martes, 2 de diciembre de 2014

SIN FALTA DE GOLES. Gijón 09.11.2014. ULI JON ROTH. Crónica y fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Juán Tomé Nestal.

ULI JON ROTH pasó por Gijón, y como en todas partes dejó boquiabiertos a todos los rockeros veteranos de la ciudad y a aquellos jóvenes que tuvieron interés en ver como se lo montaba el Ex-SCORPIONS, que fueron más bien pocos, todo sea dicho.

La gira 40th Anniversary – Scorpions Revisited- Tour llegó a Asturias de domingo por la tarde, un día de pereza total para mover el culo del sofá salvo que sea por razones futboleras, que a veces tampoco.


Abrieron la tarde-noche los desconocidos SIDE WINDER, que bien se podrían haber evitado el viaje. Plomizos, con un cantante desafinando casi de continuo y a los que ni la bandera de The Clansman de Iron Maiden les sirvió para ganar mi simpatía. Olvidables en todos los sentidos.

ULI JON ROTH no se hizo de rogar y enseguida saltó a escena al ritmo de All Night Long, tema de SCORPIONS, tal y como se esperaba y que nos recordaba aquel inolvidable Tokyo Tapes de cuando no teníamos aún ni pelos en el sobaco. Niklas Turmann a la voz nos sorprendía a todos. La voz del CRYSTAL BREED no tiene nada que ver con la de Klaus Meine, pero sorprendentemente no sonaba rara con los temas de SCORPIONS. Quizás la lejanía en el tiempo de esos clásicos haga más asequible al oido unos temas que cuentan con 40 años de historia. En Wacken les había visto con Henning Basse (Ex-METALIUM) a la voz y había sido alucinante. Pensaba que sin él el show se iba a resentir, pero para nada, Niklas lo bordó.


A lo largo de toda la noche se fueron sucediendo los viejos temas de SCORPIONS todos ellos en formato extendido. Las canciones duraban lo que el jefe tuviera a bien, y solo tras solo iba centrando las miradas de todos los presentes. En The Sails Of Charon se puso al micro y en We'll Burn The Sky el feeling fue más que especial cuando presenciamos el triple punteo Uli-Niklas-David Klosinski, que era el tercero en cuestión a las seis cuerdas.

Sí, tres guitarristas para no dejar huecos sonoros, y si alguno se podía quedar, los teclados de Corvin Bahn, quien ya había visitado Asturias tiempo atrás con GAMMA RAY lo cubrían a la perfección.


Fly to The Rainbow, una de mis favoritas, se quedó fuera y con In Trance llegó el trance o la mala uva, cuando montó un pequeño pollo porque las luces permanecían estáticas y en tonos azules de forma continua. No entendí la broma de todos los componentes al final de Dark Lady, cuando se colocaron gafas de broma, la verdad. Iba a preguntar al final del show, pero luego se me fue la pinza con el detalle.

Cerraron con Catch Your Train y dejaron buen sabor de boca. El esfuerzo de mover el culo un domingo por la tarde para no cantar ningún gol mereció mucho la pena. Gracias GMF por traerlo a Asturias. El que se lo haya perdido… lo siento por él. Fue uno de los bolos del año en la Acapulco sin duda.



© Diario de un Metalhead 2014.