sábado, 8 de agosto de 2015

TOXOVIBORA: Nace/Sufre/Muere (2015- Art Gates) Castilla-La Mancha.


By Larry Runner.

Nace/Sufre/Muere es el título del nuevo disco de TOXOVÍBORA, que se presenta tras una muy buena portada y que personalmente me ha dejado un poco frío. Y es que Primer Ataque, su anterior trabajo de 2013, apuntaba maneras, y bien pensé por entonces que para su siguiente disco la banda daría el salto. Pero no, puede que este Nace/Sufre/Muere sea mejor que su predecesor, pero aún no alcanza lo que yo esperaba de los de Hellín.


Y ojo, que no quiero se me empiece a malinterpretar. No está nada mal, pero yo esperaba más. Sí que a nivel técnico el disco puede ser superior, los solos mejores y la base rítmica más cundente, incluso las letras más inteligentes. Pero no lo suficiente como para que cuando vayas a la estantería a por un disco de thrash te den más ganas de coger Nace/Sufre/Muere en vez de echarle el guante a otro álbum. Me explico un poco mejor.


Y es que sin ser un mal disco, sí que se hace lineal y creo saber el por qué de esta causa: la voz. Joaquín Fernández "Mudarra" lo canta casi todo igual, lo cual tras 3-4 temas te de la sensación de estar escuchando siempre la misma canción, sin que te aporte la frescura necesaria para que el álbum te llegue a enganchar de verdad. Las líneas vocales son poco variadas en el aspecto tonal y restan brillo a los temas, aunque cuando entran en juego otras voces como con la de Steffi de [IN MUTE] en Epidemia, esta percepción cambia, pues entra en juego la variedad que da brillo auténtico a la canción.


Lo que más me gusta es la forma que tienen de tratar las guitarras, las rítmicas, me parecen lo mejor del disco junto con los cambios de ritmo, que no vienen forzados, y algunos solos son realmente buenos. Si tuviera que destacar un par de temas quizás me quedase con Epidemia, Herederos de Metralla y Zelsius, en ese orden. Sangre Salada tiene su punto. Creo que han basado los temas en la búsqueda de  la lucidez instrumental y con ello han sacrificado las canciones, algo como lo que le pasó a EVILE en su Infected Nations, el álbum en el que llevaron la bofetada a nivel crítica y comercial.

No es un mal disco, pero no me ha llegado a enganchar, y lo peor de todo, no ha cumplido con lo que yo esperaba de ellos. Ya tengo ganas de que saquen un tercero, porque creo que lo pueden hacer mejor. Tengo fe. Y es que además cuando te enchufas a youtube y ves algo suyo en vivo, tiene una pintaza de la hostia, aunque el video esté grabado con un móvil. Pueden dar mucho más, seguro. Lo espero. Lo deseo.





© Diario de un Metalhead 2015.

+ discos de ART GATES aquí.