jueves, 22 de marzo de 2012

Crónica concierto: Factory Rock & Thrashway Party. Oviedo 17.03.2012

DAGOBA + VENDETTA F.M. + LEGACY OF BRUTALITY + MERCYLESS
Oviedo. Sala Kandela. Sábado 17 de Marzo de 2012

Texto: Larry Runner
Fotos: Felipe SM

Noche de fiesta de las gordas en la Capital. Factory Rock y Thrashway tiraban la casa por la ventana para traer a Oviedo una ambiciosa gira, la de los franceses Dagoba. Algo digno de agradecer. Es increíble las ganas de trabajar y de agradar que nos encontramos en los promotores asturianos aunque los frutos de ese trabajo no sean siempre los esperados. Quizás tengamos unos promotores que no nos merezcamos. Probablemente el público rockero asturiano no esté a la altura. No sepa apreciar los grandes productos que se le ofrecen un fin de semana tras otro. En unos años algunos echarán la vista atrás y será entonces cuando se arrepientan de las oportunidades perdidas. De las bandas que dejaron de ver en la mayoría de los casos por simple pereza.
A Mercyless le tocó bailar con la más fea. Tuvieron que abrir la noche y a pesar de que empezaron bastante más tarde de la hora anunciada, gozaron con escasa presencia de un público que aún no se había desperezado. Tenían en contra muchos factores, pero más que partidos de fútbol y otras movidas que pudieran distraer a la audiencia, lo que de verdad restó gente a Mercyless fue los saludos de la gente. Lo explico.

Con el paso del tiempo, se va uno dando cuenta de que a los conciertos casi siempre asiste la misma gente. Si eres de los que acude a las citas habitualemente, llega un momento en que practicamente conoces a todo el mundo. Salvo que seas un desagradable de la vida, cuando llegas, tienes que saludar siempre a alguien, y la cosa lleva su tiempo. Supongo que en otros sitios pasará lo mismo, pero la definición de “hermanos del metal” en Asturias nos viene al dedillo. Saludos, besos y abrazos se repartían a la puerta de la Sala Kandela.

Quizás se esperaba algo más de gente, pero en contra jugaban factores como el que el Sporting jugara en la tele, el Real Oviedo tenía mini-derby a 5 minutos de allí, y en el bar de enfrente televisaban a ese animal "comeaudiencias" llamado F. C. Barcelona. El fútbol iba a ser el rival más duro del Factory Rock & Thrashway Party. Eché en falta algunas caras y se de buena tinta que el circo del balón restó espectadores al metal. Supongo que la saturación de conciertos que estamos sufriendo ultimamente en el centro de Asturias también haya influido. Los bolsillos comienzan a resentirse cuando Semana Santa está a la vuelta de la esquina y cuando ya se vislumbran las visitas de Evile, Primal Fear, LA Guns, Hardcore Superstar y las que también preparan Factory Rock y Thrashway. Estos últimos con un cercano Thrashway Fest que tendrá lugar en menos de un mes en el mismo escenario, la ovetense Sala Kandela.
De todas formas, Legacy of Brutality gozaron de una sala ya con muy buen porte. Cabeceamos de lo lindo con los de Puerto de Vega, que sonaron fantásticamente bien y que se supieron sobreponer a algunos problemillas técnicos de forma sumamente elegante de tal forma que mucha gente ni se enteró de ellos. Profesionalidad máxima en cinco chavales que desgraciadamente no pueden vivir de ésto a pesar del elevado nivel técnico que demuestran en cada actuación. Brillante Simon, cada vez más asentado, y serio, como debe de ser, encabezando una banda de la que se puede sentir orgulloso y al que entrevistamos un par de días antes en nuestro programa de radio.

Nos presentaron alguna pincelada de lo que será “Ad Bellum” y con esta actuación ya tenemos bien claro que cuentan con dos clásicos que creo no debieran faltar ya nunca en su repertorio: “Land of Empty Graves” y sobre todo “Beyond The Walls Of The Colosseum”. Esta última fue interpretada en esta ocasión en la lengua de Saramago, tal y como aparecerá en ese nuevo álbum “Ad Bellum” que más pronto que tarde tendremos el lujo de tener en nuestras manos. Razones laborales impidieron estar a Lalo al bajo, perdiendo con su sustituto Javi de Cathexia, presencia visual, que no musical.

Muy grandes, como siempre lo son. Con el tiempo han conseguido que algunos ayer disfrutáramos de lo lindo con su música cuando hasta hace bien poco nos parecía un estilo que jamás podríamos ni siquiera llegar a soportar. Ellos y Sound Of Silence, encabezan una escena extrema en Asturias que esperemos podamos ver florecer y triunfar más allá del Negrón.
Vendetta Fucking Metal fueron los terceros en pisar las tablas de una Sala Kandela que nada más terminar la actuación de Legacy salía escopetada a echar humo al exterior. Luego ya en la calle,  muchos se quedaron fumando algún cigarro más, conversando y en algunos casos escapando a cenar. La hora invitaba, la verdad. Lo que hizo que la audiencia de los murcianos se viera reducida. Vendetta F. M. fueron un buen acompañante para Dagoba, pues su estilo era muy similar. Lo que les puede faltar de virtuosismo lo ponen con actitud, sobre todo su frontman Jacob, que no dudó en bajar repetidas veces a la pista para incitar a que el público se moviera. Les falta poco para subir de categoría. Giras como ésta seguro que les hacen crecer. Bien.

Y por fin llegó la hora más esperada, la de los estrellas del cartel, los franceses de Marsella, como bien presentó su vocalista Shawter: Dagoba.

Era la primera vez que visitaban Asturias y venían con muchas ganas. Su música tiende al metalcore, pero no se ciñe solo a ese patrón. Los estaba escuchando y probablemente a quien más me recuerden sea a los suecos Clawfinger, pero en algunos pasajes si cerraba los ojos me parecía sentir a los Soulfly más groove.
Franky Costanza, su batería, luciendo una imagen quizás más cercana a las de las bandas sleazy que a las de su estilo se ganó al público antes incluso de comenzar a aporrear su instrumento. Saludando e incluso regalando ya alguna baqueta. Rompieron esquemas comenzando con “There's blood offshore”, la penúltima de Poseidón, su última obra. Ya en ese momento me di cuenta de que su sonido de directo iba a ser bastante más agresivo del que desarrollan en sus discos. La gente en la pista se volvía realmente loca, con empujones de una violencia extrema. La peña veía con ganas de demostrar que en Asturias somos más brutos que en cualquier otro sitio de la península por el que haya pasado Dagoba.

“Poseidón” centró la atención del repertorio de la noche. Es un estupendo álbum y la banda, orgullosa de ello, basó gran parte del set-list en el disco que vienen presentando en esta gira, aunque sin olvidarse de álbumes anteriores, aunque si que eché en falta algún corte de “Face the Colossus”. Hubo suerte, interpretaron mi favorita “Black Smokers (752º Farenheit)”

Shawter es un frontman como la copa de un pino. Cambia de registro sin inmutarse. De lo gutural a lo melódico sin cuidado alguno. Se esforzó en todo momento por hacerse entender e incluso tuvo bastantes palabras en castellano, disculpándose más de una vez por no tener un mayor conocimiento del idioma. Alguien le apuntó desde abajo que lo hablaba muy mal. No se cuantos de los presentes en la sala serían capaces de construir una sola frase en francés, pero probablemente no hubiese ni tres. Los de fuera nos siguen dando mil vueltas en todos los sentidos, pero en lo cultural a veces roza lo humillante. El caso es que el bueno del vocalista, intentó comunicarse con la audiencia entre el castellano, el inglés y en alguna ocasión, las menos con el francés. Esfuerzo que es muy de agradecer. Estoy harto de ver a fulanos sobre el escenario soltar parrafadas en inglés sin vocalizar una puta palabra como si todos los que estuviésemos allí fuésemos del mismísimo Birmingham o algo así. Esto también va por ti, Mr. Bruce Dickinson.
Creo que fue con “Waves of Doom” cuando Jacob, el vocalista de Vendetta Fucking Metal fue invitado a compartir micrófono. El murciano se volvió literalmente loco y de nuevo volvió a bajarse de las tablas para mezclarse con los espectadores e intentar echar más gasolina a la ardiente pista. Un show de despiadada intensidad.

Mientras Izakar se dejaba la piel a la guitarra y haciendo también algunos durísimos coros, el bajista Werther no paraba de interactuar con el público, animando con sus agresivos movimientos y regalando numerosas púas.

Tras el final del concierto, fotos con las bandas, autógrafos y compras varias por parte de todos los que quisieron. Ganándose todos a cada uno de sus fans, como debe de ser. Con ese buen rollo que te deja el ver que los músicos pueden ser muy grandes pero a la vez cercanos. Me compré una edición especial de “Poseidón” que incluye un DVD con su concierto en el último Hellfest Festival, y ni se las veces que Werther me dio las gracias por ello. Grandísimos en todos los aspectos.

Me hace especial gracia que sus conciertos terminen con el "Don't Treat Me Bad" de los americanos Firehouse una banda completamente antagónica.
¿Porqué el día de Warbringer la Kandela se llenó y no ocurrió lo mismo con Dagoba? 
Warbringer es una banda de old school thrash. Hoy en día a los más jóvenes ese estilo les apasiona, y a la mayoría de los metalheads asturianos más veteranos nos apasiona. Dagoba tiene un estilo diametralmente opuesto, metalcore sería la etiqueta que mejor les definiera, y eso a los jóvenes les chifla, pero los más veteranos odian o simplemente ignoran ese estilo, salvo en contadas excepciones. Si uno se para a pensar en los presentes, se dará cuenta de que gente de alrededor de la cuarentena había poca, y por encima de esa edad nadie. Otra cosa que siempre me llama la atención es la poca asistencia de metalheads gijoneses a los conciertos que se celebran en la Capital. El sábado se podían contar con los dedos de una mano.

Para mi era una jornada difícil. El Real Oviedo jugaba en casa un muy interesante partido, AGM celebraba su aniversario en la FNAC de Parque Principado, donde también me habría gustado estar y además el concierto. Me decidí por el concierto, pero otros está claro que no pensaron como yo. Y eso es algo muy respetable y entendible. Está claro que Dagoba, aunque tuvieron un número respetable de asistentes en comparación con otras citas, no tuvieron el tirón de Warbringer. Veremos lo que pasa el día 13 de Abril en la Acapulco con Evile y Exodia. Espero que la old school asturiana no nos falle.

Gracias a Felipe SM por cedernos una vez más las fotos para ilustrar la crónica.

© Larry Runner 2012

Vínculos relacionados:
Entrevista a Simón de Legacy Of Brutality
√ Factory Rock Fest 2012

5 comentarios:

Iñaki Fernandez de Pablo dijo...

Muchas gracias por la cronica Larry. Cuanta razon tienes en muchas de esas perlas que sueltas por frases, y sí, me da a mi que de aqui a un tiempo mas de uno se arrepentira de perderse en conciertón como el del sabado. Como siempre te agradezco el apoyo que me das, creo que hablo tambien por boca mis compañeros y más aún amigos de Thrashway. Un saludo.

Anónimo dijo...

Muy buena la cronica,compañero metalero,yo estuve alli y puedo certificar que fue exactamente lo que paso.
Me hace gracia escuchar a la gente quejandose que en Asturias no suele haber muchos conciertos y que siempre les quedan lejos para ir,pero cuando los tienes cerca,al final,es verdad que siempre somos mas o menos los mismos...por eso quiero felicitar tambien a la organizacion por el esfuerzo que esta haciendo para acercarnos a todos estos grupos.Nos vemos en el siguiente(si el trabajo y la economia me lo permite).un saludo!!!

Larry Runner dijo...

Agradezco tu comentario, pero ojalá lo hubiéses firmado!

polio thrashilium dijo...

Brutales como siempre esos legacy.gracias a toda esa peña que se mueve para organizar estos pedazo de concieeros y también a gente como Larry que nos mantiene en forma con su página y ese pedazo de radio.brutal

Anónimo dijo...

La poca asistencia de metalheads gijoneses a los conciertos que se celebran tanto en la Capital cómo en el resto de ciudades Asturianas se debe a la completa falsedad de una gran parte de individuos de Gijón, pijo-cores, estrellitas de circo y posers en su mayor parte, que solamente se dedican a dar una imagen y ni compran música, ni apoyan a las bandas, ni van a los conciertos. Su única función es criticar y difundir rumores y calumnias sobre las personas que si hacen algo por la escena musical Asturiana al mismo tiempo que te dan una palmadita en la espalda y te perdonan la vida. Mejor que no vayan a los conciertos, no les necesitamos para nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...