martes, 9 de febrero de 2016

BLACK-BONE: Blessing in Disguise (2015- SPV Steamhammer) Holanda.


By Diego Rodríguez Liébanas.

BLACK-BONE es un power trio holandés procedente de Eindhoven formado actualmente por el recién llegado Willem Van Bokhoven a la batería, Sven Hompes al bajo y Steef Van Den Bogard como cantante y guitarrista. Comenzaron con la banda siendo adolescentes allá por 2007 y se mantuvieron fieles a la formación original hasta que hace unos meses Jules Eck decidió bajarse del barco justo después de grabar la percusión de este Blessing in Disguise.


Sus primeros coqueteos con el estudio se producen a inicios de 2011 con una grabación de tres temas dando el salto al LP a mediados en 2012 con la publicación de Back To Mayhem. Es ese álbum el que les ofrece la oportunidad de tocar en grandes festivales de su país como el Bospop y el Paaspop y también de abrir, atención, para grupos como Status Quo, Megadeth, Deep Purple, Saxon, Slash o Chickenfoot. También han girado en los últimos tiempos con Valient Thorr y con Mustasch acumulando una experiencia en directo que muchos quisieran para sí.


Su juventud y su trayectoria hacen que una persona como Peter Van Elderen, líder de Peter Pan Speedrock, una de las bandas de Rock más conocidas en Holanda en las últimas dos décadas, se ponga en contacto con el grupo para producir su segundo álbum. Es él mismo, entusiasmado con la propuesta musical de la banda, quien hace llegar algunas de las canciones a la gente de SPV-Steamhammer, lo cual acaba en matrimonio con la firma de contrato de los holandeses con el sello alemán.

BLACK-BONE es una banda de Hard Rock con un sonido muy potente y con unas composiciones sencillas, enérgicas y directas. ¿Hay algo de los 70? Podemos vislumbrar ciertas gotas de AC/DC ¿De los 80? Guns´n´Roses y Motörhead en cantidad ¿90s? Algo de Alice In Chains y de Monster Magnet se escucha. ¿Más actual? Danko Jones y Velvet Revolver tienen bastante que ver. Pasan de rollos experimentales, oscuros o progresivos buscando la intensidad del Rock & Roll más salvaje, optimista, intenso y sin pretensiones. La producción no es retro. Suenan modernos aunque el rollo 90s se acaba imponiendo.

La canción elegida para abrir boca y también para grabar videoclip es Nothing But History no en vano es una de las que más mola del disco. La interpretación vocal de Steef Van den Bogard se antoja determinante desde el principio siendo esencial para la personalidad de la banda con su voz rasgada y su estilo rudo y salvaje. Loaded – Weighted, otro buen tema, es más sucio y punkarra apareciendo esas influencias Made in Kilmister aunque pasando por el tamiz de Guns´n´Roses. Seguimos con Suicide (Ain´t No Way Out) demostrando que no sólo son las líneas melódicas vocales las que llevan la voz cantante en las composiciones dejando espacio para unos riffs y unos solos muy interesantes a lo largo del tema. Nos metemos en terreno Stoner con Enemy un tema con una base rítmica muy potente que se convierte en uno de los destacados del disco.


Salimos de la fiesta y nos vamos a principios de los 90 con un tema lento, denso y tristón como es Wrong que contrasta con lo anterior pero que tiene su punto aunque dos minutos menos de metraje hubieran venido bien. No había tantas ideas como para seis minutos y pico. Era necesario volver a la senda simple y directa del desenfreno más Punk Rock de Never Too Loud para elevar el ánimo de nuevo. Ashereah es uno de los momentos destacados del disco con ese riff de guitarra cojonudo alrededor del cual discurre el tema y que te hace sumergirte en él moviendo el cuello a gusto en todo momento. 

Seguimos divirtiéndonos con el Sleazy sencillo y efectivo de You Gotta Nerve y ya podemos aprovecharlo porque pronto llega Wasted Years el corte más flojo y apático del disco. Levantamos otra vez el vuelo con Save It For Tomorrow en el que le meten algo de velocidad que viene muy bien para afrontar el final del disco con una canción muy potente como es Believe con unas partes rápidas muy ricas y unas guitarras fogosas que dejan buen sabor de boca para terminar. Lo dicho, sencillez, potencia y energía a raudales dominando un disco que, salvo en un par de momentos, destila fiesta, risas y rock and roll. Por su bagaje y por lo visto en youtube tiene toda la pinta de que en directo son unos fieras así que parece apuesta segura de diversión asistir a alguno de los conciertos que se avecinan en la península el próximo mes de mayo.






© Diario de un Metalhead 2016.

+ reseñas de DIEGO aquí.