martes, 13 de octubre de 2015

110% ROCK N' ROLL. Oviedo 07.10.2015. HARDBONE + CRUDO. Crónica y fotos.


By Larry Runner.

Son jóvenes, con ganas de triunfar, pero antes con ganas de girar, de dar su música a valer y conocer mundo. Seis ciudades por recorrer por nuestra geografía con Oviedo dentro de ellas.

Regresaba a La Calleja tras mucho tiempo, demasiado. AsturRock ha remodelado el garito, le ha dado un buen meneo y creo que es la primera vez que salgo de verdad contento con el sonido de ese sitio. Hay mucho más equipo, nuevo, y además hay un técnico trabajando de continuo en la Sala, lo cual hace que ese equipo esté más que controlado y adaptado a las difíciles condiciones. La Calleja ahora además cuenta con un buen escenario. Felicidades a Pablo Viña, responsable de la parcela sónica, la más importante en este negocio. Si suena mal, ¿para qué vas a ir? Pues ahora esa disculpa no vale.

HARDBONE + CRUDO era la oferta para el miércoles 7 de octubre. Una noche de actitud 110% para disfrutar. Día laborable, complicado sobre todo para los que somos de fuera de la ciudad, aunque hay gente que no fue y vive dos portales más allá. Y es que en Asturias sigue habiendo mucho rockero y metalero de camiseta y parche, pero de poco sacrificio. Seguro que muchos no podían ir por ser de fuera y no tener en qué volver, pero otros es que simplemente no levantan el culo del sofá, y lo sabéis. Fue lo único malo de la noche, el poco público, aunque Oviedo por lo visto no fue la ciudad que más castigó a los de Hamburgo.


Abrieron CRUDO, que comenzaron un poco antes de que yo llegara. Sí, algunos trabajamos y además vivimos fuera. No vimos el empezar, pero sí pudimos disfrutar de casi todo el show y experimentar en vivo lo que ya nos transmitían en disco, que los temas de su nuevo Héroes, Esclavos y Traidores son mucho mejores que los de sus anteriores trabajos.

Héroes, Gamonal, Dale, Esclavos … son canciones que atrapan, aunque tengo que reconocer que Mirando Hacia Arriba, del Cicatrices, me sonó bien en vivo. Cerraron con El Avestruz, tema que aún no conocía pues no había escuchado aún el primer disco, algo que he ido arreglando estos días al habernos regalado la banda el disco que nos faltaba.


Fue mi primer concierto de CRUDO, pero estoy seguro de que no será el último. Me gusta como se combinan las guitarras, lo heavies que son en el fondo y la energía que derrochan. Tienen actitud y una pequeña legión de fieles que les siguen, lo cual es siempre importante. En este par de meses van saturados de actuaciones en Asturias. Tendrán que ir pensando en salir, esto se les ha quedado ya pequeño. Ojalá lo intenten para que no se queden en el camino como tantos otros.

HARDBONE saltaron al escenario de La Calleja con Bottlemate y ante mi sorpresa, casi la mitad del medio centenar de presentes con CRUDO se piraron. Algunos regresaron un rato más tarde, supongo que estarían fumando fuera, pero a otros ya no les vimos. Digo lo de siempre, nos falta cultura de rock n' roll. Mucha. Está bien que acudas a un concierto porque tocan unos amigos tuyos como CRUDO, que son fantásticos. Pero antes de irte, piensa que detrás toca otra banda, y que si tus amigos, que saben de esto más que tú y que yo juntos, han accedido a hacer de banda telonera de los alemanes que vienen detrás será por algo. Y es que te has ido de la boda sin probar ni la carne ni el pescado, sólo habiendo calentado un poco el estómago con la sopa. Eres un vegano del rock n’ roll, que lo sepas.

HARDBONE son una banda enorme, llevan el sonido Australia al máximo nivel y tiene auténticos temazos. Su único problema quizás sea que otros de nombre parecido han llegado antes a las grandes masas, pero no son peores que aquellos ni muchísimo menos. Lo que no se entiende es que con la cantidad de gente que presume de rockero por la vida en una ciudad como Oviedo haya acudido tan poca peña. Es lo de siempre, aquí lo sabemos todo y no hay nada que aprender, todo el día nos olemos nuestro propio culo y así nos va. Por eso vienen de Hamburgo a tocar aquí pero de aquí a Hamburgo no va nadie. Y es que falta mucha actitud, y a veces aptitud, aunque aquí se piense lo contrario.


Ni una sola gilipollez en el escenario. Un show preparado de principio a fin. Una profesionalidad envidiable. Un saber estar que pocas veces he visto cuando el público es escaso. Todo preparado de principio a fin. Sabiendo cómo actuar en cada momento, cómo moverse, cómo conectar con el público o al menos intentarlo. Algo que muy pocos consiguen en nuestro país, aunque alguno hay, desde luego, por eso se les reconoce. Diré cinco nombres y luego que me juzguen por ello: Angelus, Avulsed, Crisix, Trallery e [In Mute]. Ellos sí lo tienen claro, aunque los dos últimos todavía están un poco por detrás y les falta exportarse. 

Fue la misma sensación que desgraciadamente percibimos cuando vamos a los bolazos que organizan The Promouters en la Acapulco de Gijón. Una superbanda que da mil patadas a las de aquí y que nadie va a ver. Sin falta de aderezos ni historias superfluas, con la batería más desnuda que he visto en un escenario y la caña que le dieron. He visto a baterías que apenas asomaban el flequillo que le pegan más blando que Caine Grandt, el enorme drummer de HARDBONE. Cómo castiga la caja el tío. Las baquetas astillaban de continuo.


Y luego, claro, están los temas. Como ellos mismos dicen 110% Rock N' Roll. Llegué a verles con apenas un par de escuchas a su último Bone Hard, pero aunque no hubiese conocido los temas no me habría aburrido. Con las bandas grandes nunca te aburres, sean del estilo que sean, aunque pienses que no es lo tuyo ni por asomo. Ahí está la grandeza de los de Hamburgo. Hasta siete temas de los diez del disco nos soltaron. No me importó. Además no faltaron los anteriores hits de su anterior This Is Rock N' Roll, como la canción que da título al disco o la brutalísima Girls & Gasoline. Fueron de menos a más y acabaron calentando al público y vendiendo algunas camisetas y discos.

Finalizado el show comprobamos además su cercanía y sencillez. A veces vienen algunas estrellitas peninsulares que no tocan ni la mitad y casi nos perdonan la vida. Otros cancelan cuando ven que la anticipada no va bien con cualquier excusa estúpida. Estos no.  Me gustaron tanto que hice algo que hacía años que no perpetraba, traerme el disco firmado por todos. Estúpido de mi no me hice una foto, llegué con la cámara sin batería. Por eso las fotos que ves son tan horrendas, son del móvil. Pido disculpas por ello. No volverá a ocurrir.

Gracias a La Calleja por la inversión y el esfuerzo para convertir el garito en Sala y gracias a Txalupa Concerts por traer a HARDBONE y por todo lo que nos une tras tantos años. Un abrazo especial para CRUDO. Y un saludo para la gente de Lestrato. A medianoche estábamos ya fuera, me fui a la cama a la misma hora de siempre. El esfuerzo no fue para tanto. Un miércoles también puede ser un día inolvidable.

© Diario de un Metalhead 2015.

+ sobre HARDBONE aquí.
+ sobre CRUDO aquí.