viernes, 23 de enero de 2015

MARDUK: Frontschwein (2015- Century Media). Suecia.



Corrían mediados/finales de los años 90, y yo estaba sumergido absolutamente en todo lo que tuviera que ver con el Black Metal, su mundo, su esencia, sus historias. Leía todo lo relacionado sobre el género, y una de las bandas que de aquella me tenían absorbido completamente eran los suecos MARDUK.

Álbumes como Nightwing que trataba sobre la vida y hechos de Vlad el empalador, Opus Nocturne, Dark Endless o su demo Fuck Me Jesus, estaban constantemente sonando en mi antigua cadena musical.

Hasta que en 1999 editaron el que sea posiblemente su álbum más celebre Panzer Division Marduk, donde superaron todos sus anteriores álbumes en cuestión de velocidad y salvajismo, y relataban acontecimientos históricos de la segunda guerra mundial, a la que su guitarrista y fundador Morgan siempre fue tan aficionado. Incluso para ese álbum algunos medios especializados lo denominaron como Grind Black Metal, lo nunca visto con anterioridad y que nunca volvieron a repetir de esa manera.

Después de seis discos más de estudio, sacan al mercado en este 2015 su álbum número trece bajo el nombre Frontschwein. Sí, vuelven a lo que mejor se les da, las Guerras Mundiales y Alemania. 
Bajo este nombre que se traduce literalmente como "el cerdo delante”, un término entre los soldados sobre su estatus como carne de cañón en las batallas más sucias de la Primera y Segunda Guerra Mundial, nos adentramos  nuevamente en el campo de batalla.


Su música de nuevo posee una gran fuerza y gran intensidad en la mayoría del disco, pero más allá de la magnitud del álbum, a nivel personal se encuentra el mejor conjunto de canciones desde su glorioso Plague Angel del lejano ya 2004. Ocurre desde el tema que abre el álbum del mismo título, con una contagiosa melodía de guitarras, que va conjuntamente con la velocidad marca del grupo, que es perfecto para empezar esta lluvia de armamento pesado en forma de música.

Afrika sigue la línea de su afamado Panzer Division Marduk, batería a la velocidad de la luz y a piñón fijo, sin descanso alguno, pero de fondo siempre los conocidos guitarreos de Morgan, que son totalmente identificativos.

nos han vuelto a declarar la guerra
y tienen todas las de ganar

En otros temas como Wartheland, Nebelwerfer y 503 se declinan hacia los ritmos más pausados y pesados, que a MARDUK siempre se le dieron muy bien, impregnándolos siempre de ese aura única que saben dar ellos. Te pasan por encima con su pesadez y gran tonelaje, cual Panzer Tiger aplastando a sus enemigos en la batalla. La verdad es que saben utilizar muy bien las partes más lentas, no solo las más veloces.

En el lado contrario Rope of Regret, Between the Wolf-Packs o Falaise – Cauldron of Blood sacan su parte más veloz y cruel, aunque se permiten algo de compasión e introducen de sopetón pequeños cambios de ritmos hacia los medio tempos. Así te dejan coger oxígeno justo para al instante volver a masacrarte con la batería en forma de metralleta que es su nuevo miembro Fredrik Widigs, que viene de la escena Brutal Death (BODYSNATCH, SOILS OF FATE…etc).

Doomsday Elite es un tema de más de ocho minutos de duración, uno de los más largos de toda su carrera, donde su guitarrista y fundador Morgan da rienda suelta a su guitarra como un arma de fuego, demostrándonos un gran trabajo tanto en ritmos como en melodías, y donde introducen trozos de conversaciones relacionadas con el mundo bélico alemán, varios cambios de ritmos y que es en definitiva, uno de los mejores temas del álbum, aunque todos tienen el listón muy alto.


MARDUK es lo que saben hacer, y es lo que van a demostrar. O te gustan mucho o no te gustan nada, pero que la gente no les pida que hagan otra cosa. Solamente Black Metal como sólo estos suecos con nombre de una ancestral deidad babilónica saben hacer. Y aunque todos sus últimos discos son de una gran calidad, Frontschwein es su álbum más completo desde Plague Angel. No le sobra ni le falta de nada. MARDUK nos han vuelto a declarar la guerra y tienen todas las de ganar con este armamento pesado de negro metal.





© Diario de un Metalhead 2015

+ sobre MARDUK aquí
+ BLACK METAL aquí
+ discos de CENTURY MEDIA aquí