domingo, 24 de enero de 2016

DE LOCURA. 15.01.2016. Madrid. RETROFAITH + SOLDIER + TÖTENWOLF + SIMÓN DEL DESIERTO. Crónica y fotos.

Nuestro hombre en Madrid, Diego Rodríguez Liébanas, se acercó hasta la céntrica We Rock para disfrutar de la visita de los asturianos Soldier a la capital de España y ya de paso disfrutar de otras tres bandas emergentesde muy variados estilos. Ahora nos cuenta con todo lujo de detalles lo que dio de sí la noche.

Texto y fotos: Diego Rodríguez Liébanas.




Simón del Desierto

SIMÓN DEL DESIERTO
Hace unas semanas nos enteramos de que  los madrileños 1983 se caían del cartel y eran sustituidos por SIMÓN DEL DESIERTO. Surgen de las cenizas de Dispain, banda a la que pertenecieron el baterista Javier, también actualmente en Misty Grey, y el guitarrista Julio. El pasado 17 de octubre se estrenaron en directo como trío sumando a Carmen como cantante. El contexto buñueliano que han elegido como leitmotiv sirve a la banda para desarrollar su Doom Metal árido y crudo como se pudo comprobar a través de los dos primeros temas interpretados: Simón del Desierto y Él.

La instrumentación, de la que se ausenta el bajo, va muy en la onda Sabbath, Pentagram y Cathedral pero es la voz de Carmen, lánguida y consistente al mismo tiempo, la que le da una personalidad tremenda a sus temas. La siguiente, Orsaria, uno de los nombres que tuvo Madrid a lo largo de su historia, me gustó mucho por el nivel de intensidad que lograron. Las reacciones a cada uno de los temas del personal asistente fueron bastante positivas. La interpretación de Viridiana y Las Hurdes, con las que se llegó al final de la actuación, sirvió para confirmar el potencial de una banda que no paran de actuar desde que comenzaron. Estaremos atentos a su primer EP que están grabando en estos momentos.


Tötenwolf

TÖTENWOLF
La velada continua con TÖTENWOLF saltando a un escenario en el que previamente se había preparado un pequeño velador en homenaje a Lemmy. Iluminado con velas para la ocasión sirvió como elemento simbólico que se unió a los numerosos momentos y palabras en honor a la memoria del inglés que se produjeron a lo largo de toda la noche.  Todo el mundo del Rock´n´Roll le ha mostrado sus respetos a Mr. Kilmister pero quizá a la gente del Metal Punk les toca más de lleno y ese es el estilo por el que mueren TÖTENWOLF.

Después de la intro se dio el pistoletazo de salida con la interpretación de 650 y Thevrgia con las que quedó claro que el sonido iba a ser bueno y que salían a poner toda la carne en el asador desde el minuto uno. La banda viene debajo del brazo con un EP recién salido en forma de cassette y titulado Fullmoon Bästards del que sonaron casi todos los temas. El ritmo con el que caen las canciones es trepidante ya que muchas no superan el par de minutos por lo que esto iba en plan dar cera, pulir cera. Siguen interpretando temas del EP como Füllmoon Bastards y Hematodixia pero también material nuevo o que se ha quedado fuera como Consecration Of Lilith, habitual en sus conciertos, o Porphyria.



La presencia escénica de la banda era inmejorable con Gëm a la derecha, agresiva, impetuosa y efectiva a las seis cuerdas e Yrene a la izquierda dando toques de color con su teclado y realizando una labor vocal impresionante. Siguieron sonando temas del EP como A Gang Ov Bloodsuckerz y Covens Of London con las que la banda disfruta conscientes de estar haciendo bien su trabajo. La batería, comandada con contundencia por The Count, se situaba al fondo quedando el primer plano para V, cuya interpretación y dramatismo le daba un plus de calidad y credibilidad a todo el conjunto. A su lado, cual fiel escudero, Borg al bajo no era menos que los demás en intensidad y compromiso. TÖTENWOLF son una banda compacta, con temas muy interesantes, que saben muy bien lo que se hacen y que disfrutan al máximo de cada segundo encima de las tablas. La asistencia supo aprovecharlo montando pogos, circle pits y demás bailes. Llegamos al final con una muy disfrutable e interesante versión de Un día en Texas originario de Parálisis Permanente y con la interpretación de Sex, Blood and Metal Punk. Muy buen concierto.


Soldier

SOLDIER
De todos los grupos que actuaban esta noche los únicos a los que tuve el placer de ver anteriormente fue a los asturianos SOLDIER ya que este mismo verano pude disfrutar de su descarga en el Luarca Metal Fest en el que tocaron junto a Barón Rojo. He de decir que me gustaron más esta noche quizá por esa ley no escrita de que en sala las bandas suenan y trasmiten más y mejor.

Con la recién estrenada noticia de su paso a semifinales de la WackenMetal Battle y un gran disco como The Great Western Oligarchy, que se repartió protagonismo con su anterior Gas Powered Jesus, se plantaron SOLDIER sobre las tablas. Empezaron dando cancha a su primer LP con Stand Your Ground y Between Two Masters, temas en los que la banda padeció el bajo sonido de la guitarra de Daniel Pérez cosa que se fue ajustando poco a poco. El sonido era bueno y los temas fueron cayendo con buen ritmo y contundencia, sobre todo Christologic y Kill My Soul que fueron calentando al público que poco a poco volvió a poblar la sala después de salir a darle al palique y echarse un cigarro.


Soldier

Lucas Díaz lleva a la banda en volandas con su estilo sobrio pero efectivo de darle a las baquetas y tiene al bajista Pei García, que no para de darlo todo, como socio de sección rítmica. Liderando todo el percal se erige la figura de Phil González, cantante y guitarrista, el cual desarrolla un buen abanico de recursos estilísticos en su interpretación vocal y una pericia sobrada con sus diferentes guitarras como la preciosa Flying V color madera oscuro que nunca había visto hasta ahora. Como frontman también despliega su carisma presentando de la siguiente manera una de sus canciones: “Bueno, como ya sabéis, se ha puesto de moda entre las bandas de Thrash Metal de este país dedicarle un tema a algún superhéroe. SOLDIER no vamos a ser menos ya que tenemos nuestro propio apartado dedicado a un superhéroe de la inmundicia y de la ineptitud… uno de los peores ministros que haya tenido este país… Genital Wert!!!”

El bolo de los asturianos fue llegando poco a poco a su fin con temas que sonaron cojonudo como Warbourne y Revolt con las que los pongos y demás travesuras del público se volvieron a dar cita. No suelen ser muy rebuscados con su elección de covers y esta vez decidieron acabar con un Cowboys From Hell de Pantera que terminó de poner la We Rock patas arriba. Buen concierto de SOLDIER que hicieron del pecado de ser el único grupo foráneo una virtud ya que a buen seguro que se llevan un buen puñado de nuevos seguidores después de esta actuación.


Soldier

RETROFAITH
Tener tres bandas a la espalda que han hecho bien su trabajo no te deja otro remedio como cabeza de cartel que currártelo a tope para justificar tal posición en el evento. Ya en el previo se vio a Ares, cantante, de arriba para abajo, en constante comunicación con la gente de la sala y de la mesa de sonido, pendiente de tener amarrados todos los detalles para que el resultado fuera exitoso. Y así fue. RETROFAITH no tuvieron problema alguno en asumir el reto de cerrar la noche como era debido ya que llevaron a cabo la descarga más completa y contundente con un sonido superior, si bien las anteriores bandas sonaron también de forma muy aceptable.

Suena Leviathan Comes a modo de intro. Arropados por el ambiente más encendido y numeroso de toda la jornada la banda se planta tranquila sobre el escenario esperando la señal para acometer The Hounds Of Tindalos y Rise Up con las que demuestran que su Black Metal/Thrash de la vieja escuela es apuesta ganadora en directo cuando todas clavijas están bien calibradas. La banda sonaba de lujo en cualquier parte de la sala y sus miembros se mostraban confiados y reforzados por saber que todo estaba bajo control.


Retrofaith

No olvidemos un detalle y es que estábamos asistiendo a la presentación del primer larga duración de la banda titulado …of Madness, por lo que llegaron a sonar hasta cinco temas de este LP de los cuáles gustaron mucho Riding A Broom, la propia …of Madness y The Whisperer in Darkness. El liderazgo que Ares, único superviviente de la formación original, ejerce sobre las tablas queda fuera de toda duda y su carisma, entrega y ataque vocal hacen el resto. Se lleva todas las miradas y él no defrauda desplegando una actitud llena de desafío, odio y resentimiento.

Todos los integrantes de un grupo son importantes para que el resultado final sea óptimo pero quiero resaltar la labor de Dark Angeluz a la batería ya que sin uno de estos máquinas a las baquetas todo el tinglado blackmetalero se puede venir abajo. También es de justicia resaltar el trabajo de Johnny ya que, aunque no hay un espacio excesivo en las composiciones de Retrofaith para solear, siempre aporta algún detalle que enriquece el tema. El repertorio iba llegando a su fin. También hubo espacio para temas de su Demo Necrometal ya que antes había sonado Soulless Lord y ese temazo llamado Crimson Altar fue la última canción propia que tocaron.


Retrofaith


Mención especial para las versiones elegidas que fueron muy del agrado del respetable. Por un lado un desenfrenado Under The Guillotine de Kreator extraído del mítico Preasure To Kill y por otro una pequeña sorpresa con la interpretación del Back To Back que apareció en el Red Hot and Heavy de los Pretty Maids. Las covers no acabaron ahí ya que, como no podía ser de otra manera, todo terminó en fiesta total con miembros de todas las bandas interpretando encima del escenario la mítica Aces Of Spades en homenaje a la vida y la muerte de Ian Fraser Kilmister. Un buen colofón para una noche muy disfrutable de variados estilos que dejó satisfecho al personal y a un servidor.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ entradas firmadas por Diego Rodríguez Liébanas aquí.