viernes, 14 de marzo de 2014

ONLIRYCA: Reloj de Arena (2013 - Madcase Records) Madrid


By Larry Runner.

Celebro la vuelta a la actualidad musical de Leonor Marchesi. Tras una larguísima temporada sin saber de ella, hace unos meses volvió a ser actualidad y todos los medios nos tiramos inmediatamente a por la noticia. ONLIRYCA, su nuevo proyecto, ahora en compañía de Juan Revilla comenzaba a funcionar y nos anunciaban un disco de próxima salida.

Por entonces entrevistamos a nuestra argentina favorita en Diario de un Metalhead y pudimos comprobar el enorme tirón que tiene la ex-Santa. El programa fue un enorme éxito de audiencia, y aún hoy es uno de los cinco más escuchados de nuestra corta historia.

Musicalmente Reloj de Arena es un discazo con doce cortes concisos. No se han perdido en operetas de diez minutos, lo cual, personalmente, siempre agradezco. Lo primero que destacaré será el sonido del álbum. Todo en su sitio, como debe de ser. Limpio, sin molestos vacíos, con un colchón de teclados sobre el que se asientan el resto de los instrumentos. La voz, sobre todo ello pero sin falta de estar mucho más alta. Casi como si fuera un instrumento más, aunque pudiéndose apreciar con estupenda nitidez el maravilloso trabajo de nuestra argentina favorita. 

Marchesi nos muestra todo su poderío vocal cantando de dos formas bien distintas y combinándolas según el tema lo requiere. De esta forma podemos encontrar a nuestra Leonor rockera de siempre en casi todo el disco, pero en algunos momentos encontramos a una Marchesi que tira de voz lírica. No tendrás que esforzarte mucho para disfrutar de los dos diferentes registros de la cantante, en el tema de apertura, mi favorito Pasajero de la Noche ya utiliza todos los recursos, lo cual convierte a la canción en el single perfecto, en la mejor de las muestras para presentar el trabajo. Aunque hay temas tan buenos o más.


El trabajo es de lo más variado, tanto en la temática de las letras como musicalmente. Los arreglos están cuidados con muy buen gusto, y cuando te pones el álbum en los auriculares se acaba haciendo corto a pesar de durar más de cuarenta y siete minutos. No me gusta analizar los discos tema a tema, pero voy a hacer una excepción, pues aunque al final acaba sonando muy homogéneo, tanto musical como letristicamente es de lo más variado.

Es Hoy gira en torno al poder guitarrero y aúna en menos de cuatro minutos toques jazzísticos con sonidos de rock setentero, pero dándole a todo un giro que lo convierte un sonido actual, fuerte y duro.

Memorias del Olvido comienza al piano para dar paso enseguida a la guitarra. Probablemente el riff haga que en vivo la canción sea más dura, como también ocurra con Dr. Jeckyll, en la que la letra, evidentemente es más que previsible, pero la música, apoyada en las contundentes guitarras, la hace de las más cañeras del disco. Los sintetizadores de Diego de Francisco (The Loords) comparten el protagonismo en algunas partes de la canción, aunque la guitarra no se deja pisar ni mucho menos. Gran riff y estupendos teclados, que si bien al principio tiran de sonidos modernos, al final pasan a sonar a clásicos setenteros, lanzando al tema y dejándolo a un nivel superior sobre el resto del disco.


Reloj de Arena tira de sonidos orientales, aquellos que inundaron el rock de los setenta, dando un toque psicodélico que personalmente me recuerda a los Alice in Chains de los noventa, pero sonando actual, con una Marchesi fantástica. Temazo.

Es curioso lo mucho que saben en hispanoamérica de la historia de España y lo poco que sabemos aquí de la suya. Curioso y una lástima también, por supuesto. Al fin y al cabo la historia de España y la de Latinoamérica van irremediablemente unidas. No me considero una persona inculta y sin embargo tengo que reconocer que jamás había oído ni leído sobre Juana Azurduy. Gracias a Reloj de Arena ahora se quién fue, y lo importante que es en la historia de Argentina y de Bolivia. Si sois amantes de las lecturas históricas y no os suena, os recomiendo que descubráis al personaje. Si hoy en día las mujeres lo siguen teniendo complicado  para que se las reconozca, no quiero pensar cómo serían las cosas para la protagonista de la canción a finales del siglo XVIII y principios del XIX, dirigiendo a todo un ejército. En lo musical la canción es directa, no llega a tres minutos, y acorde a la historia que se cuenta. Contundente. Me encanta la rabia con la que Marchesi enfoca el tema. Estoy seguro de que en vivo la acabaría cantando puño en alto. Genial toda la canción y espectacular el final.


Detrás viene la paz de Página en Blanco, un tema tranquilo excelentemente cantado y donde el solo de guitarra desborda buen gusto. Los coros de Roxana Truccolo también aportan lo suyo. Buenísima. En Para el Alma la propia Roxana lee la intro en una canción que según se refleja en el libreto se han adaptado las letras de diversos poemas para obtener la del tema. Una vez más Marchesi combina los dos registros rock y lírico. Somi, con sonido de bandoneón es más que especial.

Alfonsina y el Mar, bien que merece un punto y aparte. La adaptación del clásico de Mercedes Sosa, homenaje a la poetisa Alfonsina Storni, es sublime, sin duda de lo mejor del disco. Se notan el amor y la pasión brindados a la canción. Extraordinaria.

Voces Místicas sin ser un mal tema, tras tanta canción buena, se queda un poco corta. Banderas de Piedra cierra el álbum de forma brillante y reivindicativa, con rabia y rock, puro rock.

Me ha encantado el álbum. Ha sido una pena haberlo recibido tan tarde, pero nunca es tarde si la dicha es buena, y en este caso está claro que lo es. Y digo pena porque de haberlo recibido antes, sin duda alguna mi Top-10 de 2013 habría variado considerablemente. Rock, prog, y metal, con los más diversos ingredientes a modo de especias, se dan la mano en Reloj de Arena.

Marchesi vuelve a estar entre nosotros y lo celebro. Poco queda de aquella jovencita que fue imagen de Santa en los ochenta. Hoy en día sigue siendo una mujer hermosa y además canta infinitamente mejor. Salimos ganando. Excelente debut de una formación experimentada, donde encontramos también a un ilustre del metal español Cecilio Sánchez de Ankhara (lejos queda aquel Derrame Rock de los chupitos de sidra que decía Pacho Brea). No lo dejéis pasar de largo.


© Diario de un Metalhead 2014. Si nos vas a copiar, al menos cita la fuente.

Vínculos relacionados:
LEONOR MARCHESI: Entrevista en Diario de un Metalhead