martes, 30 de diciembre de 2008

Al Debalu nº7. Diciembre 2008


Crónica del concierto de Alter Bridge en Barakaldo publicada en el nº 7 de la revista Al Debalu (Diciembre 2008) con fotos de Xurde Margaride.


lunes, 15 de diciembre de 2008

Crónica concierto: LIZZY BORDEN + The Mirage. Palencia. 13.12.2008


Por Larry Runner.

Gran fin de semana el vivido en Palencia. Eso sí, con un viaje de ida de lo más accidentado. Salimos a las diez de casa, rumbo a Mieres, donde habíamos quedado con unos amigos de Gijón que venían por la autovía minera. En cuanto llegaron llevamos el primer sobresalto. Habían visto que en los paneles de la AS-I se informaba de que la autovía del Huerna estaba cerrada en el PK.102.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Crónica concierto: ALTER BRIDGE + Logan. Barakaldo, Ju. 04.12.2008

Grande fue el sacrificio para poder ver por primera vez a ALTER BRIDGE. Fue una dura jornada, de casi veinticuatro horas entre el trabajo, el desplazamiento de ida, el concierto y el viaje de regreso. Pero el esfuerzo bien que mereció la pena.
Sin duda alguna hemos visto a una de las mejores bandas del momento en vivo. Disfrutamos también, y lo podemos decir sin temor a equivocarnos de la voz de  uno de los cantantes más sobresalientes del mundo en la actualidad.

La barakaldesa Sala Rock Star Live nos recibía de forma fría. Menos público que en Madrid y más o menos a la altura de Barcelona, aunque la asistencia de espectadores no fue tan baja si tenemos en cuenta que era jueves, día laborable, lo que siempre coarta un poco, sobre todo a la gente que es de fuera.
Abrieron la gran velada los escoceses de Glasgow LOGAN. Hacen un rock clásico, muy cercano al estilo de Alter Bridge, con algún toque grunge. Para llevar en este negocio ya cinco años y estar girando sin parar, los encontré demasiado estáticos en el escenario. Suenan bien, pero les faltan canciones. Hoy en día no basta con tocar bien, o ser un gran virtuoso, estudiosos del instrumento hay muchos. Intérpretes buenos, como en cualquier oficio los hay a patadas. Hay que dar algo más, se necesita componer buenas canciones. Temas que se queden en la cabeza de la gente, que los oigas y vayas cantando cuando te vas al trabajo con la música en el coche o en el iPod. Eso lo tienen los protagonistas de la noche, Alter Bridge.  Logan, de momento, carecen de ello.
Alter Bridge se comieron a los teloneros en apenas treinta segundos. Abrieron con una “Come to life” más cañera que en disco y continuaron con una “Find the real” también más agresiva de la que puedes oir en la apertura de su primer disco “One Day Remains”. Dos buenas andanadas para ponernos sobre aviso sobre la hora y media que nos esperaba.

Tras estos dos cañonazos de entrada, llegó el primer medio tiempo de la noche, la preciosa “Before tomorrow comes”. Hubo tiempo para todo, para los temas nuevos de “Blackbird” y para los del primer álbum, alternándolos de forma maestra. Intercalando temas rápidos con medios tiempos y baladas de forma magistral.
Sonaron sus canciones más veloces como “Ties That Bind”, pero donde más brillaron fue en los temas más tranquilos, aunque algunas de las canciones en el directo ganan un punto de velociad y de energía que incluso hicieron que la preciosa “Open Your Eyes”, sonase más rápida que en disco. Por cierto, con esta canción la audiencia colaboramos directamente, haciendo coros tal y como nos iba indicando Myles desde las tablas. Fue uno de los momentos cumbre de la actuación.
Myles Kennedy con guitarra al hombro en el centro del escenario, lleva el peso de la banda y se muestra como un excelente frontman. En dos ocasiones nos puso los pelos de punta, saliendo en solitario, con guitarra acústica para dar descanso al resto de la banda. La primera vez fue con “Watch Over You” y la segunda casi al final, haciendo una demostración de sus dotes como vocalista con el blues “Mud Bone”.
El momento más especial de la noche fue cuando llegó “In Loving Memory”. Preciosa canción de amor dedicada a la desaparecida madre de Mark Tremonti, el guitarrista. Durante la canción pudimos apreciar que el bueno de Mark lo pasa mal para poder interpretarla, con la mirada perdida. El tema es tan emocionante que en su anterior visita no la interpretaban. Si nos emociona a nosotros no queremos llegar a pensar lo duro que tiene que ser para Tremonti. Nosotros le agradecemos el esfuerzo. Probablemente es una de las mejores baladas que hayamos escuchado en nuestra vida.
Sonaron casi todas, “Metalingus”, “One Day Remains” “Broken Wings” y la contundente “White Knuckles”. Todo aquello que queríamos escuchar. Interpretadas de manera sensacional por Myles Kennedy, Mark Tremonti a la guitarra solista y coros, Brian Marshall al bajo (en algunas ocasiones me recordaba a Trujillo por cómo situaba su instrumento, casi a la altura de las rodillas) y Scott Phillips a la batería.

Cerraron con “Rise Today” y nos quedamos allí, tristes porque se había terminado. La hora y media se nos hizo corta, diecisiete temas y teníamos la sensación de que había durado poco. Buena señal y reflejo de que habíamos visto un gran concierto. Una gran banda, que ojalá vuelva pronto. Se habla de dos años para su regreso a escenarios ibéricos. La espera se nos va a hacer eterna.
Queremos desde aquí dar las gracias a GMF Concerts por el enorme esfuerzo que nos consta que han tenido que hacer para traer a la banda por segunda vez. Esperamos y deseamos que no sea la última visita de los de Orlando, y que en el próximo tour podamos volver a disfrutar de tan magno evento. No todos los días vemos conciertos de tan alto nivel.

Texto: Larry Runner

© Larry Runner 2008

viernes, 28 de noviembre de 2008

Rock Brigade. Nº 261. Noviembre 2008

Crónica del Wacken 2008,  publicada en Rock Brigade (Brasil) en Noviembre de 2008 con fotos de Sergio Blanco cubriendo el reportaje.




Haciendo click en las imágenes se pueden ver a mayor tamaño.


Vínculos relacionados:

Crónica Wacken 2008
Crónica concierto de Avantasia en Wacken 2008

jueves, 14 de agosto de 2008

Crónica concierto: AVANTASIA. Wacken, Germany. Viernes 01.08.2008


AVANTASIA
WACKEN OPEN AIR
Wacken, Holstein, Alemania Viernes, 1 de Agosto de 2008
Entrada: 99.-€

Narro aquí lo que fue el concierto de Avantasia en sí mismo. Fue muy especial y necesitaba un espacio propio, ya que me parecía que no estaba bien incluirlo con tantos detalles en la crónica del festival para no alargarla más de lo previsto. Así viví yo el concierto de Avantasia.


LOS PROLEGOMENOS
Avantasia, la ópera metal más grande de la historia fue concebida en su día como un proyecto de estudio, que jamás sería llevado al directo por su grandilocuencia y porque la cantidad de medios que en el disco se empleaban hacían inviable el representarla en vivo.

Esa fue siempre la idea de los dos cerebros responsables del proyecto, Tobías Sammet y Sascha Paeth. Nunca se plantearon llevar a un escenario la historia porque simplemente tomar un papel y empezar a hacer números les agobiaba.

The Scarecrow, la tercera entrega de Avantasia contaba en nómina con la friolera de catorce músicos de prestigio, cada uno de ellos inmerso en giras y grabaciones con sus diferentes grupos que es de lo que realmente viven, y no de colaborar en un disco que solo una mente inquieta como la de Tobías Sammet puede llevar adelante.


Las dos entregas partes anteriores habían tenido relativo éxito. Ambas se las cocinó Tobías en solitario. Tirando de amigos publicó dos discos realmente buenos, pero Nuclear Blast vio que había potencial y que se estaba de alguna manera desaprovechando. Así que puso a Tobías en contacto con el genio dle estudio Sascha Paeth (Heaven's Gate) para comenzar a trabajar con la tercera entrega, The Scarecrow, publicado éste año y que será sin duda uno de los mejores discos de este 2008. El álbum en estos tiempos de internet está cosechando un volumen de ventas considerable.

Todo era felicidad “en el reino” Sammet - Paeth. La jugada había salido de forma magistral y además del álbum han editado un par de ep’s con algunos temas inéditos y colaboraciones de prestigio como la de Bob Catley de Magnum.

Entonces alguien llegó a complicarle la vida al exitoso dúo. Los responsables de Wacken ya entonces cuando se enteraron de lo que Tobías y compañía estaban preparando en el estudio, tentaron a la pareja para que llevaran el proyecto al directo, algo que jamás se les había pasado por la imaginación y para lo que nunca había sido concebido.

Hicieron números y se los presentaron al festival. Y los grandes de Wacken les dieron el sí y les ofrecieron ser la estrella del cartel de uno de los días del festival. Casi nada. Solo Iron Maiden iban a estar por encima en el cartel plagado de estrellas del Wacken 2008. A Tobías y Paeth les empezaban a temblar las piernas.


Una vez comenzados los ensayos, contactando con muchos de los músicos de The Scarecrow, pensaron que ya metidos en harina, se podían hacer algunas fechas más en ciudades donde la infraestructura lo permitiera. Así que previamente a éste concierto de Wacken han tocado en algunos grandes festivales. En España la cita se canceló. Seriedad en este país: cero.

Y por fín llegó el momento culmen, Wacken, de donde partió la idea del directo. 75.000 exigentes metalheads frente al escenario. No se podían permitir errores. Y no se cometieron porque al fin y al cabo las 11 fechas anteriores han servido para que las piezas del engranaje llegaran lo suficientemente rodadas para convertir la noche del viernes en una noche inolvidable que algunos hemos tenido la fortuna de presenciar.


EL CONCIERTO
Tras una breve intro a oscuras, se hizo la luz y aparecieron los músicos interpretando los acordes del tema que abre “The Scarecrow”. “Twisted Mind” fue recibida con júbilo por el público de Wacken que abarrotaba el recinto como pocas veces se había visto en la historia.

Tobías Sammet con gafas de sol y sombrero de cowboy, ocupaba el centro del escenario, con Sascha Paeth en la guitarra a su izquierda, Oli Hartman a la otra guitarra en una esquina y el bajista Robert Hunecke al otro extremo.

En la parte de atrás a la derecha veíamos a Miro Rodenberg a los teclados y a la izquierda a las chicas de las voces, ni más ni menos que Amanda Somerville y la guapísima Cloudy Yang. Al fondo el batería de Edguy Felix Bohnke se escondía detrás de un impresionante set. En el lp Eric Singer, batería de Kiss es el encargado del instrumento, pero los constantes compromisos con su banda hicieron inviable su presencia. Jorn Lande ocupó el lugar del Kamelot Roy Khan en ésta canción y se convertiría en uno de los protagonistas de la noche.

La maravillosa “The Scarecrow” que da título al álbum fue la siguiente. Los problemas con la voz de Jorn Lande deslucieron en parte el espectáculo. Si bien el sonido salía a través de los monitores, a la audiencia no le llegaba a través del equipo. Una pena, aunque no fue óbice para que se vivieran momentos emocionantes. El solo vino a cargo de Oli Hartman.

La rápida “Another Angel Down” echó por tierra las previsiones de ver tocar “The Scarecrow” de forma íntegra y seguida. Oli Hartman se encargó de nuevo del solo.

El “Prelude” del Avantasia I nos llevó a “Reach Out for The Light”, donde André Matos apareció para ocupar su lugar en el papel de Elderane, el Elfo. Esta vez los solos llegaron por parte de los dos guitarristas. Tobías Sammet ya eufórico para ese momento ante la respuesta del público, ondeó con fuerza la bandera de su país.

“The Story Ain't Over”, tema de uno de los dos mini-cd’s que se publicaron con el título de “Lost In Space” fue la siguiente, con el veterano Bob Catley vocalista de Magnum cantando sus partes como en el disco.

“Shelter From the Rain” nos volvió a “The Scarecrow”, en esta ocasión con Bob Catley y André Matos presentes. El brasileño se ocupó de las partes que en el disco interpreta Michael Kiske, que no quiso colaborar en la mágica noche. Sascha Paeth hizo el primer solo y Olli Hartman el segundo. De nuevo hubo problemas con uno de los micros, en esta ocasión con el de André Matos, lo que deslució una vez más el momento. Una pena.


“Lost in Space” fue otro momento mágico con los casi 80.000 presentes completamente entregados. 

“Avantasia” llevó la locura. No hacía falta presentarla. Tobías para entonces ya vestía con una guerrera del ejército alemán, como las muchas que se venden allí y de las que más de uno nos hemos traído de recuerdo. Nos hartamos de cantar el pegadizo estribillo. Quizás se haya convertido en el tema más famoso de la trilogía sin ser para nada el mejor.

La floja “Serpents in Paradise” el tema que más suena a Edguy, nos devolvió a Jorn Lande al escenario, que también estuvo presente en la siguiente “Promised Land”.

Para de “The Toy Master” se había especulado hace meses con la posibilidad de que Alice Cooper pisara el escenario. Pero en el meet & greet de la tarde estaban presentes todos los músicos de la noche y la leyenda americana no había hecho acto de presencia. De todas formas hubo sorpresa, y ésta llegó al hacer acto de presencia el maestro de la guitarra Uli Jon Roth. Tobías cantó las dos voces con la chistera puesta.

Pero sin duda el momento más emocionante de la noche llegó con la fabulosa “Farewell”. Amanda Somerville tuvo un papel estelar en ese momento, y Wacken se convirtió en un mar de brazos moviéndose al compás de la música. Espero que la imagen no se me borre jamás de la cabeza. Uno de los momentos más emocionantes que he vivido en un concierto en toda mi vida. Tobías Sammet no pudo reprimir las lágrimas. Impresionante la imagen de la audiencia iluminada y completamente entregada.



El fin de fiesta fue con el medley “Sign of the Cross / The Seven Angels” con André Matos, Bob Catley, Uli Jon Roth y Jorn Lande presentes y disfrutando. Alucinante ver a todos los vocalistas en una pasarela alta al fondo sobre la cabeza de Félix Bohnke, Amanda Somerville incluída, aunque todos ellos acabaron bajando para rodear a Tobías en un final realmente apoteósico.

Inolvidable.

Set-list:

Twisted Mind 
The Scarecrow 
Another Angel Down 
Prelude/Reach Out for the Light 
The Story Ain't Over 
Shelter From the Rain 
Lost in Space 
Avantasia 
Serpents in Paradise 
Promised Land 
The Toy Master 
Farewell 
Sign of the Cross / The Seven Angels

Texto y videos: Larry Runner
Fotos: Sergio Blanco

Crónica completa de Wacken 2008 haciendo click aquí.

© Larry Runner 2008.

Blog que en su día se publicó en myspace y se ha perdido por la red.  Lo he recuperado ahora del fondo de mi disco duro. El tiempo ha hecho que por fin sea presentado de una forma más digna.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Crónica Wacken 2008

WACKEN OPEN AIR
Wacken, Holstein, Alemania 31 de Julio a 2 de Agosto de 2008
Entrada: 99.-€
THE DAY BEFORE
Por cuarto consecutivo acudimos al WACKEN OPEN AIR, el Festival de Heavy Metal más importante del mundo. ¿Quién dice que es el Festival de Metal más importante? Yo podría afirmarlo, pero quizás no conozca tantos festivales como para permitirmelo. Pero sí lo pueden decir los que lo hacen año tras año, las estrellas más importantes que pasan por sus escenarios. Este año, por ejemplo el mismísimo BRUCE DICKINSON.

domingo, 30 de marzo de 2008

Road Report. TURISAS + NORTHER. Berlín, Sala Kato 23.03.2008. Crónica y fotos

By Larry Runner.

Ver a Turisas siempre es algo especial. No hay grupo como ellos. Los vi en Wacken el verano pasado y quedé prendado para siempre de su música. En la Wet Stage del festival disfruté de lo lindo con los finlandeses. Allí, acudí a aquel concierto épico, en el que la audiencia más bien parecíamos una horda de soldados dispuestos a la batalla.

Y es que en los conciertos de Turisas la gente se convierte en guerrera, pues sus canciones son al fin y al cabo, eso, cánticos de guerra vikinga que hacen que sin darte cuenta te metas en ellos y acabes coreando todos y cada uno de los estribillos.


Tras verlos por primera vez allí, estando de vacaciones en Berlín unos días, y sabiendo que tocaban, no íbamos a perdérnoslos bajo ningún concepto.


Así que tomamos el metro hasta el barrio de Kreuzberg para ir a verlos. Ya aprovechando el desplazamiento hasta aquella parte de la ciudad, lo hicimos con tiempo. Allí está el precioso puente de Oberbaumbrücke, una de esas visitas obligadas cuando vas de turista. Vimos el puente, que está apenas a doscientos metros de la Sala Kato, lugar del concierto y lo cruzamos en dirección Berlín Occidental, pues allí mismo está el mayor de los trozos de muro que quedan. Ahí todavía se pueden ver algunos kilómetros de muro, y es otra de esas visitas obligadas si quieres hacerte una foto con la mítica barrera. Allí te encontrarás los murales más míticos, esos que ves en todas las fotos cuando buscas Berlín en alguna página.
El puente de Oberbaumbrücke

El frío era intensísimo, estábamos quince grados bajo cero, pero eso no nos impidió disfrutar haciendo fotos. Jamás en mi vida he ido tan abrigado. Luego nos tomamos un buen café caliente en una cafetería cercana a la sala donde nos invitaron a las pastas, y una vez repuestos nos fuimos a la sala para disfrutar del espectáculo vikingo.

Turisas en este tour van como estrellas en el cartel, con sus compatriotas Norther como invitados. Noche tras noche se nota que la gente va a ver a Turisas. Incluso te encuentras a muchos fieles vestidos para la ocasión, con las pieles y las pinturas rojinegras. Realmente fantástico.

La Sala Kato no es muy grande, calculo que tenga un aforo para unas 600 personas. Está en un sitio realmente sorprendente, situada bajo una estación de metro elevada, la de Schlesisches Tor. Eso hace que ir sea realmente sencillo. Solo tienes que tomar la línea de metro que te acerca hasta allí y bajando la escalera ya te la encuentras. Si lloviese no tendrías ni que mojarte, del metro a la sala directamente. Tiene una pequeña cafetería a la que intentar entrar antes del concierto era poco menos que una odisea y los servicios y los camerinos están en una planta superior a esa cafetería. Sus paredes, pintadas todas de negro, hacen de ella un local oscuro pero la visibilidad del escenario es excelente. Independientemente de donde te sitúes, vas a ver bien a los músicos, que es lo importante. El servicio de bar es rápido y los precios similares a los de las salas de aquí.

La estación de Schlesisches Tor y la sala justo debajo.

La cafetería del Kato Club

Pero vamos a lo que vamos, a la actuación de Turisas.

Llevan casi un año presentando su segundo trabajo The Varangian Way. Un disco que les ha puesto en el mapa del heavy metal a pesar de su particular estilo. Comenzaron su actuación por lo que es el final del disco, The Dniepper Rapids, para seguidamente atacar con To Holmgard And Beyond. Llevan samplers para todo el tema de coros y teclados, lo que lejos de deslucir el show, le da mucha más brillantez, aunque a veces estas cosas, si no se les da el volumen adecuado, puedan hacer entrar en sospecha a algún desconfiado de que se esté haciendo playback. No es el caso.


Warlord en acción.

Pronto nos dimos cuenta de que Warlord iba justito de voz. Llevaba varios días arrastrando el resfriado, y ello unido a que están haciendo su primer gran tour, le está pasando factura al líder de la banda. Sorprende verle tan enorme en el escenario con las ropas y las pinturas de guerra tras haberle visto antes vestido de calle. Asusta sobre las tablas, sin embargo en el cara a cara es una persona supertranquila, que habla en voz baja y además bajito y delgado. Lo sé porque antes de la actuación charlamos con él.

Warlord antes del concierto.

A pesar de llevar los coros grandilocuentes del disco sampleados, en esta tarea también se esfuerzan otros miembros de la banda, sobre todo el bajista, el fornido Hannes Horma, que no para de sonreír y de arengar a las primeras filas a gritos, aunque si alguien tiene carisma sobre las tablas es el violinista Olli Vänskä.
Olli Vänskä.
A portage to the Unknown, que comienza con su acordeón la guapísima Netta hace que la gente cante con la banda en perfecta comunión, y luego con One More otra vez no paramos de cantar. Por supuesto tuvimos que ir a por otra “one more” cerveza. Y es que si te gusta la cerveza, ni que decir tiene que Alemania es el paraíso y a esas alturas del show, en la sala ya teníamos calor, nos paseábamos en manga corta, y la cerveza entraba sola.
Netta.

Tras el paréntesis que significó One more en el set-list, que hasta entonces iba conformado única y exclusivamente por temas de The Varangian Way, llegaron otros dos temas más de su álbum estrella. En esta ocasión In The Court of Jarisleif, donde Netta vuelve a brillar de forma destacada, Five Hundred And One y Miklagarad Overture, que cerró la actuación.

Hannes Horma,

Ni que decir tiene que allí silbé como un loco al lado de todos los presentes para que nos vinieran a regalar un bis, y aunque se hicieron un poco de rogar, volvieron a salir para regalarnos tres canciones más. Sahti-Waari, de su primer disco, fue la primera.

Luego nos propusieron convertir la Kato en una discoteca. Nos pidieron bailar, y a fe que la gente se animó. Rasputín, el famoso cover de Boney-M puso la sala patas arriba. Es increíble el éxito que está teniendo el single, sonando en emisoras de toda Europa central, tanto es así que Century Media va a reeditar el disco incluyendo el tema en cuestión.


Para acabar, no podía faltar Battle Metal, coreada hasta la extenuación. La despedida fue con una ovación que duró varios minutos.
En definitiva, un concierto épico, en una gélida noche que haría la vuelta al hotel aún más épica. Un concierto inolvidable, de esos que recordaré toda mi vida. Y es que la ciudad, y la Sala siempre estarán en mi corazón. 

Berlín inolvidable. Volveremos.

Vista desde el puente de Oberbaumbrücke

El premio que me traje. La púa de JussiWickström.

© Larry Runner 2008

Rock Brigade. Nº 257. Marzo 2008

Crónica del paso del Hellish Tour por la Rock Star Live de Barakaldo publicada en el número de Marzo de 2008 de la revista Rock Brigade (Brasil) con fotos de Sergio Blanco.



√ Vínculos relacionados: