sábado, 18 de abril de 2015

AGHARTI: Change (2014- Wormholedeath) Croacia.

By Larry Runner.

Llegaron cuatro álbumes de su sello a la vez y el único que me impactó fue el suyo. No en vano comienza con un bajo a lo Maiden que enseguida llamó mi atención. Y eso que el álbum arranca con una pequeña intro narrada The Voice of Freedom , pero que además de corta es sumamente cañera y musical apoyada como digo en el bajo de Grubac.

Change se titula la obra llegada desde Croacia de este sexteto con notabilísima presencia femenina llamado AGHARTI que me tiene pillado de los huevos porque suena sincero. Imagínate a unos AMARANTHE pero sinceros, sin tanto bombo falso de estudio, sonando a real, no a superproducido que te cagas y luego soy incapaz de llevarlo al vivo salvo que me lo lleve grabado. Sí, tienen lo bueno de aquellos o más, porque Change está cargadísimo de hits como The Sky is Falling pero en ningún momento van a ser cansinos por ir pasados de producción. Probablemente los medios de estos croatas estén a años de los de AMARANTHE, lo cual es mucho mejor, pues como digo suena a real, a de verdad, a sincero, a interpretable y no lo que los otros ofrecen "en directo".


La música va apoyada en un colchón de teclados interpretados por una preciosa rubia llamada Iva. Sobre ella la base rítmica suena muy potente, con el bajo muy intenso y fuerte, de los que se oye, como digo a lo Harris. Las guitarras tienen tienen un muy bien nivel, lo solos fluyen en las canciones. Sobre todo ese magnífico trabajo musical va la voz de la inmensa Tina. ¡Como canta la tía! Y por supuesto no la iban a escoger fea. Sí, quizás suene a machista, nunca hablo de lo guapos que son los cantantes, pero lo siento, es que la moza es guapa a rabiar, y eso que en las fotos salen serios, como enfadados, pero aún así.

El disco transcurre hit tras hit. Nunca sabes cual puede llegar a ser tu favorita. Tras la inicial The Sky is Falling llega Lost, que es espectacular. Grandes estribillos, mucha melodía y sin perder un ápice de dureza, quizás porque la producción es cristalina pero no suena a superproducida, no está pasada de rosca como la de los antes citados prefabricados.

Rise Again es la que menos me gusta del disco

Away from Here tiene ese rollo escandinavo melódico, esa pizca de maldad del Goteborg sound que tanto nos gusta para cabecear, para agitar melena, con las teclas de Iva en plan maestro, pero en su sitio, sin inundar todo, apareciendo siempre en el momento preciso. Sí, coño, estos croatas lo hacen de puta madre.

El disco transcurre sin sobresaltos, es muy brillante y la línea a seguir es constante, con esa esencia Goteborg presente en todo momento gracias al sonido de las guitarras, modernas, muy escandinavas que tanto me gustan, aunque en alguna ocasión como en End of Your Domination se oscurecen un poco, suenan menos alegres y como algo más cabreados. Pero tranquilos, sin demasiada carga de mala uva pero con la suficiente como para que de vez en cuando entre una voz gutural.


Mendacity da el momento pausado al disco. Es tranquila, brillante, con los teclados aportando una parte orquestal espectacular sobre la que las guitarras ponen el rock y la batería va aumentando el tempo o disminuyéndolo según se necesite. Alucinante.

Rise Again es la que menos me gusta del disco porque a mi modo de ver es la menos personal, la que más te pueda recordar a otro grupo, precisamente a los finlandeses. La han escogido como single y como centro de su video-clip, lo cual creo que es un error, porque la gente puede pensar que son "otros NIGHTWISH". Muy mal. El riff es demasiado Empu.

A pesar de que al término de la escucha del disco me queda la sensación de no haber escuchado nada nuevo, sí creo que he disfrutado de algo con personalidad y desde luego muy bueno. Las opiniones son como los culos, todos tenemos uno, pero en este caso creo no equivocarme si digo que AGHARTI son una banda enorme. Otra cosa es que el mundo les quiera hacer caso, pero yo no quería dejar de hablar de ellos y acabar poniéndoles uno de esos 5/5 que a veces tanto nos cuesta valorar. Son geniales y Tina ... Tina es monumental.






© Diario de un Metalhead 2015.