lunes, 24 de noviembre de 2014

DARMAGE: La Caída de los Ídolos (2014 - Autoproducido). Aragón.


By Larry Runner.

El Arquitecto abre el disco. Te pones a escucharla y piensas, aquí viene la típica intro larga. No. Error. Apenas medio minuto para comenzar la diversión que DARMAGE te va a ofrecer con un estilo muy personal.

Sí, puedes pensar que son raros, quizás lo sean, como todos los que suenan a muchas cosas y a ninguna, es decir, aquellos que consiguen tener un rollo tirando a personal. Y es que es difícil explicar a qué suena DARMAGE, y por una vez uno siente que tiene que decir: "escúchalos que no hay Dios que explique de qué va ésto". Pero no, no lo voy a hacer, no vamos a tirar de recurso fácil, no nos vamos a cagar tan pronto.


Una especie de death melódico pero no en plan directo, no lo habitual, no es cera porque sí. Los riffs son complejos, como si fuera una especie de progresivo acelerado, una fusión entre prog y death melódico que puede que te encante o puede que la odies, pero en éstos tiempos que es fácil pensar en que ya está todo inventado, bandas como DARMAGE son la esperanza para creer que no.

Para más cojones, en contra de lo que pudieras pensar, se lo hacen en español, cuando lo lógico en estos casos es no complicarse la existencia y montárselo en inglés, idioma en el que todo suena mejor y en el que todo es más fácil, pues con cuatro estrofas absurdas te puedes montar un tema.

En eso también se complican la vida. Si la música ya parecía de por sí complicada con tantos cambios y tanta velocidad, los textos, también lo son. Están trabajados, son inteligentes, o al menos para gente inteligente, de los que dan lugar a diversas interpretaciones, a la altura de la música a nivel de complejidad. Quizás por eso han escogido como tema para darse a conocer Imperio, un tema mucho más directo y típico.


La voz  de Pablo B., suena en diversos tonos, de forma doblada para dotar de agresividad a todas la canciones, con mucha mala uva, integrándose en los tonos graves de la omnipresente guitarra de Luis Miguel, que guiada por la contundente batería de Rubén G., no da respiro. El bajo de Federico T. se me antoja un poco bajo de volumen, a pesar de lo cual los zaragozanos presentan un sonido digno en este álbum sin descanso.

Quizás los temas sean demasiado similares unos otros, con lo cual sea un poco destacar alguno en concreto. Sí que alguno tiene algún detalle que puede hacer que te guste más que otros. Por ejemplo yo me quedaría con El Fin Del Eclipse, que es como más melódico o que al menos en algunas partes se sale un poco del habitual camino.  Quizás también me quede con Imperio y con La Antítesis, que en el momento de escribir estas líneas se me antoja como el tema a pinchar para el próximo programa. Sí, lo voy a hacer, ya va siendo hora de que conozcáis a esta gente. Por cierto, el corte que da título al álbum es la outro del disco y sale.

Ya sabes, algo con originalidad y made in Zaragoza: DARMAGE. Dale al Me Gusta. O descárgatelo gratis aquí






© Diario de un Metalhead 2014.

+ METAL aquí