miércoles, 27 de agosto de 2014

STONEWALL NOISE ORCHESTRA: Salvation (2013 - Transubstans Records). Suecia.


By Larry Runner.

Hay dos formas de dar a conocer tu banda y llevar tu música a la gente si quieres ser algo en esto del rock. La primera es soltar la pasta y que otra gente te haga la labor a base de promo y de contar cuentos sobre tu música diciendo lo buenísimo que eres. La otra, la difícil, es echarse a la carretera y hacerlo a base de kilómetros intentando convencer a las audiencias y ganándose cada fan con el esfuerzo del directo.

STONEWALL NOISE ORCHESTRA han elegido la segunda opción, como lo hacen la inmensa mayoría de las bandas de su país, así que pronto andarán por tierras peninsulares presentando su música. Los suecos le han echado huevos y andarán por aquí vagando durante varias fechas para presentar este cuarto disco titulado Salvation.


En el pasado recogieron buenas críticas de la prensa internacional, sobre todo de la británica, sobre todo gracias a su segundo Constants In An Ever Changing Universe. Ahora intentarán que Salvation llegue a las cuotas de aceptación de aquel álbum e incluso vaya más allá, de ahí que su tour llegue incluso a España.

El quinteto practica un stoner con multitud de influencias. En su música puedes encontrar toda clase de reminiscencias setenteras, de la música que practicaba la generación Woodstock con incluso a veces algún toque psicodélico. Lo bueno está en que lo hacen de forma más amena a como lo practican la inmensa mayoría de las bandas del género. Es decir, Salvation no es un típico tostón stoner.

Salvation no es un típico tostón stoner

Quizás no lo sea porque tiene a veces una esencia de punk comercial, un toque que te puede recordar a la inconsciencia de Bad Religion, lo cual hace el álbum más asequible, aunque cuidado, tampoco es que sea una fiesta en plan Green Day.


Once son los cortes de este Salvation en el que la musicalidad vence a los virtuosismos, en el que no te dan la chapa con demostraciones continuadas de "lo bueno que soy" y se ciñen a respetar las canciones, a hacerlas asequibles, a dotarlas de "comercialidad" y que no te den ganas de dormir.


© Diario de un Metalhead 2014.


+ Stoner aquí