miércoles, 30 de septiembre de 2015

NOCHE DE VALIENTES. Madrid 12.09.2015. VANDERBUYST + MAVERICK. Crónica y fotos.


By Diego Rodríguez Liébanas.

Meses atrás, en plena época navideña, los holandeses VANDERBUYST anunciaron que 2015 iba a ser su último año de existencia a través de una carta a sus fans publicada en el Facebook de la banda. En ella explicaban que “intentar hacer carrera en el mundo del Hard Rock es como la lucha de Don Quijote contra los castillos, una empresa valiente pero infructuosa”. A principios de 2014, antes de sacar At The Crack Of Dawn, ya habían decidido que la banda iba a llegar a su fin pero que lo iban a hacer de forma paulatina y a su manera. Desde entonces VANDERBUYST se han permitido el lujo de realizar una última gira europea, viajar a Japón e ir apagando la llama a su gusto con otros dos conciertos en España en las ciudades de Málaga y Madrid.


Unos se van y otros llegan. El grupo elegido por el Pounding Metal Union para acompañar a VANDERBUYST en el bolo ha sido MAVERICK, conjunto de reciente creación que iba a realizar esa noche su presentación en sociedad. Están comandados por el que fuera cantante de Wild, Javier Endara, volviendo al bajo y acompañado en las labores guitarrísticas por el ex Steel Horse y actualmente en Nigromante, Ángel Muñoz y por Alejandro Gabasa también miembro de Leather Heart. Se suma al proyecto Christian Giardino, batería en la banda Eldorado e hijo de Walter Giardino, mítico guitarrista argentino de la banda Rata Blanca, y se encarga de las labores vocales un excelso cantante como es David Requejado quien también forma parte de los progresivos Perfect Smile.



Se nos fue un poco la hora y llegamos a We Rock con el concierto de MAVERICK ya empezado. La sala presentaba buena imagen y el grupo abordaba Out Of The Fields de Gary Moore con la que el centenar de personas presentes comenzaba a calentarse. La banda también parecía ir cogiendo tono con los  duelos guitarrísticos protagonizados por Muñoz y Gabasa que intercambiaban labores rítmicas y solistas. La descarga avanzaba y una de las sorpresas fue el cambio de roles entre Requejado y Endara para que este último interpretara Nunca Mires a los Ojos de la Muerte de su etapa en Wild que me hizo recordar con nostalgia tiempos no tan lejanos en los que Steel Horse, Ciclón y los propios Wild nos hicieron disfrutar muchísimo con su Heavy Metal tradicional. Además de la labor a las guitarras y la sólida base rítmica llevada a cabo por Giardino y Endara creo que es de justicia resaltar la sobresaliente tarea realizada por David Requejado que, con su técnica y su chorro de voz, se convirtió en ese pilar fundamental en el que una banda que empieza puede apoyarse para pensar “aquí hay futuro” y en ese plus que siempre es necesario para destacar. Para terminar cayeron una brutal Spotlight Kid de Rainbow y Break It Up, el single que la banda sacó a la luz hace ya unos meses que tomó cuerpo y fuerza en directo. En la zona de merchandising podía conseguirse el EP Break It Up, integrado por cinco temas que, esperemos, funcionen como preludio de una trayectoria fructífera.

VANDERBUYST se despiden de los
escenarios justo en su mejor momento


VANDERBUYST es una de mis bandas favoritas de los últimos tiempos. Ha sido un placer verles crecer a lo largo de los años tanto en el escenario como a través de sus entregas discográficas. Me gusta mucho su último At The Crack Of Dawn y me hubiera gustado que introdujeran algún tema más que Walking On Tightrope o la propia At The Crack Of Dawn que les quedó monumental. A lo largo del concierto fueron haciendo un repaso a toda su trayectoria con temas como Flying Dutchmen, KGB, Stealing Your Thunder, Lecherous o Tiger. Hubo espacio incluso para su primera Demo con la inclusión de December. Qué decir de Willem Verbuyst…, uno de mis guitarristas preferidos. Actuación tras actuación demuestra su calidad y esta noche no fue diferente. Es un crack de las seis cuerdas.


Es inevitable reconocer el crecimiento de Jochem Jonkman en las tres facetas que le tocan. Como frontman ha ganado presencia y su labor de maestro de ceremonias ya no hace entrever nerviosismo alguno. El sonido de su bajo estuvo mucho mejor que en noches anteriores por lo que la banda ganó mucho en peso, presencia y contundencia. Y como cantante hay que reconocerle una evolución importante desde la primera vez que les vi hace tres años y pico. Lo mismo debe decirse de Barry Van Esbroek a la batería. Su estilo no ha cambiado y sigue siendo sobrio y poco dado a las aventuras pero su sonido ha ganado pegada y potencia formando junto a Jochem una sección rítmica más que interesante. Está claro que la cantidad de bolos realizados en los últimos años a lo largo de más de 20 países, en grandes festivales y abriendo para bandas importantes ha hecho crecer a la banda de manera exponencial.



Javier Endara saltó a escena y protagonizó la interpretación de Traci Lords y no faltó tampoco ese temazo que es From Pillar To Post donde Mr. Verbuyst es capaz de dejar al personal con la boca abierta al igual que con la habitual e inmensa versión del Rock Bottom de UFO. Los ciento y pico jevis que se dieron cita en la We Rock disfrutaron del bolo como animales. El show de VANDERBUYST fue tan contundente, intenso y lleno de energía y de momentos de calidad que nadie echó en falta otro tipo de ingredientes. No puedo negar que me puse un poco triste al terminar la actuación. VANDERBUYST se despiden de los escenarios justo en su mejor momento. Su último disco ha sido el más completo y complejo de todos los editados y la banda suena como un cañón en directo. Espero sinceramente que en el futuro tengamos la oportunidad de volver a disfrutar de esta banda. Hasta entonces… Que la vida os trate bien, Willem, Barry y Jochem!

© Diario de un Metalhead 2015.

+ sobre POUNDING METAL UNION aquí.