martes, 1 de diciembre de 2015

Y EN TURÓN LA VOLVIMOS A LIAR. 14.11.2015 TURÓN METAL FEST. Crónica y fotos.



By Larry Runner.

No puedo hacer una crónica al uso, pues estar inmerso intentando dirigir un poco el cotarro, hace que no puedas disfrutar de la fiesta como hubieses hecho estando en tu salsa y tirando de cerveza y chupitos, que es lo que tocó en la inmensa mayoría de las 18 ediciones anteriores del concierto de la Semana de la Juventud de Turón.


Así que intentaré de algún modo contar lo que aconteció al que bautizamos como Turón Metal Fest tratando de dar un mayor realce a la fiesta que preparamos en Turón con motivo de la 19ª Semana de la Juventud de la Plataforma Juvenil del Valle minero situado en el corazón de Asturias.

Hace años que la industria minera nos dejó de lado gracias a la gente que gobierna desde lujosos despachos. Hace años que nos abandonaron a nuestra suerte y los corbatos de turno desviaron los fondos mineros que envió Europa hacia otros lugares y para otros menesteres muy distantes y distintos de aquellos para lo que fueron concedidos, la revitalización de las Cuencas Mineras asturianas. En su día nos dijeron que las minas no eran rentables, aunque si pretendes abrir una, no te dejarán, porque sí lo son, pero les joderás el chiringuito que se han montado de importación del mineral que aquí sobra a través del puerto de Gijón. Luego vienen con el cuento de que el carbón contamina, aunque el importado y el de Alemania, que está reabriendo sus pozos, no parece contaminar tanto. En fin, tras más de un siglo de ser el motor de la región, de repente alguien decidió que fuéramos historia y si queríamos vivir aquí, nos buscáramos las lentejas como pudiéramos, pero nunca trabajando en lo mismo que nuestros padres, abuelos o bisabuelos. Que emigráramos, como han hecho la inmensa mayoría, que hoy en día subsisten en Madrid, en Cataluña, en el Levante y hasta en Baleares y Canarias. 


Sí, hemos quedado sólo unos pocos y Turón hoy en día no llega a los 6000 habitantes. Lejos quedan los tiempos de albergar a más de 30.000 personas en el Valle. Hoy en día sólo ves ancianos y los que ves en edad laboral, o bien están en el paro, o sólo van a casa a dormir, como es mi caso.

Aún así, en las dos últimas décadas, siempre, o casi siempre, ha habido gente con iniciativa que ha intentado hacer cosas, aunque pocas veces se les reconozca el trabajo, el mérito, la entrega e incluso hasta se les pongan zancadillas. Cuando uno quiere, puede, vaya si puede.

Es por ello que en Turón hay todo tipo de asociaciones, de Amas de Casa, de Amigos de la Camelia, peñas futboleras, etc, y también una Plataforma Juvenil, que en dos décadas ha sido capaz muchas veces de situar al pueblo en el mapa y hacer venir a la gente de fuera a base de trabajo, humildad y entrega.

Monasthyr

Tras un año de desgobierno y desaparición, la Plataforma ha retornado, con inexperiencia, pero con muchas ganas, con voluntad a pesar de la casi inexistente ayuda. Ellos, los nuevos, los jóvenes, lanzaron el cabo pidiendo ayuda y nosotros agarramos la cuerda y tiramos con fuerza de ella para llevarles a buen puerto con toda nuestra buena voluntad y sin pedir nada a cambio. Había que hacer el concierto de la Semana de la Juventud y los medios eran pocos y el dinero muy escaso, eso nos dijeron a María Amor y a mí. Tenían claro que querían heavy, pues son los seguidores del estilo los que siempre han dejado beneficio en caja, que es lo que se busca para seguir creciendo y realizar actividades gratuitas todo el año. Porque la Plataforma gestiona talleres, teatro y todo tipo de actividades culturales. Adiós a las maravillosas noches reggae, techno, celtas, hip-hop y demás mierdas. Siempre fueron ruinosas. Mucho postureo y poco consumir, al contrario, llevan gentes capaces de hacerte el botellón delante del escenario. Una puta mierda. 

Así que tiramos de contactos altruistas y gracias a ellos y a algún teléfono bien guardado y al bendito facebook, logramos reunir el nombre de cinco bandas. El tiempo fue tan justo que algunos nombres llamativos se quedaron fuera y no por falta de pasta, si no por compromisos ya firmados. Y es que web y radio nunca nos han dado dinero, muy al contrario, pero sí nos han dado amigos y una agenda telefónica envidiable.

En apenas unos días y gracias a la colaboración -altruista también- de Fon de Soulburners, teníamos el cabeza de cartel. Necesitábamos un nombre que estuviera a la altura de lo que había pasado por aquí en ocasiones anteriores. No teníamos pasta para unos Primal Fear como en 2010, pero con lo que había, teníamos que intentar que el nombre que más brillara en los posters fuera uno a la altura de Barón Rojo, Obús, Sex Museum, Def Con Dos, Burning o Ñu, estrellas de años anteriores.

Taranus

Surgió la oportunidad de Muro y fuimos de cabeza. Luego hubo que regatear con los pobres Taranus, Blunder, Monasthyr y Arenia. Se dejaron “engañar” y pusieron todo de su parte para tocar en Turón. Siempre serán especiales para nosotros, aunque bueno, ya lo eran, pero ahora más.

Sólo nos encargamos de eso, lo otro venía por otros lados. Alguno hizo el agosto en noviembre engañando a los chavales. En su conciencia queda, el año que viene lo tendrán más difícil. Sin embargo otros nos ayudaron sólo con pedirlo, y en ese punto tengo que citar a Dynamita Studios. Gracias Señor Dani G. Pudimos dormir tranquilos los últimos días gracias a ti.

Llegó el día y todo fue bien. La gente acudió en buen número, más aún teniendo en cuenta que hoy en día los transportes públicos que unen al Valle con el resto de la región son cada vez más escasos y que venir sin tener coche propio es bastante tedioso. Estamos a poco más de 20 minutos por carretera de Oviedo, pero en transporte público te puedes tirar hora y media si no controlas bien los horarios. Así que el mérito de que venga alguien de fuera, es enorme. Y vinieron. Sí, vinieron. Gente de Oviedo, Avilés, Gijón y hasta Cangas del Narcea. Pero también de fuera de Asturias, incluso de Madrid. El ambiente fue excepcional y a buen seguro que no fue mayor porque el mismo día había otros 25 eventos musicales en la región que nos lo ponían aún más difícil, muchos de ellos también gratuitos. Y eso que alguno canceló.

MONASTHYR abrieron la noche musical y aunque el público era aún escaso, lo pasaron en grande y agradaron. Su versión del popular tema de Nino Bravo de Un beso y una Flor lo cantó todo el mundo.

Arenia

TARANUS fueron los segundos. Queríamos que actuaran más tarde, pero las obligaciones laborales de uno de los suyos hicieron que tocaran mucho antes de lo que nos hubiese gustado. Susana su vocalista estaba muy pachucha y llegó a asustarme cuando llegó. Acojona ver a alguien como ella tan enfermo. A pesar de ello dio la talla con creces. Nadie sabe el esfuerzo que tuvo que realizar para estar a la altura. El frío de la noche no acompañó. La banda estuvo espectacular y gustaron a todos aquellos que aún no les conocían.

A pesar de nuestra insistencia en las redes sociales y en la web de lo asequible de su fantástica fusión de folk y metal, no hubo curiosos entre la audiencia. La gente es cada día más cateta. Sí, hay guitarras, pero no muerden y era gratis. El Turón no rockero se lo perdió. Peor para ellos. Seguro que si se los traen a las fiestas patronales se acercan todos. Sí, fallaron los de casa, incluso algunos que se pasean por Mieres con parches de heavy metal. Muy trues pero no cogieron el autobús para ver a Muro. Heavies de pastel, que dirían ellos a buen seguro.

ARENIA no tuvo su mejor día, pero aún así hicieron un buen show. El mejor sin duda fue su vocalista, Fran. Al igual que Susana de Taranus, estaba enfermo, casi no podía ni hablar. Pues a pesar de ello arriesgó hasta con los agudos. Su set-list fue más que brillante. Entre sus canciones colaron una preciosa versión del Espíritu de Amor de WarCry en acústico. También el Tears of a Mandrake de Edguy, en el que no estuvieron demasiado finos y para acabar el The Wickerman de Iron Maiden que fue un subidón y dejó buen sabor de boca.

Llegó la esperada hora, la intro falló y no escuchamos por el micro aquello de “la banda más dura, el grupo más duro”, que yo pensé en decir pero viendo tanta gente enseguida se me pasó la idea. Todo eso no importaba, allí estaba la leyenda, subían a oscuras al escenario, teníamos a MURO.

Muro

Impresionantes, aunque eso ya lo sabía. No estaba Silver, pero yo ya les había visto en el POUNDING METAL FEST y sabía que Rocksa lo hacía muy bien. Conciertazo y caras de asombro en los más despistados que no sabían que ella era la vocalista, y entre los más cerrados de mollera que pensaban que lo de tener a una mujer al frente no iba a funcionar. Zas! Bocas cerradas. Rocksa genial.

De los otros tres, poco que decir. La formación original, la de toda la vida, la que nos aprendimos ya en los 80 con Largo, Julito y Lapi. Más heavies que una lluvia de hachas. Auténticos como pocos, han vivido su vida con actitud, la han conservado, y yo, que he tratado con muchos músicos, pocas veces he compartido minutos con gente tan honesta, tan de verdad y con los pies tan bien puestos en el suelo. Su set-list se basó una vez más, y lo celebro, en canciones de sus dos primeros discos Acero y Sangre y Telón de Acero, a los que añaden lo mejor de El Cuarto Jinete, su último disco. El resultado, excepcional. Canciones como Mirada Asesina, Maldición de Kcor o La Voz, dedicada a Dio, te hacen disfrutar de lo lindo. Lo hicimos. Sudaron bien el cachopo que disfrutaron en el Mesón de Carlos a media tarde en su comida-merienda-cena.

Su saber hacer sobre el escenario y fuera de él, hizo que se ganaran el corazón de todos aquellos con los que se cruzaron, fueran metaleros o no. Los chavales de la Plataforma tras su concierto quisieron plasmar el momento para siempre con fotos. No fue de extrañar. Encantadores. Muy grandes.

Muro

BLUNDER cerraban la noche. Fue una pena que no avisaran antes de la suspensión de su concierto de Gijón para que alargaran un poco más su set-list. Cris a la voz sorprendió a todos menos a los que ya la conocíamos. El nombre de la banda no les decía nada a la mayoría de los asistentes, pero estoy seguro de que muchos irán a verles en próximas ocasiones. No puede ser de otro modo. Tocaron temas propios, pero también versiones espectaculares. Más de uno alucinó al ver que iba a irse casa escuchando hasta temas de Led Zeppelin bien tocados. Un final alucinante.

Y así transcurrió una larga jornada que empezó bien temprano para nosotros, a las 11 de la mañana y que duró 18 horas. Cuanto todo acabó, no nos fuimos a la fiesta posterior que continuó por algunos bares hasta las 8 de la mañana. Tuvimos que irnos a dormir. El ruido del desmontaje no nos molestó en absoluto, y eso que vivimos pegados al recinto. Estábamos agotados. Eso sí, muy contentos.

No quiero terminar mi relato sin mandar un saludo y un abrazo enorme a aquellos que estuvieron a nuestro lado cuando más falta nos hizo, a Fon y a Dani G. Y sobre todo a los chavales de la Plataforma Juvenil, a Balduno, Juan, Almu, Álvaro, Nestor, Cabanas, Javi, Alex, Josín, Iván, Fonso y a la siempre sonriente Anaís y todos sus compañeros que a buen seguro habrían hecho sentirse orgullosos a los presidentes anteriores de lo que ellos hoy gestionan y que fueron unos cracks en su momento: Pablo Prieto y Miguel Prado.

Qué haya más!

Blunder

© Diario de un Metalhead 2015.