sábado, 19 de julio de 2014

MORRIGHAN: Hear Our Cry (2013 - Sube un Escalón). Andalucía.



By Larry Runner.

MORRIGHAN tienen la sensibilidad precisa para poder llegar a todos los públicos a poco que se lo propongan y tengan la dosis de suerte necesaria siempre para triunfar, pero también la suficiente dureza para que el público amante del metal no les pierda el respeto.

Mezclan a la perfección la dureza del metal con las melodías celtas y jamás dirías que son de donde son en realidad, de Córdoba, ciudad de unión de culturas pero a donde nunca llegó la celta, pues cuando los sucesores del Rey Pelayo se plantaron en Andalucía ya había pasado el tiempo suficiente como para que nadie se acordara del lugar en el que se había gestado la Reconquista y en las tropas no quedase un ápice de cultura norteña.

Sí, es sorprendente que sean de Córdoba por el estilo en el que se desenvuelven, pero espero que nadie les deje de lado por eso. La música es universal, si en las fabelas brasileñas nació el death de Sepultura, a ver por qué no iba a poder surgir un folk metal tan bueno como el de MORRIGHAN en el sur de España.


Folk metal mezclado con metal, con ese toque de bardo que en algunos pasajes te remorará a los BLIND GUARDIAN de la buena época y que a medida que van sucediendo los minutos se va endureciendo a costa de ir cambiando las voces solistas. La voces son una auténtica riqueza para la música de la banda, pues se incluyen femeninas y masculinas, limpias y guturales, lo cual hace que el EP de intro más cinco temas se haga muy muy corto. Los poco más de veinticinco minutos te pasarán volados gracias a esa maravillosa de voces. Cynddylan es una auténtica gozada en ese aspecto.

Si los meten en el Wackinger de Wacken
lo ponen patas arriba

Musicalmente las guitarras suenan duras, como se necesita, al igual que el bajo, con la suficiente presencia para convertir el sonido en intenso para que no deje de ser metal a pesar de tener que convivir con violin, bodhran, bouzouki, etc. Además de las creaciones propias, fue toda una sorpresa encontrase con el Madam I'm Darlim', clásico irlandés habitual en las tristemente desaparecidas noches celtas de las que disfrutábamos años atrás en todos los pueblos de Asturias y que con la crisis pasaron a ser historia.


En definitiva un muy buen disco de folk metal gestado en el sur de España y en el que su paisano José Rubio ha puesto su parte en producción y masterización, siendo ésta última mejorable. Una excelente carta de presentación. Me encanta, pues hay mucho de mi cultura más cercana, esa esencia que corre por mis venas y que hace que la carne se me ponga de gallina con según que sonidos. No se le puede pedir más a un debut. Si los meten en el Wackinger de Wacken lo ponen patas arriba.