miércoles, 10 de septiembre de 2014

CERVEZA, MOTOS Y HEAVY METAL. Albir 07.09.2014. WHITE COAST REBELS. Crónica y fotos.


By Larry Runner.

¿Hay algo más rockero que una fiesta donde se den cita a la vez el heavy metal, las motos y la cerveza? Yo nunca me había visto en una igual como la del domingo pasado en el Albir, localidad alicantina pegada a Benidorm. Allí tenía lugar el 4º Costa Blanca Custom Bikeshow.



No es que yo sea un motero, ni mucho menos, pero la cerveza y el heavy metal me bastaban para acudir, y quieras o no, siempre es espectacular ver una exhibición motera aunque lo más motero que hayas tenido en tu vida haya sido un hostiazo con 18 años subido a una Vespino, como es mi caso.


A pesar de no ser un fulano vestido a lo Samcro y ser incapaz de ponerme una prenda de cuero cuando se pasa de 30ºC, pues el sol castigaba con fuerza, me planté en el céntrico Eucaliptus Park donde tenía lugar la fiesta del motor. Y es que para la sesión vermut se había anunciado la actuación de WHITE COAST REBELS como cierre de fiesta. Estando en Benidorm para nada me lo iba a perder.


Así que en menos que canta un gallo estábamos aparcados al lado del parque, sin agobios y accedimos al recinto tranquilamente y de forma gratuita, pues la jornada era completamente de puertas abiertas. Allí rodeados de moteros de todas partes de Europa que presumían con razón de sus fantásticas motos pudimos disfrutar del cuarteto británico-alicantino.

Los rockeros se plantaron allí con la compañía de sus novias, mujeres e incluso hijos. Toda una fiesta familiar para disfrutar con sus más cercanos de la buena música con, de vez en cuando, el sonido -que no ruido- de fondo de una Harley que arrancaba.


Hangin’ With The Bad Boys sirvió para abrir el show. Era la primera vez que les veía en un recinto abierto y por vez primera eché de menos la potencia de una batería de verdad. La eléctrica que utilizan habitualmente sonó con muy poca chicha. A ello ayudaba también la poca potencia de la PA para lo que era un enorme recinto como es el precioso Eucaliptus Park. De todas formas tales vicisitudes no fueron impedimento para disfrutar de un show digno. 


Las habituales Buried & Dead, Psycho, Nightmare, L.U.R.V., etc fueron acompañadas del clásico Whole Lotta Rosie que contó con una parte del What's Up? de 4 NON BLONDES a modo de intro para mosquear al personal y en esta ocasión por el conocido Human de THE KILLERS. Una buena forma de conectar con la gente que menos te conoce. Sobre todo la segunda, sonó espectacular en su versión más metal. Realmente brillante.


No se hicieron mucho de rogar para tocar The Way y quizás me faltó Burn in Hell. The Power Inside cerró la tarde en un concierto en el que lo mejor fueron las guitarras de John y Rober. Una vez más y afortunadamente ya he perdido la cuenta, disfruté de lo lindo con Hellraiser y los suyos. Siguen siendo enormes. Quizás algún día alguien se de cuenta. Tras el show hicieron la movida del Ice Bucket Challenge, pero con la salvedad de antes pasar una cesta para recoger un buen montón de pasta que donar. Los moteros no especularon y no faltaron los billetes. Chapeau por ellos y agradecido que me voy por la fiesta ofrecida en tan idílico lugar. No pagamos entrada, pero cumplimos dejando unos euros en merchan y en cervezas.

© Diario de un Metalhead 2014.

+ sobre WHITE COAST REBELS aquí