viernes, 19 de febrero de 2016

IMPERIUM (THE MIKA BRUSHANE PROJECT): Dreamhunter (2016- AOR Heaven) Finlandia.

By Antonio Valseca.

Curioso disco lleno de clichés del mundillo metálico que conexiona el pasado del Power Metal noventero con el Heavy Rock melódico actual y que se deja escuchar para que lo ames o lo odies. Me explico por partes.


IMPERIUM es el proyecto personal del desconocido baterista escandinavo Mika Brushane de los no menos desconocidos Strike pero que en la Europa más nórdica sí deben ser conocidos.

El tipo se ha echado la manta a la cabeza y ha compuesto y grabado el disco al completo (instrumentos y coros) menos las voces para lo que ha contado con la colaboración de los desconocidos Pasi Rantanen (THUNDERSTONE / WARMEN / STRIKE / KING COMPANY), Markku Kuikka (KENZINER / STATUS MINOR / The RAGGED SAINTS), Nisse Nordling (DIRGE ETERNAL / ex-DREAMTALE / ex-ANTHRIEL), Samuli Federley (STANDING OVATION / REVERSION), Toni Huovinen (SENTIMENT) y Ade Manninen (ENFARCE / AGENESS / ANDROIDS) que en Finlandia sí deben ser conocidos.


Ya para rizar el rizo la producción la producción y las mezclas del cd las hace el desconocido Erkka Korhonen y la masterización el esta vez sí conocido Mika Jussila.

Así se vendían en la segunda mitad de los 90 todas aquellas mierdas powermetaleras que nos glutíamos desde Escandinavia, Alemania o Italia sin baremo cuando la escena estaba requetesaturada y en las que las hojas promocionales estaban llenas de nombres desconocidos, productores, colaboradores, mezcladores, afinadores, coristas, trapecistas… para intentar disimular la falta de talento dentro del cd. Menos mal que en este caso no es del todo así.

Entrando en lo musical el disco tiene todos los clichés del Heavy Metal. Tiene temas rápidos a piñón fijo que recuerdan como digo a aquellas bandas Power de los 90 tales como la inicial Dreamhunter o Reach for the stars; tiene temas de puro Metal melódico muy coreables como Heaven is falling, Starlight , Fire and Ice u Always Forever; baladas mil veces oídas y trilladas al estilo Europe tales como 80's Love Song e incluso un tema instrumental todo ello aderezado con letras muy simples repletas de esas palabras tabú que tanto gustan a los metaleros (fly, sky, stars, together forever…) en un inglés que los españoles entendemos a la primera (malo…).


Composiciones muy simples, muy típicas, muy trilladas que suenan a un cruce entre el Metal melódico de The Poodles con alguna de las bandas power de los 90 que entran a la primera.

En definitiva, si corriese el año 1998 por mi parte el cd hubiese ido directo al cubo de la basura de bandas powermetaleras mediocres que nos vendían como los nuevos gurús del Metal pero afortunadamente han pasado casi 20 años de aquello y ya se nos ha olvidado tanto aquel periodo de saturación que cuando hoy en día cae en nuestras manos un disco de estos te parece curioso, se deja escuchar y te hace pasar un buen rato, siempre que seas abierto de miras porque si no… vete abriendo el antiguo cubo de la basura. 

"Metal simplón que mola mogollón".




 © Diario de un Metalhead 2016.

+ entradas firmadas por ANTONIO VALSECA aquí.