domingo, 25 de enero de 2015

HOME OF BLUES: Se nos fue el mejor bar de Benidorm


By Larry Runner.

Son muchas las noches que conservamos en la memoria. Muchas otras de las que ya no nos acordamos. Y es que la pinta del HOME OF BLUES de Benidorm era insuperable. Como lo eran los chupitos de Jagger, las copas de Jack Daniels ... como lo era la música ... como lo era el ambiente ... como lo era su terraza frente al mar ... todo eso se terminó esta noche.


Hace más de una década que el Pig & Wistle había dejado huérfanos a los metalheads en Benidorm y un asturiano de Oviedo, Alejandro Migoya, se lió la manta a la cabeza. Llevó adelante con muchísimo esfuerzo un bar que nos ha acogido siempre estupendamente durante doce años y al que echaremos mucho de menos los que somos de fuera como a buen seguro lo echarán los que son de allí. Son muchas tardes, noches e incluso alguna mañana sentado en sus sillas.

Los primeros White Coast Rebels en el Home of Blues

Y es que si había algo que molaba en Benidorm era poder sentarse en una terraza frente al mar con heavy metal de fondo y disfrutando de una buena cerveza y a buen precio. 

Rodeados de amigos en la terraza.


El logo de Diario de un Metalhead colgaba de la pared desde hacía dos años 

Con Alejandro y nuestra bandera 

Exodia sabían de lo bueno también

Nos quedan otros lugares a donde poder ir y rogar porque suene nuestra música, pero el encanto del HOME OF BLUES no lo va a tener nunca ninguno. Personalmente, me hacía sentir muy bien. Era llegar a mi segunda ciudad y la primera pinta había que tomarla allí. A veces incluso disfrutando de música en vivo.

Gracias por todos estos años Alejandro. Gracias por tantos momentos buenos. Un abrazo enorme.

Home of Blues forever. Tan lejos en la distancia ... tan cerca en el corazón.


© Diario de un Metalhead 2015.