martes, 8 de diciembre de 2015

MAREA THRASH. 03.11.2015. Alicante. ONSLAUGHT. Crónica y fotos.



Texto: René Engelaan.
Fotos: José "Chimpa" Sánchez.

En dos anteriores ocasiones habia visto a ONSLAUGHT. La primera vez fue en Valencia en el festival HEAVY METAL HEART V y otra en un pueblo de la provincia de Cuenca en el HEAVY METAL HEART VII. Aunque me lo pasé bien en aquellas ocasiones no es lo mismo ver a un grupo en un festival que en sala. Por eso tenia muchas ganas de volverlos a ver, en esta ocasion en la Sala Marearock de Alicante. Nunca antes habia estado ahí pero me ha parecido un sitio estupendo para conciertos de este tipo. Es bastante pequeño pero tiene un toque underground que mola para este tipo de bolos vieja escuela.

Salí sólo directamente desde el trabajo en Altea, y en unos 45 minutos me planté ahí en la sala que está justo detras del Casino, cerca del puerto. El primer grupo SCILA ya habían tocado y me enteré que los segundos WE ALL FALL no iban a tocar. La verdad es que no vi a nadie apenado por ello porque así podiamos ver antes a los cabeza de cartel.


Sobre las 22.00 salió al escenario el grupo de thrash más conocido de Gran Bretaña, los míticos ONSLAUGHT. Míticos más que nada por el nombre porque de la primera formación sólo queda el guitarrista Nige Rockett. Luego nos encontramos con el cantante Sy Keeler que ya estuvo una temporada en la banda en el 86 cuando grabó The Force con ellos y lleva desde que la banda se reformó en el 2004. El bajista Jeff Williams lleva desde el 2006, el batería Michael Hourihan -también en EXTREME NOISE TERROR- desde el 2011. El más nuevo es el joven -25 años- guitarrista Ian GT Davies que reemplazó en septiembre de este año a Andy Rosser.


Como podeís comprobar viendo el line up, poco tiene que ver con la primera formación. Por eso cuando tocaron clásicos como Onslaught (Power From Hell). Death Metal, Angels of Death Metal Forces o Fight with the Beast no llegaron a transmitir lo mismo que las viejas grabaciones de esas canciones. Todo suena menos primitivo que antes y eso le quita algo del encanto que tenían esos temas pero igualmente disfrutamos porque son unos jodidos clásicos del thrash metal británico.


Lógicamente tampoco faltaron temas de sus discos que grabaron desde que se reformaron. Sobre todo disfruté mucho con Killing Peace, Planting Seeds of Hate, The Sound of Violence y 66'Fucking'6 del hasta ahora último trabajo de la banda, VI del 2013.

En fin, un concierto brutal, con un grupo y público 100% entregado, con mucho humo escénico, mosh, headbaning, gritos y violencia sonora. Así debe de ser un concierto de thrash metal vieja escuela.

© Diario de un Metalhead 2015.

+ Crónicas de conciertos aquí.