martes, 8 de septiembre de 2015

OCEANS OF SLUMBER: Blue (2015- Century Media) EP. USA.


By Diego Rodríguez Liébanas.

La banda tejana OCEANS OF SLUMBER consiguió llamar la atención en 2013 con su anterior álbum Aetherial, un trabajo autoproducido que gustó a la gente de Century Media con los que acaban de firmar contrato por lo que este es su primera grabación para la firma germana. Se trata de un EP de seis canciones que sirve, a mi modo de ver, poco más que de precalentamiento para lo que posteriormente llegará en forma de larga duración. La banda afronta esta nueva andadura  con una baja significativa ya que su cantante Ronnie Gates dejó el proyecto en el pasado enero tomando las riendas de las labores vocales Cammie Gilbert. Nueva cantante y nuevo contrato. 

¿Catalogación y etiquetado de la banda? Me he encontrado una discusión sobre este grupo en el foro de Enciclopediae Metallum que es una página de referencia para buscar información sobre los grupos acerca de miembros, discografía, fechas… Los coordinadores de ese espacio han decidido que OCEANS OF SLUMBER no deben formar parte de él porque la banda practica “prog rock mixed with some hardcore/metal tendencies but it's not metal”. La banda utiliza las palabras “Progressive Metal” para definirse y reivindica como influencias a grupos como Faith No More, Devin Townsend, The Gatering así que… En fin, simplemente quería dejar patente que existe esa discordia y que las escuchas de este EP tampoco me han ayudado en demasía a decantarme.

El trabajo consta de seis cortes: dos canciones propias y cuatro versiones. Empecemos por las versiones acerca de las cuales hay que reconocer que han tenido muy buen gusto en su elección. La primera es Solitude de Candlemass de su legendario disco Epicus, Doomicus, Metallicus. El cover que realiza OCEANS OF SLUMBER no parece que pase la prueba. Me refiero a que no consigue acercarse a la intensidad ni la épica de la original y tampoco aporta una visión nueva del clásico por lo que parece quedarse en un terreno de corrección musical que me parece insuficiente. 

No sucede lo mismo con un más acertado acercamiento al megaclásico Kashmir de Led Zeppelin en el que Cammie Gilbert, a diferencia del anterior, sí logra llevarse el tema a su terreno y la banda parece mojarse un poco más alargando una canción ya de por sí larga al principio y al final de la misma. Comienza con suavidad a base de guitarras muy tranquilas para ir tomando cuerpo poco a poco siendo los últimos minutos de los trece de duración en los que la banda saca los pies del tiesto y deja ver un poco de su verdadera personalidad sobre a través de la batería black progresiva que le mete Dobber y cierta agresividad en las guitarras rítmica  y solista de Anthony Contreras y Sean Gary y acabar para posteriormente relajar y acabar en plan jazzie.

La siguiente elegida es el grandísimo tema instrumental The Wanderer de Emperor. Otra vez volvemos al camino de la corrección con una versión que comienza con el mismo tono agradable que predomina en todo el disco para adquirir posteriormente algo más de intensidad pero sin adentrarse en terrenos agresivos y oscuros que la canción requiere. A ver…, The Wanderer es una canción bonita pero no sólo es bonita ni mucho menos. Esta adaptación parece quitarle todo el picante y realizar una interpretación para todos los públicos que a mí no me acaba de convencer. La tanda de covers llega a su fin con On The Turning Away, uno de los momentos inspirados de los Pink Floyd de Gilmour de finales de los ochenta. En este caso OCEANS OF SLUMBER sí que logran sacar adelante el tema sin romperse la cabeza, sin añadir nada nuevo pero captando la esencia obteniendo un buen resultado.


Detrás de la máscara que OCEANS OF SLUMBER se han puesto para la ocasión se esconde la verdadera cara que la banda nos ha dejado ver a través de sus dos canciones propias, Turpentine y Memoriam. Se trata de dos temas compuestos para presentarnos a su nueva cantante como es debido ya que le dejan todo el protagonismo. Turpentine se desliza a través de unas guitarras apenas distorsionadas que fluyen tranquilas acompañando la voz de Cammie Gilbert que saca lo mejor de sí misma a través de un tema que te envuelve y consigue introducirte en un ambiente meláncolico y emotivo que concluye con unos sutiles punteos finales que te acarician. Poco más se puede decir de Memoriam si no es que parece un apéndice de menos de dos minutos de Turpentine. Mismas guitarras, mismo contexto emotivo y misma interpretación vocal protagonista que no me sugieren nada que no haya dicho de la anterior.

Como siempre digo, los EPs suelen funcionar para decir “Aquí estoy” y seguir dando que hablar antes de publicaciones mucho más serias. Este EP sirve sobre todo para presentarnos a su nueva cantante y para comenzar singladura con nueva compañía. Nos deja un tema como Turpentine, que es lo más destacado del trabajo en lo positivo y lo acompañan cuatro versiones correctas, sí, pero acompañadas de una interpretación y un sonido insulso y plano que producen la sensación de estar escuchando una especie de interpretación Chill Out por una falta patente de garra y personalidad. Aun así, han despertado mi curiosidad por lo que os informaremos de su próximo lanzamiento en forma de larga duración del que esperamos mucho más.





© Diario de un Metalhead 2015.

+ Discos de CENTURY MEDIA aquí.