miércoles, 18 de marzo de 2015

WE ROCK! Madrid 07.03.2015. KILMARA + OVERFALL + PHORCEPS + MIND HUNTERS. Crónica y fotos



La apertura de puertas estaba programada para las 20:00 horas del pasado sábado 7 de marzo en la céntrica sala madrileña WE ROCK y sobre esa hora llegamos a la cita. Cuatro bandas con distintos modos de vivir y degustar el Metal integraban un cartel bastante variado.

MIND HUNTERS
Sobre las 20:30, después de probar sonido, inicia su actuación la banda madrileña MIND HUNTERS. La banda está formada por Luis González al bajo, el batería Jorge Homobono, Javier Fernández a las seis cuerdas y a Jaime Martínez como cantante y maestro de ceremonias en el que fue su último concierto ya que se marcha a vivir fuera de Madrid. Sus influencias proceden del Metal Alternativo y del Nu Metal y ya desde el principio con canciones como I Hate Mondays o Shameless nos dejan claro que les gusta escuchar a gente como System Of A Down o Slipknot. La banda suena bien y es destacable el buen hacer de batería y bajo para lograr una base rítmica  muy consistente. Con Business Class queda claro que uno de los ejes líricos de las letras de la banda es la reflexión acerca de la sociedad en la que vivimos y el sistema político y económico en el que nos vemos inmersos. Jaime, el cantante, se lleva todas las miradas, no para de moverse y de proyectar energía ejecutando las canciones a buen nivel. No se han comido mucho la cabeza con la versión. Toxicity de SOAD es una elección obvia y la ejecutan con la agresividad y certeza necesarias para decir que no estuvo nada mal. Acaban el concierto dándolo todo con Pray y Rot, temas con los que demuestran que la banda está en la buena línea y que ahora sólo tienen que dar en el clavo con la elección de nuevo vocalista. Interesados pónganse en contacto con la banda ya que están ahora mismo inmersos en el proceso de selección.

Mind Hunters

PHORCEPS
La siguiente banda en saltar al escenario fueron los también madrileños PHORCEPS, el grupo que disfrutó de un mayor número de asistentes en su actuación. Lo suyo es el Heavy Metal clásico con aspectos tanto de la vertiente setentera como de la ochentera. La banda demostró sentirse muy cómoda desde el principio con temas como Sentimiento y H.A.L.O. El sonido les acompañaba y su gente les arropaba por lo que se daban todas las circunstancias para que asistiéramos a un gran concierto como así fue. David Lasso a la guitarra y, sobre todo, Kayser al bajo, no pararon de animar el cotarro a lo largo de todo el concierto. El combo de temas que fue la versión de ese temazo de UFO que es Doctor, Doctor y Barrio con su rollo Thin Lizzy nos llevaron a la vena más 70s de la banda con unas twin guitars muy disfrutables. Al fondo del todo pero con gran presencia Fernan impulsaba a la banda con contundencia desde la batería y Kike intercambiaba solos y labores rítmicas a la guitarra con David. El auténtico protagonista de la actuación fue Boron que poco a poco se fue desmelenando y calentando la voz hasta llegar a momentos álgidos y muy emotivos como Corazón tema compuesto a partir de la experiencia solidaria que la banda vivió en Gandía en 2012 al tocar en el Festival Benéfico Alma de Acero a beneficio de la residencia infantil de niños oncológicos de la Asociación Española Contra el Cáncer. Como dijo el cantante “es muy fácil escribir la letra de una canción cuando vives una experiencia de ese tipo”. Y el concierto llegó a su fin con No puedo y ese trallazo que es Juicio Final de su primer EP. La gente entregada, muy buen sonido y la banda a tope. Gran concierto.

Phorceps

KILMARA
Llegó el momento de la actuación de los cabezas de cartel, los barceloneses KILMARA. Su último disco Love Songs and Other Nightmares está dando bastante que hablar y se ha realizado una buena promoción del concierto con el apoyo de medios afines. Aun así la asistencia a la descarga de KILMARA no fue la esperada. No sé si a causa de esto o del madrugón que se dieron pero su actuación comenzó un poco floja con October Leaves y Vampire Of Love. El cantante Christian “Wolf” Kohl comentó “Nunca me había levantado tan temprano para ir tocar. ¡A las cuatro de la mañana!”. Pero poco a poco la cosa se fue calentando con Cold Rain y sobre todo con ese gran tema que es Fantasy, que aún sin contar con los coros guturales de Pili Villatobas (Resilence) logró elevar la temperatura del concierto con un gran trabajo de guitarras de Jony Portillo, principal compositor del grupo, y Kike Torres. La banda persiste inalterable desde sus inicios en 2003 a excepción, claro está, del puesto de bajista que ha tenido varios dueños. El último, Raúl Ruiz, abandonó la banda a principios de este año y el elegido para ocupar su puesto, al menos para este concierto, ha sido Didac Pla, bajista de Awake, que lo dio todo junto Kike Torres durante todo el   concierto. Siguieron cayendo temas como The Break Up y Rock The Night a través de los cuáles se puede observar que la banda se mueve en un terreno intermedio entre el Heavy Metal clásico y un Metal melódico más moderno. El cantante “Wolf”, tranquilo, confiado y socarrón tiene unas poses y un registro muy Rob Halford y sabe variar la intensidad de sus interpretaciones y hacer bien su trabajo de frontman dominando la escena. Poco a poco se fue viniendo arriba hasta pedir cerveza para todos los integrantes de la banda antes de interpretar Alpha una canción de su último disco dedicada a la cerveza y que fue de las que de las que más me gustó de todo el concierto. Está claro que la banda ha aumentado sus prestaciones desde la última vez que les vi allá por 2011 junto a TANK y ENFORCER en Ritmo & Compás sobre todo en cuanto a ofrecer un concierto más completo y variado. Buena muestra de ello fue su despedida con Time Flies una balada muy conseguida cantada en alemán y en castellano que sirvió para despedir lo que fue un buen concierto de la banda barcelonesa.

Kilmara

OVERFALL
Era el turno de los madrileños OVERFALL que comenzaron su andadura allá por el año 2011 todavía con Joseph Ghard como único cantante y la intención de poner en marcha una banda de Metal potente con voz gutural. Poco a poco se le unen el teclista Borja Aguado, Darío Montaña como bajista, los guitarristas Chema Martínez y José Quesada y asume el puesto de batería Jorge Santos. Sin duda, la incorporación más notoria y que dota de sentido y personalidad al concepto musical que nos ofrece OVERFALL es la irrupción de Rita Jiménez como cantante que posee un registro similar al de Amy Lee de Evanescence. Comienzan fuerte el concierto con temas como Tainted by Darkness y Dehumanize. El sonido es bueno, ha subido en volumen pero no satura. Son siete personas encima del escenario y se nota el trabajazo realizado para que todo suene bien. Suenan también Shine in your Eyes y Meant To Be en los que queda patente que el gran atractivo de la banda es el duelo interpretativo que llevan a cabo Rita y Joseph, Bella y Bestia si me lo permitís, no sólo por su imagen sino por sus aportaciones vocales. Llegó el turno para una versión y OVERFALL se decantó por un cover bastante fiel al original del Bring Me to the Life de Evanescence. El empujón final vino de la mano de Words I Said y Stand My Ground en los que los miembros de la banda volcaron todo lo que les quedaba ante su público que se mostraba satisfecho ante la actuación de OVERFALL.

Overfall


En resumen, una noche en la que disfrutamos de cuatro bandas de buen nivel, que se vio un tanto deslucida por el ir y venir de la concurrencia que sólo pareció asistir al concierto de sus colegas y luego a otra cosa, saliendo malparada la banda que no es de Madrid. Por lo demás, concluir diciendo que el sonido de las bandas y de la sala fue bueno y, por momentos muy bueno.

© Diario de un Metalhead 2015.