martes, 3 de febrero de 2015

Historia y Metal: BAL SAGOTH – Blood Slakes the Sand at the Circus Maximus.


By Leonidas Trismegisto.

Bueno bueno, pues este mes me he metido en un buen embolado investigando sobre la historia detrás de una canción que es prácticamente instrumental. Pero como soy mucho de ramonear por los libretos me di cuenta de que hay una historia impresa para no dejarnos con cara de tontos después de escuchar una canción donde la epicidad, las trompetas y algún que otro momento festivo nos haya dejado con sentimientos encontrados y alguno que otro perdido. Así que aquí viene Leonidas al rescate.

Voy a empezar esta entrada como los folletos que dan al principio de una ópera. Presentándoos a los protagonistas:

- Icenos: tribu britana que ocupaba el territorio hoy conocido como Norfolk, al sureste de Inglaterra. Tácito escribió sobre ellos que fueron el único pueblo celta que no fue vencido por las legiones romanas del emperador Claudio en el año 43 d.C ya que había firmado una alianza con el Imperio, que más tarde romperían con una rebelión ya que el gobernador Publio Ostorio Escápula pretendía desarmarlos. Fueron asediados en un castro fortificado y vencidos pero este pueblo siguió conservando cierta independencia. La historia que nos ocupa ocurre en el año 60 d.C donde una segunda rebelión y mucho más encarnizada tiene lugar.

- Trinovantes: tribu vecina de los icenos y posteriores aliados por recuperar las colonias romanas.

- Prasutagus: rey de los Icenos y esposo de Boudicca. Aliado de Roma. El emperador romano heredaría sus posesiones junto con sus dos hijas.

- Boudicca: reina guerrera de los icenos que acaudilló a varias tribus britanas entre las que se incluyen a sus vecinos los trinovantes durante el mayor levantamiento contra la Roma de Nerón en los años 60d.C y 61 d.C.


Como todo en esta vida, y más en edades antiguas donde había hombres y mujeres de pelo en pecho y en el culo felecho, cada vez que había una afrenta o una violación de los tratados, allí era guerrero sanguinario hasta el que trabajaba en una floristería, y se levantaban en armas y mala leche.

El caso es que los romanos, en su afán expansionista y conquistador, tocaron los cojones de más, a quien no debían. En la presentación os conté que Prasutagus, rey de los icenos, en pos del bien del pueblo y de la paz, había firmado un tratado de alianza con Roma y legó su reino al emperador ex aequo con sus dos hijas (para las victimas de la ESO: que tenía que compartir con igualdad con las dos hijas de Prasutagus). Casi nada.


A la muerte de Prasutagus, los romanos se limpiaron el culo con el testamento y el procurador Cato deciano se apropió de toda la herencia del rey, sin ex aequo ni leches. Esto, como es normal, incomodó a los icenos y comenzaron a aparecer los primeros conatos de revueltas por el abuso hacia su reina Boudicca. Deciano ordenó sofocar la revuelta y como suele pasar, se les fue de las manos el empleo de la fuerza terminando por azotar públicamente a la reina y violando a sus dos hijas. Os podéis imaginar que esto fue lo que acabó por despertar la ira de los icenos. Boudicca, que de tonta no tenía nada, aprovechó este odio brutal para alzarse como caudillo de los pueblos celtas, en especial de sus vecinos los trinovantes, bastante escocidos, porque su capital, Camuloduno, había sido convertida en una colonia de veteranos romanos. Puta y poner la cama, eso si que no.


Boudicca al frente de icenos, trinovantes y varias tribus celtas menores cayeron como bestias sobre las poblaciones Camuloduno, Londinium y Verulamio. Sin prisioneros. Mataron a todo lo vivo. Hombres, mujeres, niños y daban caza sin piedad a quienes huían. Quemaron estos asentamientos hasta los cimientos. Y todo esto mientras el gobernador de Britania, Cayo Suetonio Paulino, guerreaba en el norte de Gales. Menudo sorpresón cuando le dijeron lo de la fiesta.


Sin demora, Suetonio, regresa con parte de sus tropas y atrae a los icenos a un lugar favorable para los romanos, que serían lo que fueran, pero eran la gran potencia militar, entre otras, de la época. El enfrentamiento tuvo lugar en la Batalla de Waitling Street, y a pesar de la coalición iceno-trinovante, la superioridad numérica del ejército romano era de 5 a 1. Por mucha furia y pelo que tuvieran los celtas, todos sabemos como acaba algo así. Que 5 le pueden a 1 es de primero de latin king. Además los romanos eran claramente superiores en tácticas y equipamiento. Todo esto devino en una masacre de proporciones bíblicas. Según escribió Tácito en sus Anales, murieron 80.000 britones entre hombres, mujeres y niños. No quedaron ni los premolares.

Historia de una rebelión contra el poder establecido. Una muestra más de que había personas que preferían morir de pie a vivir de rodillas. De esto saco una enseñanza que no diré aquí, no vaya a ser que intercepten este artículo y me detengan por incitar a dejar el pelo largo, pintarse de azul y pasar a cuchillo a lo loco.


Blood Slakes the Sand at the Circus Máximus pertenece al álbum Battle Magic de los
ingleses BAL SAGOTH editado en 1998 por Cacophonus Records.

© Diario de un Metalhead 2015.

+ Lecciones de Historia y Metal aquí