lunes, 9 de marzo de 2015

La cerveza del mes: CALEYA


By Leonidas Trismegisto.

Este mes os traigo una cerveza de nuestra tierra que rápidamente se ha convertido en todo un orgullo para los asturianos.

Nos encontramos ante una cerveza de alta fermentación. De sutiles aromas frutales y herbáceos con un ligero y perfecto amargor. Una cerveza de baja carbonatación, color ambarino y espuma blanca. Tiene un contenido alcohólico del 4’5% por lo que estamos ante una cerveza suave perfecta para tomar una pinta tras otra.

Al fin tenemos, en Asturias, un nuevo icono cervecero que envíe a Casimiro Mahou, atado a un mercancías, de vuelta a la capital. Os guste o no la cerveza artesanal, Caleya es la mejor opción, para no envenenarse con esas aguas fecales que dan resacas más negras que el futuro del palo para selfies.

seáis de estas tierras o vengáis de visita,
ya sabéis que cerveza probar


Al primer trago podrás sentir la fuerza del dios Telenón, y San Miguel y toda su caterva de indeseables industriales caerán bajo una fina tormenta de hostias artesanales. Y si eres de los desalmados que escriben “oh” en vez de “ho”, lo más seguro es que después de una noche bebiendo esta gran cerveza, amanezcas al otro lado del Negrón con ese “oh” y una inefable cara de sorpresa.
Como bien indica su nombre, este es el camino. Asturias es una tierra donde están floreciendo un gran número de microcerveceras y eso son grandes noticias para los que amamos la cerveza de verdad y nos vamos alejando de las lamentables caras B de este líquido sagrado.


Es una cerveza de baja graduación, así que beber menos de un palet se considera de bebemirindas. En Asturias nos gusta la fiesta. De hecho, nosotros inventamos la fiesta y pusimos en la caja: de 0 a 99 años.

Buena cerveza para empezar, mantener y acabar. La primera se bebe al ritmo de la marcha d’Antón el neñu. Con parsimonia y ritual. El resto se beben al ritmo del martillo neumático de las obras al lado de mi casa.


Después de beber Caleya ya no vais a poner más pinos. Vais a empezar a cagar acebos, que hay que dar cobijo y alimento al Urogallo, que se estresan con nada.

Seáis de estas tierras o vengáis de visita, ya sabéis que cerveza probar. Apta para todos los públicos. Dejaros abrazar por las montañas, el mar, la lluvia y el carbón.
Esta ye Caleya, y esti ye el camín.

Maridaje: un himno a nuestra tierra de la mano de un gran grupo de aquí.



© Diario de un Metalhead 2015

+ CERVEZAS aquí