jueves, 18 de marzo de 2010

Crónica concierto: BLAZE BAYLEY. Santander 15.03.2010

BLAZE BAYLEY + NASTY TENDENCY
Sala Heaven DC, Santander.
Lúnes 15 de Marzo de 2010
Entrada: 10/13.-€

Hace unos años algunos hubiesen matado por hacerse una foto con él o por un autógrafo suyo. Hoy en día, muchos de aquellos que le idolatraban le han dado la espalda, simplemente ya no está en una de las más grandes bandas del planeta.

Pese a todo, Blaze Bayley a día de hoy mantiene una base de fans fieles a lo ancho y largo del mundo, capaces de comprar el material con un pre-order incluso antes de entrar al estudio a grabarlo. Confiando en él, demostrando que su admiración está por encima de todo y que, a pesar de no estar ya en aquella gran banda, para ellos siempre será un número uno.

Atrás han quedado los años de desgracias, de problemas constantes, de esas fatalidades que te llegan a veces porque te las buscas y a veces porque la vida te las trae. Atrás ha quedado una más que dolorosa viudedad, superada gracias al cariño de los que le rodean, su banda (la mejor desde que emprendió carrera en solitario), sus fans y su nueva compañera.

Atrás quedaron sus problemas con su compañía. Ahora cuenta con un sello propio, al que no le va mal vendiendo a través de internet, en contacto directo con la gente, sin intermediarios que se lleven parte del pastel, dejando los productos a precios asequibles para no sangrar a sus fieles. Le encanta el contacto con la gente, y ello queda más que patente en los conciertos como el vivido en Santander, donde firmó discos y sacó fotos con todo aquel que quiso, antes y después de su fabulosa actuación. Y es que, para los que somos fans de Blaze Bayley, lo del pasado día 15 fue de lujo.


Vaya por delante mi perplejidad al ver que el concierto era de lunes. En estos tiempos que corren, donde la palabra crisis nos persigue por más que lo queramos evitar, montar una actuación de este calibre de lunes es echarle valor. Pero haya crisis o no, el heavy metal no va a parar, y ello quedó más que demostrado en la Sala Heaven D.C. de la capital cántabra donde se celebró el concierto.

Abrieron la noche los italianos NASTY TENDENCY, banda telonera que acompaña la gira de Bayley en sus fechas españolas e italianas. Habían estado hace unos meses en Santander, en esta misma sala, teloneando a LA GUNS, en una gran noche que contó con la presencia también de la banda de MANUEL SEOANE.

En aquella ocasión vimos a una banda bastante verde, aunque la audiencia fue con ellos receptiva, más que nada porque al frente del grupo estaba una guapa rubia que, a día de hoy, desgraciadamente ya no está con ellos.
Ahora de la voz se ocupa un barbudo fortachón con el nombre de Ash, pero en Santander nos quedamos con las ganas de verle, pues unos problemas en su garganta nos privaron de su presencia sobre el escenario. Ante tamaña fatalidad, la banda, a modo de trío, se subió al escenario y tocaron algunos temas encargándose de la voz su bajista RAFF y su guitarrista JOHNNY CURLY. El resultado podemos decir que fue “poco brillante”. Media hora de actuación ante la indiferencia de la inmensa mayoría de la audiencia, donde como buenamente pudieron descargaron algunos de sus temas como el himno STAY HEAVY, JAILBREAKER, PLAY IT LOUD, SPIDERS o INTO THE FIRE, único tema que conocía de haberlo escuchado en su myspace. Destacaría de la banda a su batería, una bestia de esas que parece que en cualquier momento puede romper uno de los parches. Menuda pegada tiene el señor CLAUDIO. Para mi gusto, a la banda le hace falta una segunda guitarra como el comer, su música suena hueca en muchos de los momentos. Otra solución sería un bajo más distorsionado, un bajista que sumara más, pero aún así, creo que no vendría mal un segundo guitarrista, ya que sus rítmicas son realmente brillantes, pero los solos... dejémoslos en flojitos.
Tras la actuación de los italianos llegaba el momento esperado, el que arrastró hasta Santander a lo mejor del metaleo cántabro y también a algunos asturianos y vascos con ganas de fiesta a pesar de ser lunes, con ganas de ver a un grandísimo BLAZE BAYLEY y a su excelente banda.


Abrieron con MADNESS AND SORROW, segundo corte de su nuevo album PROMISE AND TERROR. Este tour se hace para presentación de este album, con lo cual, esperábamos que sonasen unos cuantos temas del trabajo, y así fue.  Cinco fueron los cortes interpretados del nuevo trabajo. Además de la citada, escuchamos CITY OF BONES, la brillante 1633 y la para mí mejor canción del disco, FACELESS.  Eché mucho de menos GOD OF SPEED, aunque LETTIN GO OF THE WORLD en directo se hizo realmente especial, y es que fue el único de los temas tocados en vivo que forma parte de la segunda mitad del disco. Temas que cuentan con letras de corte intimista, que enfocan de pleno los últimos acontecimientos que rodearon la vida de Bayley.


De todas formas, el show gira más en torno a su anterior album, THE MAN WHO WOULD NOT DIE. Tras la inicial MADNESS AND SORROW ya soltaron un corte de este disco, VOICES FROM PAST y tras CITY OF BONES sonó otro pildorazo, BLACKMAILER. WAITING FOR MY LIFE TO BEGIN, fue otra de las interpretadas de este disco.

Tras el BLOOD & BELIEF, llegó la única canción de su exitoso primer album SILICON MESSIAH. El tema en cuestión fue THE BRAVE, a pesar de las peticiones que llegaban desde la audiencia para que interpretara BORN AS STRANGER. Así transcurrió la primera hora de show.


Entre tema y tema se tomó algún corto descanso donde aprovechaba para dar una y otra vez las gracias a los presentes por haber acudido en un inglés claro y calmado, como en el suele ser habitual siempre que está fuera del Reino Unido y para que lo entienda el mayor número de gente posible. Es de agradecer esta postura y ojalá otros se aplicaran el cuento, que no todos somos del norte de Londres o del sur de California, no todos los habitantes de la tierra hablan inglés fluido, y menos aquí.


La segunda parte del show fue la de romper. De mano tres temas de su época Maiden. LORD OF THE FLIES fue la primera con con el guitarra solista NICO BERMUDEZ haciendo el solo como hiciera JANICK GERS en aquel X-FACTOR TOUR del 96. Tras ella llegó MAN ON THE EDGE, otro mágico tema del X-FACTOR que Blaze presentaba como tema del VIRTUAL XI y que fue entonces mismo corregido por el bajista DAVID BERMUDEZ. Simpático fue el error, mas si tenemos en cuenta que de los tres temas interpretados de Maiden, este es el único firmado por Blaze. La última sí fue del VIRTUAL XI y fue THE CLANSMAN. Nos pusimos morados cantando aquello de “freedooooooom”.


Tras la sesión Maiden llegaron THE MAN WHO WOULD NOT DIE y ROBOT, otras dos de su anterior disco. Fue lo último antes de un brillante bis que cerró la noche con un brutal KILL AND DESTROY.

Una noche intensa, con muchas canciones, dieciocho, sin solos de ningún tipo para rellenar que te rompan el ritmo de la fiesta. El buen hacer de los músicos quedó más que patente durante el show sin tener que demostrarlo de forma individual. Si bien NICO BERMUDEZ se encarga de casi todos los solos, JAY WALSH, el otro guitarrista es una máquina de hacer rítmicas duras y en los escasos momentos para el lucimiento cumple con creces. DAVID BERMUDEZ, al bajo, es tras Blaze, el que más interactúa con la gente, el más espectacular, las fotos lo demostrarán. Atrás LARRY PATERSON es una máquina perfecta y un genial relaciones públicas fuera del escenario.

En definitiva, una noche para recordar.


Texto: Larry Runner
Fotos: Sergio Blanco

© Larry 2010.

Para ver la publicación de esta crónica en la revista Rock Brigade, hacer click aquí


jueves, 4 de marzo de 2010

BRAINSTORM + ABSENTIA. Gijón 26.02.2010. Crónica


Si bien los precedentes parecían indicar que veríamos a Brainstorm y Absentia en familia, al final nada más lejos de ello. La noche anterior la banda alemana, en la capital de España congregaba a poquísimo público, eso, a pesar de que los Supra de Leo Jiménez aparecían como telonero. El proyecto de Leo no sirvió como reclamo, algo que no sucedió en Asturias con la banda invitada. Como disculpa, podríamos poner que Brainstorm estuvieron hace pocos meses en Madrid, en la Heineken y con Primal Fear.

Apenas dos días antes de un partido Oviedo - Sporting B que vierte ríos de tinta en la provincia llenando páginas en prensa, llegando incluso a ser reclamo de programas televisivos nacionales como El Día Después de Canal +, una banda de la Capital, congregaba a un buen montón de ovetenses en terreno rival.

ABSENTIA, banda de Oviedo, presentaba como banda invitada de la noche su primer disco, HEAVEN STILL BURNS. Cuando salieron a escena el ambiente de la sala era aún frío, con poco público, pero a medida que fue avanzando su hora de actuación, la gente fue llegando, hasta hacer que el aspecto que presentaba la Sala Albéniz fuera realmente digno. Comentamos esto, porque ultimamente atreverse a montar un evento de este tipo en Asturias es algo realmente arriesgado, solo apto para promotores muy valientes. En los últimos tiempos las salas asturianas no se llenan si no es en eventos gratuítos. La gente no acude, o bien por comodidad, o porque muchos en este momento no pueden, pues el paro está azotando la región ante la pasividad de nuestros políticos. El bolsillo de muchos metaleros o está vacío, o muy justo para llegar a fin de mes.

Por tanto, el primer triunfador de la noche fue la audiencia, que acudió a pesar de las adversidades, a pesar de la crisis y a pesar de que al ser viernes, la combinación de transporte público para regresar a algunos de los principales núcleos urbanos de la región como Mieres o Langreo simplemente no existe. Si te vas a Gijón a un concierto, para regresar luego, tienes que vagar unas cuantas horas por la ciudad esperando que salga ya al amanecer el primer tren o autobús. Otra de esas cosas que tenemos que “agradecer” a nuestros mandatarios. Eso sí, la distancia no fue impedimento para que en la sala se pudiese escuchar a gente hablar con acento gallego, me consta que había un buen puñado de fans de Brainstorm que venían de la comunidad vecina.

Y es que por Asturias ultimamente pasan muchísimas bandas, pero de hard rock, de death metal, de hardcore, de cualquier estilo extremo, pero de lo que es heavy metal, de eso que los más jóvenes llaman Old School, como gritaba uno entre el público ya ni nos acordábamos. Y es que BRAINSTORM hacen eso, Heavy Metal de alto octanaje, de ese que te hace menear la cabeza sin parar y que al día siguiente por la mañana cuando te pones a escribir unas líneas, te hace llevar la mano al cuello para intentar masajearlo.

Desde su comienzo con FORSAKE WHAT I BELIEVED, el tema que abre su último trabajo MEMORIAL ROOTS, aquello fue un no parar de meneo de cuello. Al tema de apertura, sin pausas, le siguió el que para mí es el mejor tema de su, para mí, mejor disco, THE LEADING, del album SOUL TEMPTATION de 2003. Tras ello, un Andy B. Franck, muy bromista durante toda la velada, nos daba las buenas noches y las gracias por estar presentes.
BLIND SUFFERING, de METUS MORTIS, el album que les hizo famosos en nuestro país, fue el primer bombazo de la noche e hizo enloquecer a los presentes. En SHIVER y luego con SHIVA’S EYES, el estupendísimo vocalista se lució de lo lindo, acompañado en todo momento de los coros de sus guitarristas Torsten Ihlenfeld y Milan Loncaric, que además estuvieron impecables durante toda la noche alternándose en los solos. Las ovaciones del público tras cada canción se veían recompensadas con púas y con las amables palabras que tuvo el frontman para con la audiencia durante todo el concierto. Otro de los momentos álgidos fue WORLDS ARE COMIN’ THROUGH, ahí casi sale disparada alguna cabeza con tanto headbangin’. Fuerza, contundencia, heavy metal del de siempre.

Así uno tras otro se fueron sucediendo los temas hasta casi hora y media de actuación, cerrando de forma magistral con INTO THE FIRE, la presentación de la banda y un HOW DO YOU FEEL que sonó atronador.

Se nos hizo corto, muy corto, buena señal. Ojalá tengamos más oportunidades de volver a verlos en directo. En Gijón dejaron una huella imborrable. Y yo, además de hacerme fotos con ellos, aproveché para que me firmasen su último trabajo y mi disco favorito.

Puedes ver la crónica con más fotos en la web de Rafa Basa.

© Larry 2009