sábado, 7 de febrero de 2015

WE ALL FALL: Miasmatic (2014 - Autoeditado)


By Larry Runner.

Hacía mucho que no sabía de ellos. Lejos queda aquella final de la W:O:A Metal Battle en la que los consideraba favoritos para el triunfo final y tras una tarde no demasiado buena todo se iba al garete alzándose con el triunfo RAVENBLOOD. De aquella pasaron por Diario de un Metalhead y luego el contacto se fue diluyendo como la sacarina de mi café. 

Hace mucho de aquel Paradise Paradox y del posterior disco en vivo. Ahora regresan con fuerza con un disco largo bajo el brazo y con todas las ganas del mundo para intentar ocupar el lugar que el metal español les debe. Miasmatic se llama la criatura en la que encontramos mayor agresividad, sobre todo por el papel del vocalista Víctor Prieto, que no duda en tirar de guturales cuando lo cree conveniente.


Afinaciones graves, rítmicas duras, machaconas, muy noventas, con mucho de SEPULTURA, también de PANTERA pero mezcladas con sonidos noventas del nuevos siglo. Sin artificios, sin nada que no se pueda plasmar en el directo. 

Hay temas más asequibles como la inicial No Name y Descent en las que la melodía gana la partida y más brutos como Urge o Mother Night, donde los cambios de ritmo son constantes y la dureza se hace excesiva, pues se pierde el sentido melódico y el melodic death se convierte en death a secas.

más oscuros y brutales

Lies You Sell tiene pinceladas de Goteborg, aunque viene envuelta en un rollo psicodélico en algunos pasajes, como la dura en muchas partes The Shepherd. De Lies You Sell lo que más me gusta es la batería Rodrigo De Lucas, cuyo trabajo brilla con luz propia en todo el álbum.

Riding the Snake viene a traer la melodía que faltaba en anteriores tracks y a convertir en el disco en algo más asequible, pues hasta ahora venía siendo durísimo.  Se agradece el respiro. Que viene dado por la cortísima y posterior Inflexequence en la que la voz de una soprano aporta una atmósfera especial.


Cierra Miasmatic, instrumental que da título al álbum y que se viene completada con todo tipo de efectos, desde sirenas, gritos y lloros a la mismísima respiración de Darth Vader para tras una pausa terminar con una solitaria guitarra.

Además de todo lo musical, en lo técnico han tirado la casa por la ventana. Lo ha producido Andy C. y lo ha mezclado Carlos Santos en Sadman Estudios de Madrid. Lo han masterizado en Las Vegas. De eso se encargó Steve Nagasaki.

En definitiva WE ALL FALL están aquí y esperemos que sea para quedarse con continuidad. Son más duros, más máduros, y mucho más oscuros y brutales. Son más personales para bien y para mal.






© Diario de un Metalhead 2015.