domingo, 21 de diciembre de 2014

SANCTUARY: The Year The Sun Died (2014- Century Media). USA.


By Larry Runner.

Tengo que reconocer que nunca he sido fan de SANCTUARY. Pensé que lo iba a ser con la salida de este The Year The Sun Died, pero tampoco. Como todo lo anterior, podríamos decir lo viejo, se me hace muy pesado, casi tedioso, y sí, quizás sea muy técnico, en ese sentido no hay duda, pero le falta alma.

Quizás sea que SANCTUARY hagan música para músicos, como creo que le ha sucedido siempre a NEVERMORE. Casi todos los fans acérrimos que conozco de la otra banda de Warrel Dane son músicos y con SANCTUARY pasa casi lo mismo.


El tándem que conforman la batería de Dave Budbill y el bajo de Jim Sheppard es contundente, potente y no está nada mal, sobre todo la batería, que es lo que más me gusta del disco. Las guitarras de Lenny Rutledge y de Brad Hull son geniales y algunos de los solos son realmente espectaculares, pero le falta algo, le falta chispa.

le falta alma

Y es que la voz de Warrel Dane es a mi manera de entender demasiado lineal, siempre en los mismos tonos, sin forzar nunca y sin casi bajar. Sí, quizás eso sea lo que hace que el álbum sea monótono, casi diría que aburrido, pero sobre todo decepcionante. 


Y sí, nunca he sido fan acérrimo de la banda, pero sí que esperaba mucho de este disco, pues llevaban sin publicar muchísimos años, concretamente desde 1990, si exceptuamos las reediciones de 2010. Les he visto en directo y son máquinas sobre el escenario, de ahí que esperase un nuevo trabajo suyo con ganas, pero … el álbum no me ha llegado, no me ha llenado.

No soy siquiera capaz de resaltar un tema sobre el resto, se me ha hecho demasiado pesado. Han escogido Frozen para el video-clip, pero tampoco es la panacea. Cuando acabes de escuchar el disco, dificilmente tendrás alguno de los riffs en tu mente, quizás el del video, pero nada más. Si sucede eso es que no hay espíritu de rock n' roll. A otros les valdrá, pero a mi sólo con técnica no se me conquista.






© Diario de un Metalhead 2014.


+ discos de CENTURY MEDIA aquí