? ¿Una mandolina? Lo dicho. Cabe todo. La Trampa del Ayer tiene aires funk, siempre respetando la esencia andaluza y con coros guapos, con gran protagonismo para la guitarra española.

Mentiras de Verdad nos saca del peligroso rollo comercial que estaba empezando a tomar el disco. Caña, metal 90's para expulsar la mala uva de la letra. Contraste bestial tirando de contundente riff para botar. Ojo al solo.


Llegamos a la mitad del disco y es aquí donde comienza una segunda parte totalmente conceptual dividida en cinco entregas y a la que han bautizado con el nombre de La Fábula de los Vientos. Episodios instrumentales se mezclan con otros cantados en una parte del álbum que es pura poesía con música. Tendrás que escuchar atentamente para no perderte detalle de una historia creada con mimo, con dulzura, con buen gusto y sobre todo con grandes doses de talento. Pero … olvídate del metal, incluso del rock. Por eso yo me quedaría con la primera parte. Lo otro tiene poco que ver con nuestra historia y para alguien tan cañero como yo, la verdad es que llega a un punto bastante tedioso.

La puntuación 5/5, refleja lo que siento que merece primera de las partes. La segunda no entro a analizarla. Son especiales, para bien y para mal. Mis respetos y mi admiración.







© Diario de un Metalhead 2016.

+ sobre ALHANDAL aquí.