martes, 25 de agosto de 2015

LO ENTIENDES SI ESTÁS DENTRO. Wacken 2015. Crónica y fotos. Parte 3/3 y final.


Texto: Larry Runner & Maria Amor.
Fotos: Sergio Blanco & Larry Runner.

La mañana del sábado fue el momento elegido para, digamos, hacer otras cosas. Merchan abundante, tiendas de ropa y calzado, y entretenimiento variado en en el Wackinger ocuparon nuestra matinal del último día. Algo que habíamos dejado de lado hasta entonces por lo incómodo de caminar por el barro, pero ahora que se podía caminar sin problema no queríamos perdernos. Muchas tiendas, brebajes de todos los colores, juegos medievales donde intentar sacar premio, tienda de outlet donde te encuentras auténticos chollos, cerveza de trigo bien fría, puedes hasta bañarte en un balde y si viajas sin pareja y te van las citas a ciegas incluso tienes el Metal Heart, un punto de encuentro donde contactar. Nunca se sabe, echarse un novio o una novia por la zona seguro que es interesante.


Crossplane

Comencé mi jornada de conciertos en el Press Tent con el showcase exclusivo que nos ofrecieron CROSSPLANE. Masturboned se titula su nuevo disco que presentaron durante media hora. Llevan con ellos toda la esencia de Motörhead pero impregnada de buen hacer y de virtuosismo. Es como si las huestes de Lemmy hubiesen vuelto a nacer, pero con un sonido más grueso, más heavy y un poco menos distorsionado. Al haber por medio dos guitarras tienen mucho más juego en la elaboración de las melodías. Lástima haberlos visto sin conocerles, porque me lo habría pasado aún mejor. Intensidad, carisma sobre el escenario, dureza, una banda necesaria. Luego ofrecieron una rueda de prensa, pero fue totalmente en alemán, con lo cual como no me enteraba ... me piré.

En la sobremesa. BEYOND THE BLACK llenaban literalmente el Bullhead y la seguridad del festival cerraba el recinto para evitar que se superase el aforo. No cabía un alfiler. Da la sensación de que los sonidos más melódicos vuelven a reinar en el centro de Europa. Los grupos más brutos del festival, los de death y melodic death no consiguieron en esta edición congregar a tanta gente como los más melódicos. Sólo las bandas de thrash mantuvieron su status. Al resto se los comieron los grupos mas happy. Quizá la gente esté un poco cansada de tanto gritón, no lo sé. El caso es que Alemania es bastante distinta en gustos a España, y aquí siempre vamos por detrás. Quizá lo que esté triunfando ahora allí será lo que se lo coma todo aquí el verano que viene o el siguiente. El tiempo lo dirá. Sólo sé que el éxito de BEYOND THE BLACK no es normal. El año pasado se presentaban allí a la prensa en el Press Tent y este año llenaban el Bullhead y ya anunciaron gira llevándose a MASTERPLAN de teloneros. Flipante.

Beyond the Black

Así a bote pronto puede parecer una locura, pero si ves al grupo en directo quizás llegues a entenderlo. Suenan como una máquina perfecta, muy bien engrasada y sus canciones tienen la mezcla ideal entre fuerza y melodía para llegar al gran público. Sin duda alguna lo van a conseguir. La suave Jennifer Haben se gana a la audiencia sin forzar. Con sólo un disco en la calle Songs of Love and Death, sabía que el set-list no iba a ir muy allá. Abrieron con In The Shadows. Comienzo de manual y de seguido When Angels Fall. Locura. Dos hits seguidos y el público en el bolsillo. Presentación y otro pepinazo: Songs of Love and Death. Detrás, sorpresa, una nueva, Rage Before the Storm, ni más ni menos que el nuevo himno del festival. Apenas una hora más tarde lo cantaría en el Black Stage dentro del espectáculo de ROCK MEETS CLASSIC, con lo cual lo del Wet había sido un ensayo para lo que se le venía encima un poco más tarde. Tanto aquí en el Wet como luego en el escenario grande le acompañaría a dúo el pelirrojo Herbie Langhans, vocalista de SINBREED, que lo disfrutó como un auténtico enano.

Tras la tempestad llegó la calma y Jennifer Haben se sienta al piano y en solitario se canta el Love Me Forever de Motörhead. La carne de gallina y detrás otros cuatro cortes del álbum para cerrar un concierto de éxito definitivo. No me extrañaría que el año que viene actuaran en el True Metal Stage. Casi apostaría. Y aquí triunfarán, tarde, pero lo harán. Espero que no sea demasiado tarde cuando nos llegue la hora de cantar como locos Hallelujah como hicimos en Wacken. Alí les valoran bien, observando Mr. Harry de Wacken Tv y Sascha Paeth, uno de los papis de Avantasia. casi nada. Enormes. De lo mejor del fin de semana.

Set-List Beyond The Black
In the Shadows 
When Angels Fall 
Songs of Love and Death 
Rage Before the Storm ( Wacken Hymn) 
Love Me Forever (Motörhead cover)
Fall Into the Flames 
Drowning in Darkness 
Hallelujah 
Running to the Edge 

Walking Dead On Brodway

Tras tanto sonido acaramelado, una birra para tomar aliento, esperar que se despeje la abarrotada carpa y nos acercamos al otro escenario techado. WALKING DEAD ON BROADWAY, tomen nota. Pronto andarán por aquí dando cera. Alemanes de Leipzig perpetran ese metal acentuado en la e que tanto gusta por aquí. Un grupo que a buen seguro triunfaría en nuestro Resurrection Fest. Una descarga enorme de adrenalina que puso el Headbangers Stage patas arriba ante calculo unas 2000 personas. No vi el show entero, pues en el Black Stage iba a tener lugar uno de los shows exclusivos del festival, uno de esos actos que desgraciadamente ni soñamos ya con ver en España: ROCK MEETS CLASSIC.

El sol golpeaba las cabezas y la peña comenzaba a lucir sombreros, aunque también se veía alguna gorra. Los metalheads que se ven por Wacken distan mucho de los de otros festivales. Más trues en todo, sólo conté a cuatro personas que lucieran dilataciones, lo cual me llamó bastante la atención. Veo más gente con ese look en cualquier concierto metalero de mi ciudad.

Rock Meets Classics

Iba de camino hacia mi favorito de los dos grandes escenarios de Wacken y sobre las tablas estaba de nuevo la guapa Jennifer Haben de BEYOND THE BLACK acompañada otra vez por el eufórico SINBREED Herbie Langhans. Estaban interpretando otra vez Rage Before the Storm, el nuevo himno de Wacken. Llegarían momentos mágicos, con grandes estrellas sobre el escenario siempre con la Bohemian Symphony Orchestra Prague detrás. Joe Lynn Turner nos emocionó con I Surrender, Stargazer y Spotlight Kid de Rainbow. Nunca pensé que pudiera disfrutar de la música del arco iris en Wacken, fue maravilloso. Después apareció Michael Kiske, que tiene la voz nueva, algo lógico con lo poco que ha trabajado durante los últimos 20 años. Con él sonaron A Little Time, Kids of the Century y I Want Out. Tras un fantástico Piratas del Caribe interpretado por la orquesta checa, saltó a escena Dee Snider, uno de los mejores frontman que te vayas a encontrar jamás. Con él todos sudamos frente al Black Stage. Fue un no parar. You Can't Stop Rock 'n' Roll, We're Not Gonna Take It, The Price y I Wanna Rock. Imposible hacerlo mejor. Para acabar, el rubio ídolo se dirige a los miles y miles presentes frente a él y nos cuenta que habían sonado canciones de Rainbow, de Helloween, de Twisted Sister, pero que para terminar iban a tocar algo mucho mejor, el mejor de los himnos del heavy metal, y nos despacharon con un Highway to Hell que sonó mejor de lo que nunca hubiésemos imaginado. En la banda, presencia de Alex Beyrodt a la guitarra, Matt Sinner al bajo... Más que especial. Inenarrable.


Dejo que María Amor os cuente lo de CELTICA Pipes Rock, aunque yo también estuve allí un buen rato.

¿Quién nos iba a decir que la presencia semi-española sobre uno de los escenarios de Wacken la protagonizara una gaitera escocesa que toca en la Banda de Gaitas de Torrevieja, entre otras? 

Jane Espie -The Phantom Piper-, junto con sus compañeros Duncan Knight -Knight of the Pipes-, Harald Weinkum -bajo-, Matthias Katzmair -batería-, Gajus Stappen -Lord of the Strings- y Aya Kalina -violín- forman parte de CELTICA Pipes Rock, banda de folk-metal que tocaba en el escenario Wackinger a la mejor hora y en el mejor día del festival. Son músicos de tres nacionalidades distintas -escoceses, austriacos y búlgaros- y con amplia experiencia en sus campos musicales como lo demuestran sus trabajos con SAOR PATROL, en el caso de Jane -The Phantom Piper-, o tocando en diversas fiestas para la Reina de Inglaterra en el castillo escocés de Balmoral por parte de Duncan Knight.

Celtica Pipes Rock

Dieron buenas y cuantiosas muestras de que el Heavy Metal y los sonidos folk corren por sus venas y no tiene porqué están reñidos, más bien lo contrario. Los cuernos en las manos de los protagonistas eran frecuentes, headbanging y la estética más heavy, mezclada con los Tartans, aparecían en el escenario de mano de Jane, Aya, Duncan, Harald, Matthias y Gajus.

Nos ofrecieron un gran show donde no hizo falta vocalista alguno para hacernos disfrutar como solo se hace en el recinto medieval del W:O:A.

Su mezcla de gaitas, tambores, violín y riff de guitarras nos hizo no parar en el maltrecho y todavía embarrado suelo del Wackinger. Entre otros, ofrecieron cuatro cortes de su último disco Legends and Visions donde destacaron, sin ninguna duda, Beyond Avalond coreografiado y con participación del público asistente incluida, o The Druid Prophecy, en la que guitarras, bajo, y gaitas expelían fuego por sus mástiles, baquetas y roncones a la vez que nos hacían cantar: 1, 2, 3, 4 Fire!!!

Celtica Pipes Rock

Sonaron Cape Horn, Starship Celtica, Sailing the Seven Seas o la compuesta especialmente para el festival Holy Fields. Acabaron su show con las tradicionales Amazing Grace y Scotland the Brave momento muy emotivo para ésta que escribe y que observando las caras de los demás asistentes, no era la única que disfrutaba del instante. Al final nos pasamos unos cuantos asistentes por el stand de cds que la organización tenía en un lateral del escenario para comprar la música de los grupos del Wackinger Una prueba más de que el grupo triunfó y lo seguirá haciendo en el futuro.

Organizadores de eventos medievales o de Folk en España, ¿a qué esperáis para contratarles? Os dejo de nuevo con Larry.

Sabaton

Me dio mucha pena no ver el show completo de CELTICA, pero es que EXUMER iban a actuar en el Wet Stage, y son muchos años queriendo verlos en vivo y no quería perderme la oportunidad única que se me presentaba.

Exumer

El Wet Stage recibió de manera bastante fría a EXUMER. ¿Dónde estaba la gente? Pues viendo a SABATON en el Black Stage, que allí son grandes no, lo siguiente. Como decía, tenía muchas ganas de verles y aunque me gustan SABATON, he perdido la cuenta de las veces que les he disfrutado en vivo, incluso en Wacken. El headbanging se apoderó del Wet Stage con el old school thrash. Poco crowdsurf y poco espacio para los más modernos del festival. Eso sí, los empujones en el pit eran fuertes y se veía peliagudo atreverse a introducirse en el meollo. Y es que entre tanto follón destacaban las figuras de dos fenómenos disfrazados de Spiderman y Batman metidos en todo el meollo. Lógico, había que ser un poco superhéroe para atreverse. El Wet se llenó de chalecos llenos de parches y de muchos metalheads entrados en años. Pocos fotógrafos en el foso, lo cual no importó a ninguno de los que allí estábamos presentes que disfrutamos de todos y cada uno de los diez temas con los que nos deleitaron una de las bandas más infravaloradas del thrash alemán. Impresionantes con Mem V. Stein a la voz, el Ralf Scheepers del thrash. Otro de esos conciertos que no quieres que jamás se te olviden. 

Set-list EXUMER:
Winds of Death 
Journey to Oblivion 
The Weakest Limb 
Fallen Saint 
Vermin of the Sky 
A Mortal in Black 
A New Morality 
I Dare You 
Fire & Damnation 
Possessed by Fire 


La descarga de EXUMER hizo que me perdiese los primeros minutos del show de JUDAS PRIEST. Sabía que así iba a ocurrir, pero no me importó, pues a los de Halford los había visto apenas seis días antes en Rivas Vaciamadrid con HELLOWEEN y KROKUS. Impresionantes en la capital de España y ya no te digo sobre el True Metal Stage.

Judas Priest

A estas alturas de la película, alguien debería haber enseñado ya al señor Halford a pronunciar Wacken. No era la primera vez que los británicos pisaban la Holy Land, y no se puede perdonar que se diga “Guoken” por el micro. “Vaken”, mister Halford, se dice “Vaken”. Anda que no lo grita siempre mi amigo Jan, que este año se tuvo que quedar en casa por ser uno de esos seis millones de españoles que no llevan un duro a casa.

El set-list idéntico al de Madrid, con apenas un par de temas nuevos y tirando de clásicos para volver a toda la audiencia loca. Calculo que en ese momento sobre la explanada habría más de 50.000 personas alucinando con un Halford en un estado de forma sensacional. Con una voz perfecta, dando todos los agudos y apoyándose de continuo en un Richie Faulkner que se ha convertido en el segundo miembro más fotografiado del grupo. Aún habrá gente que eche de menos a KK Downing, y es lógico, pero no se puede negar que el fichaje le ha dado un aire renovado a la clásica formación y que el show ha ganado en dinamismo. Jefes.

Set-list Judas Priest:
Dragonaut
Metal Gods
Devil's Child
Victim of Changes
Halls of Valhalla
Turbo Lover
Redeemer of Souls
Beyond the Realms of Death
Jawbreaker
Breaking the Law
Hell Bent for Leather
Encore:
The Hellion
Electric Eye
You've Got Another Thing Comin'
Encore 2:
Painkiller
Living After Midnight

Judas Priest

Me vacié durante el concierto de JUDAS PRIEST y si bien no había notado el cansancio hasta entonces, tengo que reconocer que nada más terminar Living After Midnight me invadió un bajón físico brutal en plan pájara de ciclista. No podía ya aguantar a CRADLE OF FILTH. Decidí ir caminando hacia la salida, pero con una parada intermedia. SANTIANO actuaban en un Party Stage que se quedó pequeño. Lleno a rebosar, no fueron pocos los que acudieron a la cita con la banda folkrock, auténticos dioses en su país. Apenas aguanté cinco temas, me fui con los últimos acordes de Frei wie der Wind y, por vez primera, no abandoné el recinto mirando atrás, ni siquiera triste. El año que viene volveré. No lo tengo ni que pensar. Regresaré a la Holy Land. Wacken Forever. RAIN OR SHINE.

Cradle of Filth

Desde aquí el mayor de los abrazos para María, Sergio, Rubén, Iñigo, Silvia, Leónidas, Tomás, Guti, Ruth y Emma. Y por supuesto para María Amor, sin ella, imposible.

Part 1/3 aquí.
Part 2/3 aquí.

© Diario de un Metalhead 2015.

+ sobre WACKEN 2015 aquí.
+ sobre WACKEN 2016 aquí.