lunes, 27 de octubre de 2014

TOUR OF BLADES. Madrid 26.09.2014.BULLET+STRIKER+STALLION. Crónica y fotos.


El concierto de Jello Biafra & The Guantánamo School  Of Medicine fue la última ocasión en que pisé La Sala Live de Carabanchel en diciembre de 2009. Casi cinco años después el local sigue presentando el mismo buen aspecto y continúa con su política de no vender cachis de cerveza poniendo los tercios de birra al nada desdeñable precio de cuatro euros.

STALLION son alemanes y están formados por Pauly, cantante, Axl y Olli a las guitarras, Niki al bajo y Aaron a la batería. Llegan con el recién salido primer LP Rise and Pride bajo el brazo y su rollo es el Heavy Metal  Clásico con algunas partes más rápidas y agresivas complementadas por ramalazos Hard Rock 70´s como esos momentos twin guitars que nos regalaron Axl y Olli. Desde el primer tema gozaron de una buena acogida por parte de la concurrencia logrando una atención que muchas veces no tiene la fortuna de llevarse la tercera banda del cartel. Pauly es un frontman carismático que no descuida en ningún momento su labor de entertainment y que ejerce de maestro de ceremonias sin dejar de destacar en las labores vocales.

STALLION

En cuanto a los temas destacaron Wild Stallions, Heavy Metal Rock & Roll y sobre todo para cerrar su actuación Canadian Steele, canción dedicada a sus compañeros de gira STRIKER y a otras formaciones canadienses como CAULDRON o SKULL FIST. Desprenden una gran energía sobre el escenario y no son mancos con sus instrumentos pero deben seguir trabajando en la labor compositiva ya que el material del que disponen actualmente no llega a patear culos como a ellos les gustaría. Una banda que cuenta con buenos mimbres para seguir dando que hablar en el futuro.

STRIKER es una banda muy querida en Madrid. En su primera visita a España en enero de 2011 dieron un bolo estratosférico en la vallecana Sala Excalibur y desde aquel día la peña que suele asistir a este tipo de bolos les tiene un cariño especial. Esta gira les sirve para presentar su trabajo City Of Gold de reciente publicación y por el que apostaron fuerte en el set list ya que interpretaron Underground, City Of Gold, Crossroads y Start Again, unos temas que cuajan perfectamente entre sus “antiguas” canciones y que dotan a la banda de una oferta musical más amplia sin movernos del  Speed Power Metal Clásico. Esa es la diferencia que se puede explicar con respecto a aquel concierto vallecano de 2011. No han perdido ni un ápice de agresividad ni potencia pero su música ha ganado en matices y versatilidad.

STRIKER

La formación de la banda ha sufrido varios cambios últimamente. Ahora está formada por Chris Segger a la guitarra y ese cantante que sube y sube y no para en todo el show Dan Cleary como únicos miembros originales a los que se unen Dan Brown como batera, Timothy Brown a la guitarra y la última incorporación de la banda el bajista Wild Bill o William Wallace, según queráis. La banda sonó contundente de principio a fin marcándose un concierto de órdago. La gente respondió ante tal espectáculo sónico montando unos cuantos pogos, saltando al escenario y elevando a la peña en volandas. Además de las canciones anteriormente mencionadas también destacaron Eyes In The Night, una demoledora Full Speed Or No Speed y Terrorizer para acabar con The White Knight. Conciertazo de STRIKER

STRIKER

BULLET son los cabezas de cartel de esta interesante gira que está recorriendo toda Europa pero esta noche los suecos se encontraban con el hándicap del mencionado aprecio que STRIKER despiertan en la crew madrileña y por el magnífico bolo que se calcaron los canadienses. De hecho hubo gente que se fue del concierto tras STRIKER. Pero no os creáis que se pusieron muy nerviosos los suecos por todo ésto que estamos hablando, ya que salieron a escena con tranquilidad y cierta parsimonia confiando en que su Hard Rock Metalizado impregnara poco a poco a la audiencia.

STRIKER fue la banda que más gustó

Dos bandas se me vienen rápidamente a la cabeza si hablamos de las influencias de BULLET y son ACCPET y AC/DC y otra que juega en su misma liga de sonido son los australianos AIRBORNE. Ésto en cuanto al sonido porque con respecto al show tengo que decir que otra banda legendaria debe ser mencionada y esta es WASP. Tengo reciente el libro “Carne Cruda” que ha escrito José R. Rojo en el que narra las ideas teatrales de Blackie Lawless and cia. sobre el escenario, como rayadores de queso incrustados en el bajo, lanzamiento de carne fresca al público o un potro de tortura donde una chica era torturada. Digamos que la gente de BULLET no traspasa la línea de la misma manera que los californianos pero sí siguieron esa estela cuando sacaron una máquina de afilar cuchillos que el cantante, Dag Hofer, un tanto tocado de la voz, usó para sacarle filo a un par de cuchillas con sus chispas correspondientes durante Storm Of Blades.

BULLET

La banda tiene buenos temas y la cosa siguió bien a base de Rock and Roll, movimiento de cuello y bailoteos que produjeron canciones como las dos primeras Uprising y Storm Of Blades de su último y reciente disco y también Riding High o Rush Hour. Bullet es una de esas bandas que tiene la virtud de hacer eso que se llama “dejarse ir” y que mola mucho cuando se sabe hacer bien con. Me refiero a alargar partes de temas de forma deliberada repitiendo un riff una y otra vez buscando llegar a una especie de clímax en el que se pasa a la parte siguiente. Las labores guitarreras estaban perfectamente determinadas siendo la rítmica para Hampus Klang y la solista para Alexander Lyrbo aunque en ocasiones, como suele suceder se intercambiaron los papeles.


Otra de las partes teatrales del show vino de la mano del solo de guitarra de Alexander que quiso subir el volumen al once y quemó uno de los amplificadores que una vez roto dejó ver un muñeco metalero que cantaba durante Dust Till Dawn. Digamos que, por un lado, este tipo de cosas hacen gracia y tienen cabida en mi opinión, pero cada una de estas maniobras implicaba la parada de la música y la salida de la banda del escenario lo cual le quitaba ritmo a la actuación. Un poco más de soltura en esos cambios no hubiera venido mal. El concierto llegaba a sus tres últimas canciones con un Hammer Down, tema aderezado por un encapuchado que salió a escena a darle martillazos a un enorme yunque, y dos temazos como Stay Wild y Bite The Bullet que sonaron muy bien y dejaron un buen gusto a los presentes. Aunque se puede decir sin temor a equivocarse que STRIKER fue la banda que más gustó, no es menos cierto que el concierto de BULLET estuvo bien y no decepcionó aunque yo, personalmente, me esperaba un poco más de los suecos.

BULLET

© Diario de un Metalhead 2014.

+ entradas escritas por Diego aquí
+ eventos de Kivents aquí