lunes, 24 de marzo de 2014

BLEED & SCREAM! Gijón 13.03.2014. ECLIPSE + ARENIA. Crónica y fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Juán Tomé Nestal.

ECLIPSE llegaban a Asturias de jueves, mal día para el que escribe, pues es nuestro día de radio y las citas en esa noche de la semana trastocan todo nuestros planes de trabajo. Y es que no me quería perder la visita de los melódicos suecos de ninguna manera, para lo cual hubo que enlatar el programa, algo que no me agrada. Así, mientras disfrutábamos de la música de los suecos en la Acapulco gijonesa, nuestra voz llegaba a algunos hogares a través de internet y de la FM con un programa dedicado al thrash nacional cuyo guión se curró el amigo Gabri de Thrash en Toda la Boca , que por cierto, fue todo un éxito.


Poco más de un centenar de metalheads nos dimos cita en la sala del Casino de Asturias, y eso que nos encontramos con caras poco habituales en los conciertos. Mucha de la vieja guardia metalera asturiana, esa que no se deja ver salvo en contadas ocasiones, acudió a Gijón para ver a los suecos.

Erik Martensson

Abrió la noche ARENIA, que supongo que al saltar se acojonarían un poco al ver la sala casi vacía. A pesar de esperar un cuarto de hora, la gente estaba en la calle tomándose el último cigarro sin mostrar en ese momento demasiada alegría por ver a la banda invitada. No fue el caso, y pude disfrutar de toda su actuación tras haber hecho el trayecto Mieres-Gijón mejorando la media del Ferrari de Alonso. Aunque eso no tiene mucho mérito.

No había visto a ARENIA desde que se presentaron en el mismo sitio con VENDAVAL. Les noté algo más rodados. Más que rodados diría que con más confianza. Fran J. Santos lo bordó a la voz mientras el resto de la banda trató de estar a su altura. Bien Eduardo Dizy en la guitarra, nos hicieron comprobar de nuevo que su álbum Cuando el Mundo Despertó se ha quedado demasiado light para lo que la banda ofrece en vivo. No refleja la fuerza que el grupo le da a su directo y que sin duda alguna tendrán que intentar mostrar en su segundo disco. Cerraron con The Wickerman de IRON MAIDEN, dejaron buen sabor de boca y se ganaron los aplausos del respetable que poco a poco había ido acoplándose.

ECLIPSE no se hicieron de rogar y enseguida ocuparon el escenario. A pesar de que venían presentando su exitoso Bleed And Scream abrieron con Wylde One, del anterior Are You Ready to Rock, algo que mirado luego en casa es lo habitual, pero que en principio choca un poco, como también se hace extraño ver de lona de fondo una con los motivos de Are You Ready to Rock precisamente.

Magnus Henriksson

Si bien había algunos fans acérrimos en las primeras filas, la mayoría del público había acudido por su último trabajo, o al menos eso parecía reflejarse en las reacciones ante unos u otros temas.  Ain't Dead Yet, fue la segunda y ya notamos diferencia con la inicial y no te digo nada con el tercer pildorazo de la noche, que fue ni más ni menos que Wake Me Up. Desmelene entre los de alante y una vez más apalanque en la parte de atrás. Lo contaba en la crónica del bolo de CRISIX y SOUND OF SILENCE. En la Acapulco la gente siempre permanece pegada al suelo y los suecos lo estaban sufriendo. Lo acabaríamos pagando.

Erik Martensson, sensacional en la voz se movía a uno y otro lado del escenario mientras Magnus Henriksson a la guitarra - su forma de tocar me recuerda una barbaridad a Ronni Le Tekro - se mostraba brillante, haciéndonos ver que el sonido del grupo descansa sobre su buen hacer. Canciones como Bleed & Scream hacen disfrutar a cualquiera, y eso que el concierto fue en casi todo momento guitarra, batería y voz, con muy pocos samplers soltados desde la mesa y de forma muy puntual. El volumen iba subiendo con el paso de los minutos. Con About the Break Erik tiró de acústica y detrás llegó el momento de lucimiento de Robban Bäck, el descalzo batería.

 Robban Bäck

Se despidieron con After the End of the World, tras apenas una docena de canciones y esperábamos por un bis de dos o tres cortes, pero al final se quedó en sólo uno con Breaking My Heart Again, el tema que abría su anterior Are You Ready to Rock. Bien, pero quizá un poco corto. Un par de temas más no habrían venido mal, pero tampoco la audiencia insistió. A pesar de ello, el merchan debió funcionarles bien, pero es se lo curraron en condiciones, los cuatro acudieron al puesto nada más terminar la actuación y se mostraron encantadores con todo el mundo.

Set-list:
Wylde One 
Ain't Dead Yet 
Wake Me Up 
Battlegrounds 
A Bitter Taste 
Bleed & Scream 
Under the Gun 
S.O.S. 
About to Break 
Hometown Calling 
Million Miles Away 
After the End of the World 
Encore:
Breaking My Heart Again

© Diario de un Metalhead 2014.

Vínculos relacionados: