sábado, 30 de abril de 2011

Road Report: London. Wolfsbane, The Borderline. Sa. 09.04.11. English Version. Part 2/2.


WOLFSBANE + The Eureka Machines
The Borderline, London.
Sat. April 9th, 2011
Ticket: 12 £
By Larry Runner.

The Eureka Machines was the guest invited band for this special show. They were unknown to us. I had heard a couple of songs on their myspace and I didn’t like too much. But I loved it in this concert. They wore a smart and black uniform, even with the same shoes and same white tie. They tested some movement choreographed plan to make the show much brighter. I would like to see them again someday, but I guess it won’t be difficult to enjoy them in Spanish stages.
Rock without too many complications, which sometimes reminded me Green Day but The Eureka Machines are even harder than the American’s.



Afterwards forty minutes show and some adjustments on stage, the stars of the night appeared on stage. At last... there they were. Twenty years of waiting for me. Finally, I was going to see them in concert. Wolfsbane on stage and I was in the front row. The waiting was over, the dream was come true, the effort was rewarded.

The Eureka Machines

The first to appear was Steve “Danger” Elliot, the drummer. He was whom the past of the time more affected. He’s completely bald, but then we must see that he was not the only one. He began to beat his battery and a moment later Jeff Hateley jumped to the stage short-haired. The next one was the guitarist Jase Edwards, the best kept well, with all his hair and beard. Attacked with the first chords of a song that I didn’t know at all, the first surprise of the performance. Finally up Blaze Bayley jumped to the stage and began to sing. A “new” theme to open. Limo, which comes in the new ep, that this same night went on sale and It was the song that really broke my schemes. It appeared in a demo long time ago, about the end of eighties, and it was not released on album until this new work in 2011.



Most of the people were perplexed, but then things changed with the next song, Black Lagoon, which was continued by another classic even bigger, Killing Machine, a song that I don’t quite understand why it was excluded from the compilation and which once appeared in the first album Live Fast, Die Fast. Money to Burn, from the same album, was followed. The beginning had been fantastic, but with the passing of the minutes was going to be better.

With Totally Nude I was sure it was going to be a great concert, it seemed to me impossible that had spent seventeen years of separation, the temperature kept going up and remaining in the forefront was a risk for our bodies.

Blaze Bayley

Then It came one of the rare moments of night’s stillness. Bayley hosted us a new song, a preview of that it will be soon a new long-playing record. The title Did It For The Money, it could not be more appropriate. It was written in answer to criticism by some other sector of the press. They criticized  that the band had only gathered for the money. However the reality wasn’t that. The gathering had taken place only for the fans’ request that we had been so fussy insisting that they had to be back on the road again. Did It For The Money is a hard theme. The first time you listen to,  it enters on  your head and you are going to hum it all day long.

Then came the song with the Spanish title, Loco. It was amazing to see everyone singing the chorus: Renegade! High Roller! I’m Loco, Loco - motion! The crowd went really crazy as the song said. The first row was going to be crazy and monitors began to move from their site to the continuous avalanches.



The beautiful Broken Doll was followed by Kathy Wilson and I could check that is probably one of the greatest songs of the band, at least  it was the song that became the craziest people. It was a true pleasure to see people singing to exhaustion “Now all hell’s breaking loose, down at Little Kathy Wil’s Place!”. The ep with that tittle, is my favourite work of the band, and I think it was the most favourite song for The Borderline’s people that night. 

The punk recouped 85’s demo GSB was the last experiment till the end. It reminds me, as It happen to their older songs to 80’s Van Halen, with David Lee Roth.

Jeff Hateley

From here there wasn’t any time off and they were going to show us their most emblematic songs, althought it is sure that each one of us would have missed his favourite songs.  I Like It Hot, Man Hunt, Steel, Ezy, Black Machine, Temple Of Rock, la country Dead At Last,  You Load Me Down ... There wasn’t any time to rest. If you had wanted to have another beer,  it was sure that you would have lost something great. Musically the time hasn’t passed for them. 

Steve “Danger” Elliot

Maybe their physical appearance had changed a lot but they are much better musicians today than in the 90’s and  They sounded as if they had always been together. Jeff Hateley is jumping all the time as a young man and we all could see that Blaze should lose some kilos, but his voice is in good time now. Jase is a guitar phenomenon, but he is the most static of all.  And Steve should be a tacky dressing, but it is a fantastic drummer.

These are some cd’s that I took signed to my home

They ended their show with Paint Town in Red and  we went away happy. I did not stay longer at the Borderline and even I  didn’t expect to try to talk calmly to them. I declared satisfied with all that I had lived ind those hours. Normally when I live an event like this, I remain so sad, but this time I left the place happy and full of energy. Honestly, when I left The Borderline I was one of the most graceful person of the earth. I had been one of 275 lucky ones that I had seen a unique concert. I had just seen the return to the stage of a British legend. Maybe in Spain people hadn’t assessed them as they deserve, but they are great in the UK.

Jase Edwards

I missed Money Talks and I thought that  they were going to give us the surprise playing Born To Run. This did not happen, but I did not care. Nineteen songs. We weren’t going to ask them more after 17 years out of joint.

I came back home full of  memorabilia. With the signed exclusive t-shirt, 13 CDs and 1 DVD signed too, the set-list and even a Jeff Hateley’s pick that gave me in hand.

Back side of the conmemorative T-shirt.

They were fantastic and this experience will be one of those that I’ll never forget.  It was an event that I will be always grateful to my girl. The effort was great, but it was very, very worthwhile. Who knows if someday I may live an experience as great as this. 

Next day, early in the morning, metro, train and flight to Asturias.

London forever.


Clicking on the images can be viewed in a larger size.

Thanks to my wife for helping me in this English Version and for the wonderful company in London.
I'll be forever grateful for this dream come true.

This is the second of two parts. Look the first part here

Versión en español aquí

© Larry Runner 2011

jueves, 28 de abril de 2011

HELLTRIP: Animal (2011- Helltrip)


Actitud, fuerza, guitarras, violencia, transgresión, sangre, odio, brutalidad, exceso, acidez, desenfreno, religión, rencor, fuego, rudeza, todo eso y más se encuentra en Animal, el nuevo trabajo de Helltrip.

Los dos discos de larga duración anteriores me encantaron pero no fue así con el ep de Quicksilver. Los cuatro cortes del ep no me habían enganchado, y al ver los títulos en castellano me temí lo peor.

Pero resulta que con la primera escucha ya me enamoré de Animal. Sí, era el mismo rock macarra de aire escandinavo de siempre, pero con un gran sonido, y las letras, a pesar de ser en castellano, no sonaban patéticas. Son textos maduros, inteligentes, muy elaborados, con historias que contar y abiertos a diferentes interpretaciones. 


El álbum incluye diez cortes que vienen repartidos a través de cuatro capítulos encabezados con la introducción instrumental que da el título al disco: Animal.

Para publicarlo han tenido que tirar de autoedición, pero ello no ha sido óbice para progagar su música con el mejor sonido que han conseguido hasta hoy. 

Una vez más depositaron su confianza en los estudios Acme con Miguel Herrero de productor y Kike Sanchís como ingeniero de sonido, dos fenómenos que creo que han pillado el punto a la banda y que la han hecho sonar casi como en sus directos. No hay cosa que más mortifique que echarle mano a un disco y descubrir al escucharlo que la fuerza que sabes que tiene la banda en vivo, se pierde en el cd.


Me encantan las Canciones, así Canciones, con mayúscula. Me privan los toques psicodélicos de Fe, la fiereza con la que se han plasmado las voces, me pirran los estribillos y me ha cautivado la fuerza de las guitarras y la violencia de los textos. Es sin duda, el mejor de sus discos, y espero y deseo de corazón que el paso dado renunciando a la lengua de Shakespeare les abra nuevos horizontes y les lleve a triunfar como se merecen.

La portada es espectacular, muy llamativa y obra de Sr. X. Si se molesta uno en ver el trabajo del artista en su web www.sr-x.com entenderá porqué la banda se ha puesto en sus manos. Deslumbrante.

Para apoyar la salida del disco han grabado además un muy buen videoclip que incluye todo cuanto se le puede pedir a un video de una banda de rock: mujeres, violencia, rock, armas... Una vez más Titi Muñoz me ha dejado fascinado con su trabajo. Arde ha sido el corte escogido para el video.



El disco se podrá conseguir en sus conciertos, junto con la entrada, como ya han hecho otras bandas antes, una decisión que me parece realmente muy acertada. Y se lo podrá llevar uno a casa tanto en cd como en vinilo. Para los más ratas, o para los que sencillamente no vayan a poder acudir a una de sus fantásticas actuaciones en vivo, el trabajo se puede descargar gratis en su web: http://www.helltrip.net/

Mañana Viernes 29 de Abril, por la noche presentan Animal en la Sala Acapulco de Xixón y allí, salvo desgracia acudiremos para disfrutar de su música y rodeados de amigos. 

¡Nos vemos!

© Larry Runner 2011

lunes, 18 de abril de 2011

Road Report: London. Wolfsbane, The Borderline. Sa. 09.04.11. English Version. Part 1/2.

By Larry Runner.

My first visit to London began some months ago. The preliminaries had began the day that we  were able to buy two tickets throught Ticketweb to the exclusive show that would take place in one of the London’s  rock temples, the small one “The Borderline”, in the heart of Soho. Wolfsbane,  Blaze Bayley’s leader band, came back to the activity 17 years after its disappearance. They were going to make a concert at this small club and for their most loyal fans. If that was going to take place, I had to be there.

jueves, 14 de abril de 2011

WARCRY - Alfa (2011 Jaus Records)

En estos días, en los que las revistas especializadas llenan páginas y más páginas exponiendo la publicación de discos tan anodinos y decepcionantes como por ejemplo el nuevo de Children of Bodom, dificilmente veremos aparecer en ellas a la banda de heavy metal más importante del momento de este país.

Y es que es muy triste que a estas alturas te compres una revista y solo aparezcan en ella las bandas nacionales a costa de soltar el dinero que no tienen o por amiguismos. Así que ojalá me equivoque y me tenga que comer estas palabras, pero, repito, dificilmente vayamos a ver en ninguna revista nacional una entrevista a Warcry hablando del disco.

Es más, los pocos medios que llegan a publicar algo, son medios que para nada tienen que ver con nuestra música, lo que hace que luego tengas que ver perlas del tamaño de un elefante y llegues a tener que leer que “WarCray edita la próxima semana Alfa, su nuevo disco” como pasó recientemente en el diario más importante y de mayor tirada de Asturias. Y al que no se lo crea, le dejo el enlace aquí.

El caso es que sería bien sencillo dedicar unas líneas al nuevo disco de los asturianos, o una simple entrevista de un par de páginas, y no hacerles pasar por caja como me consta que hacen pasar a otros. Una pena.

Afortunadamente, a día de hoy, y gracias a internet, uno ya se puede ir enterando mejor de las cosas a través de webs alternativas, muchas de ellas, como esta, sin ningún ánimo de lucro, simplemente echas por amor al arte, a nuestra música. Eso que algunos califican de  intrusismo, aunque luego no se lo apliquen cuando es en beneficio propio y un vecino jubilado les pinta las paredes de sus casas por un módico precio, o un colega que les reinstala su Windows infectado.

Páginas como esta, donde tenemos libertad de prensa, y donde podemos decir al fin y al cabo lo que realmente pensamos de tal o cual disco, o de si aquella banda nos gustó más o menos en directo, aunque a veces esto moleste a más de uno, como tiene pasado aquí.

Y es que en los foros de las bandas, tampoco puedes opinar. En su día en el foro de Avalanch se me llegó a amenazar por decir que me había aburrido en uno de sus conciertos, y en el de Warcry se llegó al insulto por decir que un disco suyo no me había gustado tanto como los anteriores. Desde entonces no entro ni en uno ni en otro, por supuesto. Y para nada los echo en falta. Pero desde luego, he seguido acudiendo a sus conciertos siempre que he podido y comprando sus discos, tanto de unos como de los otros. Faltaba más. No así aquellos que tuvieron palabras desagradables conmigo, que si acuden es porque van gratis o porque cobran de ellos y que jamás han sabido lo que es meter la mano en el bolsillo para comprarse un miserable cd de una de estas dos bandas.

Una vez sacado toda la espuma por la boca y habiéndome desahogado hablando a gusto de todo cabrón que se lo merecía vamos a hablar de lo que importa realmente y de lo que trataba esta entrada del blog originalmente: del nuevo disco de Warcry.

Lo primero que llama la atención es su sonido. Al fín han conseguido que un disco suyo suene decentemente, bastante mejor que su anterior Revolución e infinitamente mejor que todos sus trabajos anteriores, algunos de los cuales tenían un sonido digamos vulgar. Esta vez el sonido está a la altura de la banda. Dani "Desmond" Sevillano ha hecho muy bien su trabajo y la masterización, que por lo visto se hizo en Holanda, no ha quedado mal, aunque para mi gusto las guitarras de Pablo García, salvo en los solos, están un poco bajas. Pero digo que eso es para mi agrado. Me entusiasman las guitarras altas en los discos de heavy metal.

Me encanta la elegancia con la que se han tratado las voces de Victor García. En ningún momento estás oyendo solo un tono, están tratadas como si Victor cantara con voces distintas, algo realmente placentero al oído, aunque nunca llega a extremos como el de Blind Guardian, donde parece que estás percibiendo un coro en todo momento, algo que a mí, en el caso de los alemanes, me llega a hastiar.

Otra de las cosas que realmente me ha llamado la atención es la forma de tratar los teclados de Santi Novoa. Están omnipresentes, así que si tienes predilección por los discos con teclados fuertes, este es tu álbum. Quizás más de lo que a mí me agrade, pero eso nuevamente entra en los gustos personales de cada oyente.



Decir como ya he percibido por ahí, que vuelven a sus comienzos, es un juicio fácil y tampoco es sincero del todo. Sí que hay temas rápidos, y quizás alguna canción como Amistad, que es muy directa y podría haber sido válida incluso para su primer trabajo de 2002 por el estilo powermetalero, pero la forma en que Pablo García reproduce los solos de todas las canciones dista mucho de aquellos trabajos del principio. A día de hoy Warcry alberga en su seno a uno de los mejores guitarristas de este país, y no a unos novatos con la experiencia de una o dos demos.

También hay otros temas más de esos que hechizarán a sus prosélitos de toda la vida como las iniciales Alma de Conquistador y La muerte de un Sueño. Libre como el Viento es otro de los ejemplos.  Pero también hay sitio para una canción tan retorcida como Apariencias, firmada por Pablo García y que lleva magistralmente a su terreno. Quizás sea el único tema que no entra tan directamente y que al oyente que se quede en una escucha liviana no le llegue a enganchar, pero que al que exprima el disco le gustará cada vez más sin duda.

Por supuesto, como buen disco de heavy metal, tiene su balada, en este caso Recuérdalo, que a mí me rememora muchísimo a los grandes hits de unos expertos en el tema que no voy a citar para no escandalizar a nadie, pero que diré que tienen como ciudad de procedencia, un importante núcleo de la costa este norteamericana que a la vez da nombre a uno de sus discos de referencia.



En cuanto a los textos, cada uno los puede interpretar a su manera, y solo su autor, en un noventa por ciento el líder Victor García sabrá realmente que ha querido expresar en ellos, pero a mi me transmiten muchos sentimientos de amistad y de la amistad que se rompe, del desengaño, de la decepción. Aunque hay una canción muy directa, Cobarde, denunciando la violencia de género de forma elegante y dulce como son las mujeres.

No voy a seguir desgranando el disco porque algo tendrá que quedar para que descifre el comprador. Una vez más todo el diseño gráfico es de Dani Alonso. Me encanta la portada, no así tanto el libreto donde esperaba que hubiese fotos más guapas y donde esta vez creo que no se ha aprovechado del todo el trabajo de mi buen amigo Sergio Blanco.

Disponible en Fnac y en la web de Warcry, que no Warcray. Allí encontraréis también un listado de las tiendas donde estará a la venta desde mañana 15 de Abril.

© Larry Runner 2011

miércoles, 13 de abril de 2011

Road Report: London. Wolfsbane, The Borderline. Sa. 09.04.2011. Parte 2/2


WOLFSBANE + The Eureka Machines
The Borderline, London.
Sábado 09 de Abril de 2011
Entrada: 12 £


El grupo invitado para la especial ocasión eran los para nosotros desconocidos The Eureka Machines. Había escuchado un par de temas en su myspace y no me habían llamado especialmente la atención. Pero en directo me encantaron. Salen uniformados, muy elegantes y de negro, incluso con el mismo calzado e idéntica corbata blanca. Llevan ensayados algunos movimientos en plan coreografía que hacen mucho más brillante el show. Me encantaría volver a verlos algún día, aunque supongo que será complicado disfrutarlos en escenarios españoles.


Rock sin demasiadas complicaciones, que en algunas ocasiones me recordaba a Green Day, aunque The Eureka Machines son más duros que los americanos.

Tras unos cuarenta minutos de show y algunos ajustes en el escenario, asomaban los protagonistas al escenario. Por fin. Allí estaban. Se terminaba una espera para mí de veinte años. Al fin los iba a ver en directo. The Wolfsbane sobre las tablas y yo en primera fila. La espera se acababa, el sueño se cumplía, el esfuerzo tenía su recompensa.

The Eureka Machines

El primero en aparecer fue Steve “Danger” Elliot, el batería. Es al que más ha castigado el paso del tiempo. Completamente calvo, aunque luego veríamos que no era el único. Comenzó a golpear su batería para que instantes más tarde subiese a las tablas Jeff Hateley con el pelo corto. Les siguió el guitarrista Jase Edwards, el que mejor se conserva, con toda su melena y su barba. Atacaron con los primeros acordes de un tema que no me sonaba para nada, la primera sorpresa de la actuación. Al fin subió a las tablas Blaze Bayley y empezó a cantar. Un tema “nuevo” para abrir. Limo, que viene en el nuevo ep, que esa misma noche salía a la venta, era la canción que nos rompía los esquemas. En su día apareció en una demo, hablo del año 87, y no se había editado en disco hasta este nuevo trabajo de 2011.

La mayoría quedamos perplejos, pero enseguida la cosa cambió con el primer himno, Black Lagoon, que fue continuada por otro clásico aún más grande, Killing Machine, canción que no entiendo muy bien por qué quedó excluida del recopilatorio y que en su día apareció en el primer disco Live Fast, Die Fast. Money to Burn, del mismo trabajo fue la siguiente. El comienzo había sido muy bueno, pero con el paso de los minutos iba a ir a más.

Con Totally Nude ya tenía la certeza de que iba a ser un gran concierto, me parecía imposible que hubiesen pasado diecisiete años de separación, la temperatura no dejaba de subir y permanecer en las primeras filas era jugarse el físico.

Blaze Bayley

Llegó entonces uno de los escasos momentos de calma de la noche. Bayley presentaba una nueva canción, un adelanto de lo que pronto será un nuevo disco de larga duración. El título Did It For The Money, no podía ser más apropiado. Fue compuesta en respuesta a las críticas recibidas por algún que otro sector de la prensa, que criticó la reunión de la banda sosteniendo se habían reunido solo por el parné, cuando en realidad, la formación se ha reunido por la petición de los fans que somos unos pesados, y que a base de insistir hemos hecho que estén de nuevo en la carretera. Did It For The Money es un tema duro, machacón, que se te mete en la cabeza y que en cuanto la escuchas te pasas el día tarareando.

Luego vino su canción con el título en español, Loco. Fue asombroso ver a todo el mundo cantar el estribillo: Renegade! High Roller! I'm Loco, Loco - motion! El público se volvía realmente loco como bien dice la canción. Las primeras filas presentaban un aspecto salvaje y los monitores empezaban a "moverse" de su sitio ante las continuas avalanchas.



La preciosa Broken Doll fue seguida de Kathy Wilson que pude comprobar que es probablemente el mayor de los himnos de la banda, al menos fue la canción que más loca volvió a la gente. Fue una auténtica gozada ver como la gente cantaba hasta la extenuación “Now all hell's breaking loose, down at little Kathy Wilson's Place!”, y es que probablemente a muchos de los presentes les pasase como a mí, que el mini-lp al que pertenece esa canción y al cual da título, sea para ellos su disco favorito.

La punkarra y recuperada de su demo del año 85 G.S.B. fue el último experimento hasta el final. En ella me recuerdan, como me sucede en sus temas más antiguos a los Van Halen de los 80, a los de David Lee Roth.

Jeff Hateley

A partir de ahí ya no hubo momento de asueto y fueron sonando los temas más emblemáticos que quedaban en su set, aunque cada uno encontrará a faltar una u otra canción según sus gustos. I Like It Hot, Man Hunt, Steel, Ezy, Black Machine, Temple Of Rock, la country Dead At Last,  You Load Me Down ... no había descanso. Aproximarse una de las barras a por una cerveza era perderse algo grande, con una banda pletórica por la que musicalmente no ha pasado el tiempo.

Steve “Danger” Elliot

Quizás su aspecto físico haya cambiado mucho pero son unos músicos mucho mejores a día de hoy que en los 90 y sonaron como si siempre hubiesen estado juntos. Jeff Hateley no para de saltar como un jovenzuelo, y todos sabemos que a Blaze le sobran unos kilos, pero su voz está en buen momento. Jase es un fenómeno en la guitarra, aunque es el más estático de todos y Steve puede ser un hortera vistiendo, pero es un batería espléndido.

Algunos de los cd's que me traje firmados

Remataron con Paint Town In Red y salí de allí contento. No quise quedarme ya a más, ni siquiera esperar para intentar hablar con ellos con calma. Con todo lo vivido hasta entonces me di por satisfecho. Normalmente cuando vivo un acontecimiento de este tipo acabo marchando de bajón, triste, pero en esta ocasión salí feliz y con las pilas cargadas. Sinceramente, cuando salí de The Borderline me sentía una de las personas más agraciadas de la tierra. Era uno de los 275 afortunados que habíamos visto un concierto irrepetible. Acababa de ver el retorno a los escenarios de una leyenda británica. Quizás en España la gente no les haya valorado nunca como se merecen, pero en el Reino Unido son unos grandes. Iban a volver para una única fecha y al final ya están de gira con Saxon por toda Inglaterra.

Jase Edwards

Eché en falta Money Talks y pensé que igual nos daban la sorpresa de tocar Born To Run. No ocurrió así, pero me dio igual. Fueron diecinueve canciones, no les íbamos a demandar más el primer día y tras 17 años de inactividad conjunta.

Me vine cargado de memorabilia. Con la camiseta, 13 cd's, 1 dvd, el set-list e incluso la púa Dunlop de Jeff Hateley que él mismo me entregó en mano.

Detalle de la parte trasera de la camiseta
conmemorativa del evento.

Sensacionales, muy grandes y una experiencia de esas que nunca podré olvidar. Un acontecimiento que agradeceré por siempre a mi chica. El esfuerzo fue grande, pero mereció mucho, muchísimo, la pena. Quién sabe si algún día podré vivir algo ni siquiera comparable.

Al día siguiente, muy temprano, metro, tren, avión y vuelta a Asturias.
Londres forever.


© Larry Runner 2011

Haciendo click en las imágenes se pueden ver a mayor tamaño.


Esta es la segunda de dos partes. La primera la puedes ver aquí

lunes, 11 de abril de 2011

Road Report: London. Wolfsbane, The Borderline. Sa. 09.04.2011. Parte 1/2


Mi primera visita a Londres, que ya tocaba, empezó a fraguarse hace meses. Los preparativos comenzaron el día que en que a través de Ticketweb lograba comprar las dos entradas para el show exclusivo que iba a tener lugar en uno de los templos del rock londinenses, el pequeño The Borderline, en el corazón del Soho. Wolfsbane, la banda liderada por Blaze Bayley, volvían a la actividad 17 años después de su desaparición y lo hacían con un concierto en un reducido club y destinado a sus fans más fieles. Si aquello iba a tener lugar, yo tenía que estar allí.

Nada más conseguir los tickets, tanteamos los vuelos, pero lo primero de todo fue buscar un buen lugar donde pernoctar. En pleno mes de Abril, por razones de trabajo, solo podíamos ir durante un fin de semana, así que más que el precio, en esta ocasión lo que apreciamos fue un lugar cercano a la sala, para poder asistir caminando y no estar pendientes de Metro o Bus. Localizamos un hotel cercano por 100£ la noche y luego rastreamos el vuelo, que acabamos contratando con Easyjet.


El viernes volamos rumbo a Inglaterra. El avión partió de Asturias una hora más tarde de lo previsto, algo que no nos preocupó demasiado. El caso era llegar bien y que nuestra maleta también lo hiciera. Todo salió según lo planeado. Nada más arribar y recuperar el equipaje, rumbo al tren, el Stansted Express, que en tres cuartos de hora nos dejó en la estación de Liverpool Street. Allí tomamos la línea roja del Metro hasta nuestra estación Tottenham Court Road. El hotel estaba a cien metros escasos de la boca de metro, en pleno Soho y desde la ventana podíamos incluso disfrutar de la vista del London Eye y del Big Ben.

El London Eye desde la habitación.

Check-in en el hotel y enseguida otra vez a la calle. Localizamos la sala del concierto, The Borderline para ir al día siguiente sin perder tiempo. Luego dimos un paseo por Oxford Street, cenamos y tomamos una cerveza en The Crowbar, un pequeño bar heavy justo al lado del The Borderline, y al que acudimos por la buena fama y buenos comentarios que habíamos leído en internet. Comentarios que pudimos comprobar estaban muy por encima de lo que luego realmente nos encontramos allí, con un servicio de camareros bastante malo, mucho calor, caro y con música mejorable. Un bar mediocre y a años luz de los que he podido visitar en Hamburgo o Berlín por ejemplo.

A la puerta de The Crowbar

Tras esa cerveza reparadora, otro pequeña excursión por la zona. Encontramos un bar con el nombre de "The Spanish Bar", bandera rojigualda y logo de San Miguel por fuera, pero huimos de allí. San Miguel tenemos aquí bastante como para ir a pedirla a Inglaterra. Supongo que para el que lleve tiempo viviendo en Londres aquello será un sitio majo, pero no era nuestro caso.

Nos retiramos al hotel pronto, la dura semana y el viaje nos habían dejado para el arrastre. Al día siguiente nos esperaba una dura jornada, que queríamos exprimir a tope, así que mejor retirarse a descansar.

El Big Ben desde nuestra ventana.

El sábado despertamos muy temprano y fue una grata sensación la de asomarse y gozar de la visión del Big Ben por la ventana. La hora londinense eran las 7, las 8 de aquí, así que a las 7:30 estábamos ejerciendo de turista por Charing Cross Road hacia abajo. Marchamos con calma rumbo a Trafalgar Square donde nos hicimos las primeras fotos. Desde allí, en 10 minutos estábamos cruzando el Puente de Waterloo, donde nos retratamos con el London Eye de fondo, el Big Ben y el parlamento. Paseamos por la otra orilla y volvimos a cruzar hacia el lado norte por el puente de Westminster. Alguna foto más a la puerta de la famosa Abadía y tras un buen desayuno, subimos rumbo a Buckingham Palace, donde aprovechamos para hacernos un buen montón más de fotos. Una vez contemplado el famoso palacio de la reina (que no estaba, pues la bandera no ondeaba en lo alto del mástil) partimos dirección Picadilly, donde aprovechamos para agotar la batería de la cámara y realizar alguna compra. Entre esas compras el nuevo disco Forevermore de Whitesnake en una edición limitada con un libro, posters, pin y bonus tracks. Una maravilla más para nuestra discoteca personal.


Luego nos subimos a un Double Decker, el típico autobús londinense de dos pisos para ir hasta Candem, donde visitamos más tiendas y aprovechamos para comer. Antes de volver definitivamente al hotel, una visita a la cercana tienda Metal Militia, donde me procuré algunos parches para el chaleco. Pantera, Soulfly, Ektomorf, Sacred Reich y Slayer entre otros han pasado a decorarlo.

Vuelta definitiva al hotel. Siesta reparadora, ducha y al concierto.

Detalle del cartel con la programación de la sala.

Llegamos un poco antes de las seis de la tarde para acudir al exclusivo Meet & Greet. Fuimos de los primeros en entrar e incluso entrevistaron a mi chica a la puerta con cámara en mano. Quizás algún día nos veamos en un DVD.  Eramos los únicos españoles presentes en la fiesta y no encontramos a nadie que no hablara inglés, aunque no estoy seguro del todo de que fuéramos los únicos no británicos allí.

Llevé todos mis cd's oficiales de Wolfsbane para traérmelos firmados. Los preciosos vinilos se quedaron en casa, no son cómodos para viajar, aunque me hubiera encantado ver las caras de la banda al ver tanta rareza que he acumulado en todos estos años. De todas formas ahora tengo 13 cd's, el DVD y una camiseta firmados por todo el grupo.

Con toda la banda

Tras las firmas y fotos, llegaba la hora del concierto.

continuará ...

Haciendo click en las imágenes se pueden ver a mayor tamaño.
La segunda parte aquí
English version here

viernes, 8 de abril de 2011

Burglar Fest: échales un cable a The Punishers.

A principios de año, una noticia nos sorprendió a todos los que seguimos el rock asturiano. A uno de nuestros grupos emblemáticos, a los ovetenses THE PUNISHERS, les habían "limpiado" el local de ensayo.

Alguien se pasó por allí una noche y se llevó casi todo el material de la banda, guitarras, bajos, amplis, etc. Un enorme golpe en la línea de flotación de la banda que casi les hace arrojar la toalla en esto del rock. Los amigos de lo ajeno se llevaron material por valor de más de 3 millones de las antiguas pesetas.

Fue entonces cuando The Punishers se dieron cuenta de que no estaban solos en esto, y que una vez más la solidaridad de los músicos asturianos iba a quedar demostrada con creces.


Inmediatamente a alguien se le ocurrió la celebración de un Festival para recaudar fondos para la banda y que así, con el dinero que se recaude, no partan de cero de nuevo en la compra de material.

Son muchos los grupos que se ofrecieron y al final no van a poder estar todos porque sino el festival sería eterno. El evento tendrá lugar en el antiguo Whipoorwill ovetense, en la llamada ahora Sala Kandela mañana sábado 9 de Abril a partir de las 19:00 horas. La entrada costará 10 euros e irá a parar de forma íntegra a la banda.


Entre los que van a actuar, además de los propios The Punishers, que lo harán con instrumentos prestados, estarán grandes nombres del rock asturiano. Los ahora separados Amon Ra y Mcoyson se reunirán para la ocasión. Los mierenses Helltrip y Dogfight no se lo podían perder, si hay alguien bueno en esto del rock en Asturias son ellos y probablemente deleiten a la audiencia con temas nuevos. Por supuesto estarán los hermanos Hangin' Balls. El llevar años en el circuito garitero astur, les ha hecho coincidir sobre los escenarios con bandas de todos los estilos, así que además de los citados, que musicalmente pueden estar más o menos cercanos, estarán otros con músicas muy distintas como lso durísimos Posession, los cachondos Freddie Fano Y Los Marijuana Trío, y los también carbayones Las Nurses.


En fin, una cita especial en la que cada grupo tocará al menos un par de temas y que será algo muy especial y por una razón más que justificada.

Ojalá algún día se vuelva a ver algo así de grande pero más por capricho que no por tener que apoyar a una banda a la que últimamente persigue la desgracia en lo personal.

Yo no voy a poder estar, pero The Punishers saben bien que siempre les estaré apoyando aunque no esté presente. La fatal coincidencia con el concierto de Wolfsbane en Londres, para el que tengo todo reservado hace meses me impedirá acudir a la cita, pero espero que si estás leyendo esto, lo hagas por mí.

© Larry Runner 2011

martes, 5 de abril de 2011

Crónica Guitar Fest 2011. Oviedo, 25.03.2011

Guitar Fest 2011.
Tony Hernando + Jeremy Colson + Mattias IA Eklundh
Sala Tribeca, Oviedo.
Viernes 25 de Marzo, 2011.
Entrada: 15.-€ (Anticipada), 18.-€ (Taquilla)

Miedo de me daba acudir al Guitar Fest que por iniciativa de la academia ovetense de guitarra AGM que dirige el por todos conocido Pablo García de Warcry visitaba la capital asturiana.

Y digo miedo porque lo que yo creía que se avecinaba era un aburrido clinic de esos enfocados a alumnos aventajados en el que los que los ponentes se empiezan a liar explicando temas técnicos ante la atenta mirada de músicos y caras extrañas de los que no lo somos.

Y es que acudir a este tipo de eventos, tengo que decir que no es lo mío. Si son cerca de casa gratis y no hay nada mejor que hacer pues uno asiste, aunque solo sea por curiosidad. Pero en la mayoría de los casos, si aquello se alarga un poco, acaba siendo tedioso como lo puede llegar a ser cualquier video instructivo para alguien que no pretende aprender a tocar un instrumento.

Cuando llegamos a la Sala Tribeca y vimos el público ya pensamos que estábamos fuera de lugar. En la pequeña Sala, que presentaba media entrada, nos vimos rodeados de la “creme de la creme” del metal, que no del rock, asturiano.

Entre los asistentes pudimos ver a los Warcry al completo, a Ramón y Dani de Avalanch, a gente de Absentia, Vendaval, Edén, Omenomejodas, The Burning Lust ... en definitiva a un montón de músicos de nuestra región, y cuando esto ocurre es reflejo de que lo que se avecina es un espectáculo es de alto nivel. Solo recuerdo una ocasión en la que haya visto más músicos presentes en un acto, y fue hace ya unos cuantos años cuando Jeff Scott Soto visitó Langreo.

Abrió la noche Pablo García, que salió antes de la hora fijada para el comienzo del espectáculo, y que o bien no estaba anunciada su presencia o bien yo no me enteré. El caso es que me perdí el espectáculo del de casa.

Mattias IA Eklundh, un lujo

A la hora señalada, salió a escena el primero de los virtuosos anunciados para la noche, el sueco Mattias IA Eklundh de los Freak Kitchen.

Su Freak Guitar Show fue lo esperado, explicaciones técnicas y canciones con bases grabadas a las que incorporaba su guitarra. Cuarenta minutos dirigidos integramente a músicos en los que interpretó cortes de todo tipo de estilos y de los que no somos duchos en la materia poco pudimos sacar en limpio. De todas formas, hay que decir que a pesar de ser un clinic lo hace muy ameno e incluso se me hizo corto. Interpretó temas de sus diferentes discos en solitario. ¡Hay que ver lo rápido que se puede llegar a tocar La Bamba!. Al final muchos aplausos. Creo que no decepcionó a nadie.

Era la primera vez que veía a Tony Hernando en solitario. La verdad que tampoco tenía muy claro lo que iba a ver en vivo y me sorprendió gratamente. Y es que lo que nos esperaba en la siguiente hora y media iba a estar realmente bien.

Para empezar, nada de hacer otro clínic. Ahora íbamos a ver un concierto en toda regla. Tony se presentaba con una gran banda acompañándole. A la batería el tercer figura del cartel, el americano Jeremy Colson, el guitar-hero vallisoletano Chema Herrero a la guitarra rítimica y al bajo el madrileño Josele Megía.

Durante más de una hora disfrutamos de su show en el que hubo cabida para todo tipo de estilos desde el thrash metal más duro al blues y en el que Jeremy Colson ya nos dejó boquiabiertos por la brutal pegada. Maldigo no estar más al tanto de la carrera en solitario de Tony Hernando, porque ya hubiese sido demasiado conocer todos los temas. De todas formas a esto pondremos remedio y la próxima vez que lo veamos en una gira como ésta, que supongo que la habrá, disfrutaremos aún mas. Genial.

Por cierto, atención al disco que se avecina de Chema Herrero en solitario.

Jeremy Colson, sencillamente espectacular. © Sergio Blanco

Para terminar la noche Jeremy Colson, tirando de iPod, impartió un pequeño clinic teniendo como base temas de Steve Vai y Marty Friedman, dos de los muchos músicos con los que ha colaborado en su ya larga carrera como batería.

En definitiva, una velada amena, mucho mejor de lo esperada, y en la que los protagonistas nos demostraron de forma fehaciente, que el virtuosismo no tiene porqué estar reñido con la diversión.

Quiero desde aquí agradecer a los responsables de AGM y promotores de este evento, Alba y Pablo su esfuerzo y dedicación en trabajo, tiempo y dinero. Espero que les haya compensado porque además de que se lo merecen, ya egoístamente hablando, si todo ha salido bien, es fácil que haya más como ésta. Gracias de corazón.

Si vuelve a venir un Guitar Fest por estar tierras, no me lo perderé. 


© Larry Runner 2011

Haciendo click en las imágenes se pueden ver a mayor tamaño.