martes, 13 de noviembre de 2012

XVIII CONCIERTO DE LA SEMANA DE LA JUVENTUD: Turón (Asturias) 09.11.2012. Crónica y fotos


Texto: Larry Runner
Fotos: Felipe SM y Larry Runner

Obús, Barón Rojo, Sex Museum, Burning, Def Con Dos, Primal Fear y ahora Ñu. Ellos, entre muchos otros, han sido protagonistas en los conciertos de la Semana de la Juventud. Diecisiete años ya, que se dice pronto, que los jóvenes del pueblo llevan adelante una iniciativa que cubre toda una semana de actividades que como muchos ya saben tiene su culminación, su cierre, con una fiesta con música en directo, con un buen concierto.

No siempre el rock y mucho menos el Heavy Metal han sido los protagonistas en la Semana de la Juventud. No siempre el presupuesto ha sido para tirar cohetes. Más bien al contrario, en la mayoría de las ediciones los chavales han tenido que hacer encaje de bolillos para conseguir sacar adelante el proyecto.

Cuando miro atrás y pienso en el protagonismo que he llegado a acaparar en algunas ocasiones, me siento orgulloso de haber aportado algo a la causa. Si, Primal Fear, Obús, Ñu, Tejedor o Dixebra, por citar a algunos muy conocidos, han sido las bandas que encabezaban los carteles, que tocaban a la mejor hora. Pero también lo fueron antes otros no tan conocidos a lo mejor. Y es que nombres turoneses también aportaron lo suyo: Teksuo, Alfredo González, Versión 2.0, TrueQDart ... y muchos más, entre ellos, por supuesto, Pan De Leña, que pusimos el escenario del Parque patas arriba aquella mágica noche gracias a nuestras canciones y las versiones de Platero y Extremoduro.

Es increíble que ya hayan pasado dicisiete años y aún disfrutemos de eventos así, siempre gratis, sin cobrar un duro a la gente por entrar, aunque aún poniendo las cervezas a dos euros haya algunos que tengan los huevos de hacer botellón no ya fuera del recinto, si no con toda la desfachatez al lado del escenario. 

Pasando ya a narrar lo ocurrido en la noche que nos atañe, la verdad es que con la premura con la que hubo que preparar todo, ya no se podía pedir más.

Presupuesto ajustado y muy poco tiempo para trabajar en el rastreo bandas. Hubo que prepararlo todo en cuestión de unos días y con tal premura para que no se echase el tiempo encima, que la búsqueda de bandas se llegó a convertir en un infierno. Gracias a Chalsetto, al final se logró poder ofrecer un cartel digno, y que atrajo al público en un buen número. Lo suficiente para que la cerveza se agotase y hubiese que pedir más al repartidor de la zona. De eso se trataba. Así que por esa parte no hay queja ninguna.

Ñu era una cuenta pendiente en Turón, sabíamos que iba a funcionar. Teníamos nuestras dudas con lo de las bandas de tributo, pero estuvieron también geniales, gustaron mucho. Oxidixe completaban el cartel.


OXIDIXE abrieron la noche. Aún no había mucho público en el recinto, pero eso si, con muchas ganas de fiesta. Lograron calentarnos, que la cerveza empezara a correr y ese grande al micro que responde al nombre de Asur fue capaz de que la gente acabara acercándose al escenario, que no se quedara viéndolos en la lejanía. Triunfaron con sus temas y con las versiones. Siempre se pasa bien cuando escuchas canciones de Megadeth, Slayer, Anthrax o incluso Black Sabbath. Estupendos todos ellos, dieron lo mejor de si mismos con una Cris brillante al bajo demostrando que las chicas de su generación están hechas de otra pasta, y un Lucas desatado a la guitarra que no se cortó ni lo más mínimo ante los suyos. Cumplieron y se ganaron unos cuantos fans. Darán que hablar. Son muy muy jóvenes. La media de la banda es de 17 - 18 años, así que al loro con ellos.

MOTORHITS era apostar a caballo ganador. ¿A quién no le gusta Motorhead? Sabíamos que lo iban a hacer bien, son un clon de la apisonadora de Lemmy y su interés por hacer del show una imitación lo más digna posible les lleva incluso a adornar el escenario. Unas lonas a cada lado emulaban unas paredes de Marshalls que dotaban de una vistosidad que ninguna otra banda aportó a su espectáculo. Ni siquiera Ñu y el crack Xavi Killmister estuvo impecable en el papel de Lemmy.


Advertimos muchas camisetas de Motorhead entre la audiencia, quedando claro que no habían sido pocos los que se trasladaron hasta la capital del heavy metal mierense para ver al tributo de los de Lemmy. Canciones como “Born to Raise Hell”, “Orgasmatron” “Killed by death”, “No Class”, “Going to Brazil” etc. me hicieron disfrutar, aunque el público permaneció bastante frío. Aún así hicieron el bis, y ahí si que se lió una gorda. “Ace of Spades” y “Overkill” consiguieron despertar a todos, ya emocionados a la espera de los siguientes. Se acercaba la hora de Ñu.

ÑU. Fue muy bueno traerles a Turón. Comprobar que J.C. Molina sigue en buen estado de forma, que a pesar de los años sigue manteniendo una banda digna y que las canciones, siempre serán las canciones, y que eso en el fondo es lo que importa y no el nombre del guitarrista o del batería, aunque ya se sabe, Molina siempre va bien rodeado.


Algunos chavales vieron el concierto con sus padres. Los que hoy van al instituto son hijos de una generación turonesa que se crió escuchando mucho heavy metal, que era lo que reinaba en los 80 en el I.E.S. y en el F.P. de Mieres y de Ujo. Compañeros míos de clase, de aventuras y gamberradas. Buenos amigos muchos de ellos. Algunos han transmitido la pasión por la buena música a sus chavales, y tanto ellos como sus hijos disfrutaron del Molina y compañía. Vi caras emocionadas y alguna que otra lágrima. Y es que cuando uno escucha temas como “El Flautista”, “Más duro que nunca” o “Tocaba Correr”, que son parte de la banda sonora de nuestra vida no puede reprimir acordarse de tiempo atrás, cuando lo hacía en el parque tirando de kalimotxo y cassette.

Ñu se presentó en Turón sin teclista, a mi, la verdad, no me importó. No eché para nada de menos el Hammond. Guitarra, bajo, batería y voz. La fórmula siempre ha funcionado. Esto es heavy metal, no la Filarmónica de Berlín, no hace falta más. Si lo que importara fuera hacer bulto en el escenario nos hubiéramos traído al Coro Minero de Turón y llenamos el tablado de gente a precio más barato. Estupendos.

GANSOS ROSAS cerraron la noche tirando de éxitos. A diferencia de su anterior concierto en Oviedo, no experimentaron con temas poco conocidos. Nada de andar escarbando en los “Use Your Illusion”. Al grano.

Se presentaron sin Dani Midnight, con su vocalista inglés, y eso tengo que reconocer que a mi me cortaba el rollo. Le había visto en Gijón en Febrero pasado y no me había gustado nada. Pero esta vez fue distinto. Roxx Hydi estuvo estupendo. El vocalista de los londinenses Wasted Sinners lo hizo muy bien y disfrutamos de las canciones a un nivel muy alto: “You could be Mine” “It’s so easy”, “Nightrain”, “Sweet Child O’ Mine”, "Knockin' on heaven's door" con el Lemmy de los Motorhits colaborando ... Un bolazo hasta que “Paradise City” nos recordó que la fiesta terminaba.

Una vez más la gente del heavy metal no decepcionó. Respondimos a la llamada de los chavales de la Plataforma y para futuras ediciones ya saben lo que hay si quieren ver una carpa con buen aspecto.

Gracias a todos los que vinieron de fuera. No se me va a ocurrir ponerme a citar ahora nombres, porque fuísteis tantos que seguro que alguno se me iba a olvidar. Todos sabéis quien sois y lo que os agradecemos en el corazón que hayáis venido a Turón una vez más. ¡Que no sea la última!

© Larry Runner 2012