viernes, 29 de enero de 2016

BLACK WEST: 49/14 The Last Dream (2015- Autoproducido) Catalunya.


By Diego Rodríguez Liébanas.

La banda barcelonesa BLACK WEST nace de la intención por parte del guitarrista Marcos Cordo de dar salida a una serie de riffs más Stoner que no pintaban mucho en sus otros proyectos, My Silence o Read My Lips, más enfocados al Hardcore. Surgen a mediados de 2010 y ya en 2011 sacan a la luz Lonely Crowd, su primer LP y no es hasta 2015 cuando ve la luz este 49/14 The Last Dream para el que amplían sus horizontes en lo musical encontrándonos a lo largo de estos ocho temas mucho Stoner/Sludge pero también ramalazos Doom, Thrash, Death, Hardcore…



Marcos Cordo fue poco a poco contactando con la gente oportuna para llevar a cabo una banda de calidad y se nutrió de músicos como el batería Iván Ballester, el bajista Rubén Calderón y el cantante José Castillo. Todo ellos son instrumentistas experimentados de la escena barcelonesa que han tenido que ver, por citar algunas, con bandas como The Bleeding Sun, Ebola o Naked Under Leather que practican Black Metal sinfónico, Noisecore y Punk Rock respectivamente lo cual nos da una idea acerca de las múltiples influencias que se dan cita en Black West. Ellos no tienen el más mínimo problema en reconocer como grupos de referencia a Down, Kylesa, Entombed, Red Fang o The Sword.

notable, interesante y con mucha miga

Como detalle destacar que el título del disco, 49/14, es un homenaje a la madre del batería Iván ya que son sus años de nacimiento y fallecimiento. El disco ha sido grabado y producido en los barceloneses BloQ.Estudi siendo Aleix Archs, amigo de la banda, el que se ha ocupado de todo el proceso. La mezcla del disco se ha realizado también allí pero la masterización se ha llevado a cabo en Nueva Jersey. Depende del tema pero en general se ha apostado por un equilibrio entre instrumentos con una batería nítida, protagonista, pero que suena un poco apartada, la voz predomina pero no apabulla, las guitarras, rudas cuando son rítmicas, son dulces cuando se acometen partes melódicas. Me gusta mucho el sonido que le han sacado al bajo que también tiene mucho espacio y no está escondido detrás de la marabunta.


El disco empieza con Smaller Than Keys en el que destaca el trabajo de batería realizado por Iván Ballester. En la segunda parte podemos observar como el tema discurre de forma más fluida sin depender del riff por unos segundos. Es en esos momentos, que tienen su espacio en casi todas las canciones, donde la banda consigue los resultados más interesantes. Después de una interpretación menos inspirada en el primer corte, José Castillo le coge la medida a Betrayer desde el principio añadiendo recursos como la voz limpia a su abanico de posibilidades. A lo largo de todo el disco se puede observar la gustosa relación entre guitarra y bajista ya que las cuatro cuerdas se meten a menudo en terreno melódico y forman juntas un combo muy atractivo.

En What´s Wrong With Me se mete una marcha más y se pisa un poco el acelerador. Resultan muy atractivos esas voces limpias con coros guturales. Después de Once Upon A Time, un tema intenso aunque algo más ligero, topamos con 1966, un Stoner de libro en el que destaca la labor de Marcos Cordo a las guitarras. I´m Sick Like Them, más melódica, me viene perfecta para hablar de la labor de José Castillo que se mueve con soltura en cuatro o cinco registros y parece disfrutar con el reto de ir pasando de uno a otro aunque esto suponga momentos de dificultad. La riqueza de su interpretación es uno de los puntos fuertes del disco. Vamos terminando con el rollo molón y panteresco por momentos de I Need To Watch Things Die y Save Yourself, que comienza con un tono más bluesero pero luego resulta una de las más contundentes en otro ejemplo de cómo le gusta a José estrujar su voz al máximo y transitar de un estado vocal a otro. 49/14 The Last Dream es un disco notable, interesante y con mucha miga que podrás disfrutar al máximo si te mueves en las parámetros musicales indicados.


ULTIMA HORA: Mala noticia de última hora, que nos llega desde el facebook de la banda. Desde aquí les deseamos la mejor de las suertes.

Con mucha tristeza hoy queremos anunciar que por problemas de salud nuestro batería Iván deja la banda, han sido unos meses muy duros tanto para él como para el resto del grupo.

Por ello y por diversos motivos más después de pensarlo durante un tiempo hemos decidido tomarnos un descanso indefinido. Han sido más de 5 años de esfuerzo y dedicación que han dejado dos discos y decenas de conciertos. Hemos visitado sitios nuevos y conocido a gente de puta madre. Desde aquí queremos dar las gracias a todos ellos y a la gente que nos ha apoyado desde un principio. A la gente de las bandas con las que hemos tocado, a promotores que les hemos interesado y blogs que han contado con nosotros para sus reviews y entrevistas. A todos aquellos que han venido a los conciertos y han comprado los discos y camisetas. Son los que han dado sentido a todo esto.

Queremos agradecer especialmente a Rafa de The Burial Chamber por su apoyo incondicional y su implicación en la batería en esta última etapa de la banda que finalmente hemos decidido cerrar.
Por último, dar todo nuestro apoyo a Iván, ha sido uno de los pilares fundamentales de Black West y sin él no hubiera existido este proyecto. Esperamos de todo corazón que se recupere pronto y que esta etapa solo sea una transición hacía una mejor. Stay Strong Bro!

Para despedirnos hemos querido montar una última fiesta en la que estaremos tocando con nuestros amigos de Wis(H)Key y Grass, dos de las bandas referentes de nuestra ciudad dentro del estilo que nos apasiona. El concierto será el día Sábado 30 de Enero en la sala BeGood de Barcelona a las 21:30h.


Sería un placer compartir con tod@s vosotr@s esta despedida así que os esperamos allí!!!







© Diario de un Metalhead 2016.

+ STONER aquí.